Sábado, 6 de octubre de 2007

By Brian Eno, a musician (THE GUARDIAN, 06/10/07):

Our leaders would undoubtedly be happy if we «moved on» from Iraq. They don’t want to talk about it any more: it was a dreadful blunder, and reflects little credit on any of them. Presumably this is why the question has hardly been debated in parliament. Although the majority of the public were always against the war, this was not reflected by their elected representatives. The government behaved in a way that was transparently undemocratic but the Conservatives won’t call them on it, for without their almost unanimous support the whole project couldn’t have happened.…  Seguir leyendo »

By Jeremy Scahill, a contributing writer for the Nation and the author of Blackwater: the Rise of the World’s Most Powerful Mercenary Army (THE GUARDIAN, 06/10/07):

Erik Prince, the secretive 38-year-old owner of the leading US mercenary firm Blackwater, has seldom appeared in public. But on Tuesday he found himself in front of a Congressional committee, TV cameras trained on his boyish face. The official focus of the hearing, convened by Henry Waxman’s committee on oversight and government reform, was two questions that should have been asked long ago: whether the government’s heavy reliance on private security is serving US interests in Iraq, and whether the specific conduct of Blackwater has advanced or impeded US efforts.…  Seguir leyendo »

Por Luis Yánez-Barnuevo, diputado al Parlamento Europeo y copresidente de la Asociación Internacional Cuba-Europa en Progreso (EL PAÍS, 06/10/07):

Hace casi cincuenta años, la Revolución cubana se convirtió rápidamente en el referente idílico de la izquierda política e intelectual europea. Reunía todos los ingredientes míticos. Los jóvenes barbudos, la caída de la dictadura corrupta de Batista, el reto al imperialismo norteamericano, el apoyo masivo de los cubanos a la Revolución. Para el imaginario colectivo de la socialdemocracia europea, el autotitulado socialismo real del bloque soviético nunca fue un modelo, pero aunque parezca sorprendente aún conservaba entonces en algunos una aureola atractiva que compartiera poco después con la Revolución Cultural China.…  Seguir leyendo »

Por Pablo Salvador Coderch, catedrático de Derecho Civil de la Universitat Pompeu Fabra (EL PAÍS, 06/10/07):

El mío es un catálogo de lealtades más bien estrecho: además de a los hijos y a la memoria de la madre muerta incluye a «nostro senyor lo rey» y a la Generalitat de Cataluña. Poco más. Hoy y a contrapelo, a lo que se ve, defenderé a mi señor, con razones que ustedes entenderán, por más que crean discrepar de ellas.

Aunque en el fondo no lo hacen tanto, pues la primera mitad de mi catálogo coincide más que probablemente con el suyo.…  Seguir leyendo »

Por Pascal Bruckner, novelista y ensayista francés. Traducción de María Luisa Rodríguez Tapia (EL PAÍS, 06/10/07):

Era un acuerdo tácito: desde el principio de la guerra fría, Estados Unidos se encargó, a través de la OTAN, de la defensa de Europa y Occidente. Incluso cuando Francia y Gran Bretaña se dotaron de la bomba atómica, gracias a la prudencia de sus dirigentes, el Tío Sam era el que garantizaba la seguridad del Viejo Continente frente a la URSS. A nosotros nos tocaba disfrutar de las alegrías de la paz y la prosperidad, y a nuestros primos del otro lado del Atlántico les correspondía la carga del mantenimiento del orden y la histeria marcial.…  Seguir leyendo »

Por Miguel García-Posada, catedrático de Filología Hispánica, crítico literario y novelista. Escribió el prólogo de El hijo de Greta Garbo, de Francisco Umbral. Es uno de los mayores estudiosos de la obra del escritor en España (EL MUNDO, 06/10/07):

Ni descanso en paz, ni reposo, ni sueño (el de los justos o de los injustos). De momento, y por lo siglos de los siglos, estás ya fuera del magma universal y yo dialogo solo con estas palabras que brotan del alma desolada por la noticia de tu muerte, amigo mío, porque no dialogo contigo, que te has resuelto en polvo, en sombra, en humo, en nada, como se resuelven y han de resolverse todos los elementos del desorden cósmico, y cito a Góngora sobre el terror de tu muerte porque sé que lo amabas, como amabas a los grandes poetas, a los grandes solamente, con quienes conversabas en pláticas de sueño.…  Seguir leyendo »

Por Javier Echevarría, Prelado del Opus Dei (ABC, 06/10/07):

Hace cinco años, el 6 de octubre de 2002, ante una muchedumbre de personas procedentes de todo el mundo, Juan Pablo II proclamó la santidad de Josemaría Escrivá de Balaguer, Fundador del Opus Dei. Al día siguiente, en la audiencia celebrada en la Plaza de San Pedro para los asistentes a la canonización, definió a San Josemaría como el santo de lo ordinario. Con esta expresión sintetizaba el núcleo del mensaje que este sacerdote fiel había predicado: las actividades comunes -la vida familiar, el trabajo profesional, las relaciones sociales- son senda que conduce al Cielo, si se camina con los ojos puestos en Dios y con deseos de ayudar al prójimo.…  Seguir leyendo »

Por Gregorio Morán (LA VANGUARDIA, 06/10/07):

Hoy se cumplen dos meses de su muerte y aún es imposible reconstruir las circunstancias. Con una prisa más que sospechosa se ha pasado página y el muerto al hoyo y el vivo al bollo. Esa hipocresía social – tartufismo lo denominan los cultos, que ofende menos- tan practicada por estas tierras ha dado a entender que las razones por las que no sabemos cómo se mató Xirinacs se deben a que ya no interesaba a nadie. Y a mí me da en pensar lo contrario, que probablemente había en la trayectoria y en la personalidad del mosén algo que inquietaba y que traía a la memoria demasiadas imágenes del álbum familiar.…  Seguir leyendo »

Por Inocencio Arias, diplomático (EL PERIÓDICO, 06/10/07):

En las novelas decimonónicas, hay muchos personajes que acuden a la ópera para ver y ser vistos. Que la pieza del escenario sea de Verdi, Wagner o Puccini les deja indiferentes. El interés principal de su desplazamiento no es degustar la música.
Un escéptico pensaría que en la Asamblea de la Organización de Naciones Unidas ocurre algo parecido. No pocos dirigentes acuden para pronunciar un discurso para su galería o para ver a una serie de colegas. La concentración de estadistas en la sede de la ONU en esa semana es impresionante, pero no aparentan estar demasiado concentrados en los problemas urgentes del mundo, pese a que la búsqueda de soluciones para ellos es el motivo por el que se creó la organización.…  Seguir leyendo »