Sábado, 10 de noviembre de 2007

By David Bowker, a lawyer in New York, and David Kaye, the acting director of the Program on International Human Rights Law at the University of California, Los Angeles. They were staff lawyers at the State Department during the Clinton and Bush administrations (THE NEW YORK TIMES, 10/11/07):

Six years ago this Tuesday, President Bush granted American armed forces sweeping authority to detain and interrogate foreign members of Al Qaeda and their supporters and to use military commissions to try them. By doing so, the president set in motion the creation of military commissions and the detention camp in Guantánamo Bay, Cuba.…  Seguir leyendo »

Por Xavier Vidal-Folch (EL PAÍS, 10/11/07):

¿Y ahora, qué? El Tratado de Lisboa ha resuelto un grave problema del pasado. Ha adecuado las estructuras de la Unión a la nueva Europa de 27 miembros, sacándola de un callejón sin salida. Ahora debe utilizar sus novedosos instrumentos para relanzar su proyecto interno. Y para exportar al mundo su modelo democrático de prosperidad como alternativa al antimodelo asiático de crecimiento sin derechos humanos.

Esa tarea exige construir un nuevo liderazgo. España tiene la oportunidad de contribuir a él, porque ha militado en la vanguardia de la reforma. Aunque ha capitalizado menos su empeño que otros países con líderes más duchos en mercadotecnia, como Nicolas Sarkozy.…  Seguir leyendo »

Por Bonifacio de la Cuadra (EL PAÍS, 10/11/07):

Gian Piero Dell’Acqua, un veterano periodista italiano vinculado durante muchos años al diario La Repubblica, mostraba su asombro, en 1977, por la escasa oferta política republicana para las primeras elecciones democráticas, tras el franquismo. Cuando conoció mejor la realidad española, Dell’Acqua, como tantos otros analistas, comprendió que la dialéctica política de la Transición no era Monarquía / República, sino democracia / dictadura.

Y que fue precisamente don Juan Carlos quien propulsó, desde su condición de Rey designado por Franco, el advenimiento de un sistema democrático superador del franquismo, con una Monarquía parlamentaria como forma política del Estado y un sistema de derechos y libertades consagrados en la Constitución.…  Seguir leyendo »

Por Jorge Edwards, escritor chileno (EL PAÍS, 10/11/07):

De acuerdo con mis encuestas particulares, llego a la conclusión de que los chóferes de taxi y las amas de casa son contrarios en su gran mayoría a la Cumbre Iberoamericana que se reúne estos días en Chile. Encuentran que los jefes de Estado hablan en exceso, sin que los resultados prácticos de tanta oratoria se divisen por ningún lado, y que la reunión cuesta demasiado dinero del contribuyente. Aunque no estoy de acuerdo, me parece que conviene hacerse cargo con la mayor seriedad de estas críticas. La exhibición de automóviles y motocicletas, de sistemas de seguridad, de ceremonias y banquetes, siempre es molesta para el ciudadano de a pie.…  Seguir leyendo »

Por Alberto Tuñón, profesor universitario de Teoría económica (EL MUNDO, 10/11/07):
Tres jueces justos -¡qué redundancia!- han dictado sentencia sobre los atentados del 11-M. Se nos dice que debemos acatarla -cuando acatar es «aceptar con sumisión una autoridad, unas normas legales, una orden, etcétera», según nos explica el DRAE-, aunque se nos permita criticarla e incluso no mostrarle, dentro de un orden, el debido respeto, aun con riesgo de incurrir en… insumisión.

Pues bien, decidamos insumisamente acatarla (¡vivan los oximorones!) con el planteamiento de algunas cuestiones. ¿Han dejado estos tres seres adornados con puñetas todo o casi todo claro, dadas las grandes incógnitas que les legaron el juez instructor del caso y su fiel Fiscalía?…  Seguir leyendo »

Por Gregorio Morán (LA VANGUARDIA, 10/11/07):

