Sábado, 13 de octubre de 2007

Por Gregorio Morán (13/10/07):

Por más vueltas que le doy, no sé muy bien por dónde empezar. Si por un adolescente que apenas acababa de cumplir veinte años – que era yo- metido hasta las cachas en una pelea imposible, evocando el día que recibió la noticia inexorable de que el Che había muerto. Entonces, y por razones muy obvias, carecíamos de ese sentido del humor que nos vino luego, para añadir que además de Ernesto Guevara, había muerto Marx, y Engels, y Lenin, y Rosa y Gramsci, y que los demás, los supervivientes del viejo esquema, se encontraban en vísperas de un final inquietante.…  Seguir leyendo »

Por Antonio Rivera (EL CORREO DIGITAL, 13/10/07):

En 1898, el concejal Facundo Perezagua, creador del socialismo vasco, se negó a votar una suscripción patriótica propuesta en el Ayuntamiento de Bilbao a favor de las tropas españolas en Cuba. Increpado por un edil carlista, al que respondió que su patria era el mundo, éste apretó más y le inquirió, entonces, qué era España para él. Perezagua, toledano y bestia negra del nacionalismo vasco, que lo tenía por la quintaesencia del españolismo, respondió: «España es donde vivo».

La relación de la izquierda vasca con el patriotismo ha sido tradicionalmente difícil. En su origen, ésta bebió del mismo internacionalismo doctrinario que todas.…  Seguir leyendo »

Por Jorge Urdánoz Ganuza (EL CORREO DIGITAL, 13/10/07):

La recurrente polémica sobre las banderas tiene la virtud de iluminar las principales claves del conflicto vasco con inusitada claridad. Revela, en primer lugar, una extraña asimetría: mientras de un lado unos desean que sea sólo una enseña (la ikurriña) la que ondee en exclusiva, del otro lado del espejo nada nos devuelve la respectiva imagen contraria: nadie quiere que ondee sólo otra bandera (la española), sino sencillamente que ondeen las dos. A cierto exclusivismo nacionalista (vasco) no se le opone otro primitivismo identitario (español), sino una suerte de defensa de la complementariedad de identidades que, con mayor o menor fortuna, recogen la Constitución y el Estatuto.…  Seguir leyendo »

Por Manuel Milián Mestre, ex dirigente del PP (EL PERIÓDICO, 13/10/07):

Desde que los romanos descubrieron el arco y, dando la vuelta sobre su eje, proyectaron la bóveda, el punto fundamental de esta estructura arquitectónica es la clave: la piedra que engarza los dos montantes, el epicentro de las fuerzas que distribuye. La clave es, pues, la clave. Sin ella se derrumbarían por su propio peso bóvedas y arquerías.
En política sucede otro tanto. La arquitectura de la transición, y de nuestra democracia, mantiene su vigor a partir de la consensuación de la Corona. No es que España sea un país especialmente monárquico, pero la Constitución de 1978 no hubiera sido posible, ni su estabilidad a lo largo de tres décadas, sin ese descubrimiento que republicanos como Tarradellas o Santiago Carrillo supieron aceptar bajo la advocación de Juan Carlos I.…  Seguir leyendo »

Por Iñaki González, ex director de Deia (EL PERIÓDICO, 13/10/07):

La última acción violenta de ETA pone de manifiesto el giro estratégico que ha obrado en su dirección y augura un endurecimiento de las acciones terroristas hasta el punto en que sus posibilidades operativas se lo permitan. El atentado contra el vehículo de escolta de un concejal del PSE de Galdakao constituye, en primer lugar, el salto cualitativo de tratarse del primer ataque en cuatro años contra un objetivo personal definido con la intención de causar su muerte. Se había extendido sobre las acciones de la banda la presunción de que había calado en su dirección el nuevo clima de rechazo a las brutalidades de la franquicia Al Qaeda.…  Seguir leyendo »