Sábado, 29 de octubre de 2005

Por Wifredo Espina, periodista y ex director del Centre d’Investigació de la Comunicació de la Generalitat (DIARI DE GIRONA, 29/10/05):

Este Estatut no es para los catalanes, sino para los políticos catalanes. Lo cual no es lo mismo. No está pensado, principalmente, para los ciudadanos que oficialmente aquellos representan, sino para los que realmente los mandan. Por esto sus promotores han caído, a la vez, en la utopía, la audacia y en la miopía,

Lamento haberlo constatado y tener que decirlo. Pero hay que ser honesto con los lectores –o pretender serlo-, ya que demasiados no lo son con sus electores.…  Seguir leyendo »

Por Wifredo Espina, periodista y ex director del Centre d’Investigació de la Comunicació de la Generalitat (DIARI DE GIRONA, 29/10/05):

Nació, no; serà una altra cosa. S’hi assemblarà en la música, però no en la lletra. Tan ambigua com l’actual: nacionalitat. Però, és clar, s’ha de fer com si canviés tot, encara que no canviï gairebé res. Aquesta és la fórmula que ara diu que ha trobat el mag Zapatero. Però Zapatero enganya, primer va dir una cosa –que nació li estava bé– i ara en diu una altra –que no li está bé–. La fórmula màgica, ens ha vingut a dir, satisfarà els dos nacionalismes, el perifèric i el central; és a dir, el català i l’espanyol.…  Seguir leyendo »

Por Ana María Moix, escritora (EL PERIÓDICO, 29/10/05):

Me abstengo de hablar del nuevo Estatut de Catalunya, de sus posibles bondades y de sus supuestas incompatibilidades con la sacrosanta Constitución. El Estatut, tanto el nuevo como el anterior, es un instrumento de trabajo conformado por un cúmulo de normas legislativas redactadas en un código lingüístico que no está a mi alcance interpretativo. Son las gentes dedicadas al ámbito del derecho constitucional quienes deberán considerar su pertinencia o, en caso contrario, su errónea naturaleza y, posteriormente, traducirnos, a la ciudadanía, su significado real con ayuda de los políticos que lo han propulsado y se dispongan a defenderlo, o de los que, disconformes con su contenido, emprendan la cruzada de rechazarlo.…  Seguir leyendo »