Si a usted le toca alguna vez soportar a alguno de esos intelectuales de parroquia pontificando sobre el arte y la vida, y de cómo el arte no es otra cosa que la vida condensada por el talento del artista, y blablablá blablablá, acuérdese siempre de que si hay un aspecto en el que la vida y el arte son irreconciliables es ante el fracasado. Aquel hombre que fracasa en todos los proyectos de su vida – no hace falta que sean artísticos, sino comunes-, que fracasa como abogado, como escritor, como vendedor de coches, como padre, como marido, como persona.…  Seguir leyendo »

Por Michel Wieviorka, profesor de la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales de París / Traducción: José María Puig de la Bellacasa (LA VANGUARDIA, 10/11/07):

España, como muchos otros países, ha entrado – y de manera espectacular- en la era de los combates por la memoria, que remiten a un periodo aún muy próximo, el de la Guerra Civil. Por una parte, el episcopado español, en el mismo momento en que la Iglesia católica celebra en Roma la beatificación de 498 mártires víctimas de la violencia de los rojos en los años treinta, tiene ocasión de señalar claramente su identificación con un bando; por otra parte, la izquierda, al honrar a las víctimas republicanas del franquismo con la ley llamada de la «memoria histórica», indica con claridad su elección.…  Seguir leyendo »

Por Javier Tajadura Tejada (EL CORREO DIGITAL, 10/11/07):

Hace un año señalaba en estas mismas páginas que la crispación que dominaba la vida política resultaba por completo injustificada y que era preciso restablecer el consenso constitucional. En el momento presente resulta evidente que ese consenso no sólo no se ha recuperado sino que ha sido definitivamente destruido.

La situación de crisis que padece nuestro Tribunal Constitucional así lo demuestra. Teniendo en cuenta que este alto órgano ha sido configurado como la clave de bóveda de nuestra arquitectura constitucional, cualquiera puede percatarse de la gravedad de los últimos acontecimientos. El Alto Tribunal no es una institución cualquiera.…  Seguir leyendo »

Por Mateo Madridejos, periodista e historiador (EL PERIÓDICO, 10/11/07):

El segundo golpe de Estado del general Pervez Musharraf, el 3 de noviembre, mediante la proclamación de un estado de excepción que suspende la Constitución y derrumba las instituciones democráticas, sonó como un disparo de funestas consecuencias en todas las capitales occidentales y especialmente en Washington y Londres, las dos más afectadas e inquietas por el completo desastre en que se hunde Pakistán, un Estado con armas nucleares descrito por muchos expertos en terrorismo como «el más peligroso del mundo».
El caos anunciado confirma la ineptitud de Occidente para tratar a los uniformados del tercer mundo y esconder la dictadura y los intereses menos confesables bajo el manto de la democracia o la añagaza geopolítica.…  Seguir leyendo »

Por Montserrat Comas, Magistrada, vocal del CGPJ y presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género (EL PERIÓDICO, 10/11/07):

He leído el artículo El perdón de la ofendida, publicado el pasado día 7 en estas mismas páginas y firmado por la abogada Lidia Falcón. Un presupuesto de la inalienable libertad de expresión es el deber de estar informado sobre lo que se habla y el deber de no manipular las opiniones de los demás. En ninguna de mis intervenciones orales o escritas he defendido «que el perdón de la ofendida conlleve el archivo de la causa penal para que el delincuente salga indemne».…  Seguir leyendo »

Por Miquel Porta Perales (ABC, 10/11/07):

En Cataluña, la historia no se repite. En Cataluña, la historia empeora. Regresemos al pasado para, después, volver al presente y sacar las conclusiones oportunas. Detengámonos en el mes de mayo de 1932. En las Cortes de la II República se discute el Estatuto de Cataluña. José Ortega y Gasset y Manuel Azaña toman la palabra. Entre una y otra intervención se perciben coincidencias: el problema catalán existe, los catalanes siempre se enfrentan con alguien, el particularismo catalanista es un sentimiento que impulsa a una comunidad a vivir al margen, hay muchos catalanes que -aunque no se atrevan a decirlo en público- quieren vivir con España, se debe calmar la deriva soberanista del nacionalismo catalán, cualquier propuesta debe mantenerse dentro de los límites de la Constitución, la solución reside en la autonomía de Cataluña, los recursos del Estado que lleguen a Cataluña no pueden ir en detrimento de los que correspondan a las otras regiones españolas.…  Seguir leyendo »