Lunes, 24 de diciembre de 2007

Last week, European Union leaders put an end to a decade of diplomatic wrangling and signed the Treaty of Lisbon, which outlined a complete overhaul of the organization, including the creation of a permanent post of European Union president to represent Europe on the world stage. During the ceremony at Lisbon’s grandiose Jerónimos Monastery, a choir performed Beethoven’s “Ode to Joy” in the background. While the fourth movement of Beethoven’s Ninth Symphony, first performed in 1824, may seem an innocuous choice for the official anthem of the European Union (it was declared such in 1972), it actually tells much more than one would expect about Europe’s predicament today.…  Seguir leyendo »

Fruitcake might be a bad joke at Christmas in America, but for most Britons, rich, fruity Christmas pudding, steamed for long hours on the holiday stove, still taps into something visceral in the national psyche. The problem here is that the sense of pleasure rarely makes the leap from the English psyche to the English palate these days — it’s a long story, and one that Americans should appreciate.

Pudding is an ancient British food, originating way back in the medieval period as plum pottage. It joined with mince pies to warm the heart and stomach in manorial halls flecked with candlelight in which diners sat in hierarchical order stretching away from the high table.…  Seguir leyendo »

So Time magazine is the latest to swoon at Vladimir Putin's "steely confidence and strength," his "chiseled facial features and those penetrating eyes." The Russian president is a man of "contained power," Time finds, whose gaze says: "I'm in charge."

Time's elevation of Putin as Person of the Year is not all hagiography by any means. The designation is reserved for consequential but not necessarily beneficent figures. Time found Putin to be charmless and humorless, a czar who has "dramatically curtailed freedoms."

But the magazine buys into the central myths that Putin has fostered, that the Bush administration consistently has promoted and that increasingly are accepted as historical truth.…  Seguir leyendo »

La propiedad intelectual descansa en un principio claro, justo y reconocido, común a otras propiedades: quien quiera utilizar la propiedad ajena debe pedir permiso a su dueño, y la autorización de éste puede significar el pago de un precio. Su aspecto moral, por otra parte, la diferencia de las demás. Pero la aplicación de ese principio fue siempre difícil de adecuar a la realidad social y técnica del momento, en continua evolución, por la naturaleza del objeto protegido, las obras, actuaciones y producciones.

Debido a los avances tecnológicos y al universo digital y la nueva galaxia de medios de difusión y comunicación, la propiedad intelectual lleva años en una crisis que la convierte en propiedad ideal (el ideal jurídico alejado del mercado y prácticas sociales), a veces en propiedad virtual (o teórica, adjetivo muy de moda en el ciberespacio), cuando no en propiedad imposible: los autores, los artistas intérpretes y los productores se las ven y se las desean para defender su propiedad ante los usos lucrativos y mercantiles que hacen los terceros, a escala individual o a escala industrial.…  Seguir leyendo »

Shakespeare decía que el amor es demasiado joven para tener conciencia, y así debe ser la lengua literaria: una lengua arrebatada a los sueños, demasiado joven para saber lo que dice. Todos los cuentos tienen que ver con el amor, que es encantamiento, atención, desvelo... Y, sobre todo, alegría. Hacer posible lo que no lo parece, reestablecer el reino de la posibilidad, eso es lo que entiendo por alegría. Y esa alegría está en todos los grandes cuentos, y es lógico por ello que queramos que los niños los lean. Y lo mejor para lograrlo es predicar con el ejemplo. Es decir, hacer que la lectura y los libros pasen a ser algo tan natural y gozoso para ellos como ver a su madre haciendo un bizcocho.…  Seguir leyendo »

