Domingo, 7 de octubre de 2007

Por el general José Enrique de Ayala (EL PAÍS, 07/10/07):

La comunidad internacional tiene un doble interés en Afganistán. Primero, evitar que los talibanes recuperen el poder y restablezcan un Estado islamista radical que sea de nuevo sede y apoyo para el terrorismo yihadista de Al Qaeda, con la consecuente amenaza para Occidente. Y segundo, ayudar a sus atormentados habitantes a reconstruir un Estado fuerte y democrático, con un nivel suficiente de seguridad, bienestar y libertad.

El orden no es casual. Es difícil determinar cuál de ambos objetivos es primordial, sobre todo porque la prioridad varía de país a país -e incluso dentro de cada uno de ellos- pero, en cualquier caso, están claramente interrelacionados, ya que si fracasa el segundo objetivo también lo hará el primero.…  Seguir leyendo »

Por Xulio Ríos, director del Observatorio de la Política China (Casa Asia-IGADI) y autor de Mercado y control político en China, La Catarata, 2007 (EL PAÍS, 07/10/07):

Cuando poco falta ya para que se cumplan las tres primeras décadas del inicio de la política de reforma y apertura promovidas por Deng Xiaoping, la más estable en la historia contemporánea china, el Partido Comunista (PCCh) se dispone a afrontar un nuevo Congreso con una agenda repleta de no pocas tensiones.

La transformación sugerida por el abandono del maoísmo económico ha sido espectacular en muchos aspectos. En 2006, por ejemplo, el PIB de China sobrepasó los 21 billones de yuanes, suma que duplica la de 2002.…  Seguir leyendo »

Por Mario Esteban Rodríguez, profesor del Centro de Estudios de Asia Oriental (UAM) y responsable de Área Asia-Pacífico de la Fundación Alternativas (EL PAÍS, 07/10/07):

El próximo 15 de octubre comenzará en Pekín el XVII Congreso Nacional del Partido Comunista Chino (PCCh). Hablamos del partido que rige los designios de un quinto de la humanidad y de una gran potencia emergente, cuya voz resuena cada vez con más fuerza en el concierto internacional.

Dentro de un sistema político tan opaco como el chino, los congresos quinquenales son la oportunidad elegida por el PCCh para hacer pública la línea política a la que deberán ajustarse sus miembros en los próximos cinco años.…  Seguir leyendo »

Por Pedro J. Ramírez, director de El Mundo (EL MUNDO, 07/10/07):

En una muy comentada crónica, publicada el domingo pasado, nuestra corresponsal política Marisa Cruz recogía la interpretación voluntarista de «un miembro del Gobierno» sobre la escalada de ofensas de los nacionalistas radicales contra el Rey, la bandera y demás símbolos del Estado: «Lo importante no es el veneno, sino las dosis… El veneno en pequeñas dosis no sólo no es letal, sino que puede incluso curar».

Eso mismo pensaba Mitridates VI, rey del Ponto, quien, tras haber accedido al trono en medio del reguero de cadáveres formado por sus propios padres, hermanos, tíos y demás familia -última cosecha de las guerras fratricidas entre clanes tan habituales en esa zona del norte de la actual Turquía-, y viendo o intuyendo por doquier las orejas del lobo de la traición, decidió convertirse en inmune a los venenos mediante la ingesta paulatina de pequeñas pero progresivas dosis de cuantas sustancias tóxicas iba conociendo.…  Seguir leyendo »

Por José Antonio Zarzalejos, director de ABC (ABC, 07/10/07):

La izquierda española con Rodríguez Zapatero es la más anacrónica de Europa, entre otras muchas razones, porque persiste en exhibir una falsa superioridad moral sobre la derecha mediante la utilización de un discurso buenista que se traduce en un maniqueísmo excluyente. El vídeo de las Juventudes (?) Socialistas en el que se ridiculiza a un pretendido militante del Partido Popular -y lo hace hasta el escarnio- presentándolo como si se tratase de un oligofrénico, más que ofender a los jóvenes que militan en la derecha, describe la vetustez e idiocia de los ejecutores de semejante propaganda.…  Seguir leyendo »

Por Aitor Esteban (EL CORREO DIGITAL, 07/10/07):

El color azafrán de las túnicas de los monjes budistas ha servido para poner nombre a la rebelión que se está produciendo estos días en Myanmar. La revolución azafrán, encabezada en su inicio por columnas interminables de monjes que recorrían las calles de Yangón, está ocupando portadas sobre un país habitualmente ignoto para los medios.

La mirada occidental se ha centrado en la lucha entre el Gobierno militar y la oposición política personificada en Aung San Suu Kyi, pero el azafrán tiene muchos matices. El conflicto étnico representa un obstáculo incluso más fundamental y difícil de tratar para la consecución de la paz y la democracia.…  Seguir leyendo »

Por Mijaíl Gorbachov, ex presidente de la URSS y premio Nobel de la Paz en 1980. © 2007 Mijaíl Gorbachov. Distribuido por New York Times Syndicate. Traducción: Toni Tobella (EL PERIÓDICO, 07/10/07):

El verano suele ser un tiempo dado a la somnolencia, incluso en el mundo de la política interior y global. Pero este año no ha sido así ni por asomo. Flotaba en el ambiente una sensación de alarma mientras veíamos a los líderes políticos convocados de urgencia a apaciguar crisis en Irak, Afganistán y Kosovo, que no muestran señal alguna de estar cerca de la resolución, y la crisis hipotecaria de algunos bancos nos recordaba también la fragilidad del sistema financiero.…  Seguir leyendo »

By David Ignatius (THE WASHINGTON POST, 07/10/07):

If you read the liberal blogosphere, and even the stately New Yorker magazine, you get the impression that the Bush administration is itching to drop a bomb on Iran. But talking with senior administration officials this week, I hear a different line:

They worry about Iranian actions, and they are disappointed that diplomatic overtures to Iran so far have resulted in little progress. They believe that Washington and Tehran remain on a collision course over Iran’s nuclear program and its destabilizing activities in Iraq. But senior officials say they are seeking to avoid military conflict.…  Seguir leyendo »

By William Kristol, editor of the Weekly Standard (THE WASHINGTON POST, 07/10/07):

on Sept. 25, President Bush addressed the U.N. General Assembly. Mostly avoiding controversial topics such as Iraq and the war on terrorism, he called on countries to live up to the freedoms promised at the United Nations’ founding six decades ago. He called particular attention to the situation in Burma, expressing Americans’ outrage at the «19-year reign of fear» imposed by military dictators. Alluding to the tens of thousands who had been bravely and peacefully protesting in the streets for over a month, Bush noted that «the people’s desire for freedom is unmistakable.»

Bush also remarked that «[t]he ruling junta remains unyielding.» So he took the opportunity to announce «a series of steps to help bring peaceful change to Burma,» including tighter economic sanctions on the regime’s leaders and their financial backers and an expanded visa ban on the worst human rights violators.…  Seguir leyendo »

By Jim Hoagland (THE WASHINGTON POST, 07/10/07):

Two big questions hang over the new agreement to contain North Korea’s nuclear weapons program at its current level — whatever that level is.

Why has a secretive government addicted to power politics and flexing its military muscles abruptly turned to negotiations and peaceful compromise?

And why is North Korea doing the same?

The Bush administration, of course, cannot match Kim Jong Il’s regime in paranoia, bellicosity and information control, although this White House seems at times to have been tempted to try. Other countries know next to nothing about Pyongyang’s motivations, intentions or even its ability to carry out any agreement it makes.…  Seguir leyendo »

By Masha Lipman, editor of the Carnegie Moscow Center’s Pro et Contra journal, writes a monthly column for The Post (THE WASHINGTON POST, 07/10/07):

With Vladimir Putin’s announcement this week that he would head the pro-Kremlin United Russia party in December’s parliamentary elections, Russia’s new power configuration began to take shape. Ultimately, it will mean the extension of Putin’s authority and a triumph of manipulative politics. But as they have demonstrated, the Russian people won’t mind.

The dynamic Putin has created, ensuring himself nearly absolute power, has one important flaw of his own making: Because his authority is much greater than what is spelled out formally in the constitution, and it his alone, there is no way for Putin to transfer his power after, as the constitution requires, he steps down when his second term ends.…  Seguir leyendo »