Algunos expertos en cuestiones internacionales critican la política exterior española con un método curioso. Al parecer, existiría algún aparato de medir el prestigio en el mundo, y esos expertos, con acceso exclusivo a tal indicador, dictaminan que el de España ha descendido. ¿Por qué? Esos comentaristas no necesitan consultar datos económicos (que muestran lo contrario), ni encuestas de opinión sobre la imagen de España en otros países (que invalidan sus argumentos); lo que hacen es repetir hasta la saciedad que somos "mal vistos", que "nadie nos respeta", y que elegimos mal nuestras amistades. Con el bombardeo de una supuesta relación con líderes no recomendables, olvidan citar cuáles son las verdaderas prioridades de España.…  Seguir leyendo »

La respuesta de un seguidor del Gobierno, sea ciudadano o medio de comunicación, frente a alguien que exprese preocupación por el futuro del Estado español consiste siempre en advertir que si hay algún problema, ello se debe a la irritación suscitada por la política de Aznar en el pasado y que además no hay que ser alarmista. Ejemplo: el Estatuto de Cataluña ha entrado en vigor, y España no se ha roto. Prácticamente todo sigue igual. Si Josu Jon Imaz tuvo que irse a su casa por ser razonable, ahí está Urkullu. Si Ibarretxe sigue adelante con su propuesta de consulta popular, puro electoralismo.…  Seguir leyendo »

La política es hoy teología. La Democracia se ha convertido en religión ecuménica y, por ello, en ídolo, en fetiche, en superstición. Ya no es una pauta de convivencia, un marco, un organigrama incoloro e indoloro, un sistema de gobierno. Se ha cargado de ideología, fideísmo y liturgia. Ahora es un Régimen. Recurriré a unos símiles...

Sostenía Roma (ya no lo hace, in nómine de la corrección política) que fuera de la Iglesia no hay salvación. Lo mismo dice, de sí misma, la Democracia.

Los Reyes Magos traen carbón a los niños que no se portan bien. Los países democráticos se niegan sistemáticamente a ayudar a quienes no lo son y exigen, para abrir el grifo de la sopa boba y el cepillo de las limosnas, que los gobernantes réprobos llamen a elecciones (casi siempre amañadas) por sufragio universal, bisexual y multiculturalista.…  Seguir leyendo »

Por Olegario González de Cardedal (ABC, 24/12/07):

Entre las páginas autobiográficas de Nietzsche hay una en la que recuerda lo que era para él la fiesta de Navidad: «Qué espléndido se yergue ante nosotros el abeto, cuya copa decora un ángel, aludiendo al árbol genealógico de Cristo, y cuya corona es el mismo Señor. Qué luminosas brillan las numerosas luces, representando simbólicamente la claridad que ha engendrado en el mundo el nacimiento de Cristo entre los hombres. Y a la raíz del árbol el niño Jesús en la cuna, rodeado por José y María y los pastores que vienen a adorarlo».…  Seguir leyendo »

En los últimos 20 ó 25 años, la publicación de estudios históricos sobre la figura de Jesús de Nazareth y las primeras comunidades cristianas se ha multiplicado. Un amplio y heterogéneo grupo de historiadores, biblistas y teólogos han sido sus autores. Muchas de estas investigaciones, desde la crítica histórica, han identificado y desmontado sin complejos los elementos 'míticos' del Nuevo Testamento y de la tradición cristiana. No me estoy refiriendo, desde luego, a trabajos pseudocientíficos y sensacionalistas, a veces en formato de novela, al estilo de 'El Código Da Vinci'.

En ocasiones, algunos de los descubrimientos o de las conclusiones de las investigaciones históricas serias sobre Jesús de Nazareth -al que han desnudado de teología- han suscitado controversias y también han sido objeto hasta de denuncias, por parte sobre todo de sectores eclesiales inmovilistas, que todavía insisten en contemplar las narraciones bíblicas desde una dimensión estrictamente literal o cuasi historicista.…  Seguir leyendo »

Por Gerardo Prieto (EL PERIÓDICO, 24/12/07):

Un compañero de fatigas, con quien compartí hace años unas zapatillas de clavos para correr en la pista porque no había más, me cuenta que su hija de 16 años suele cuidar al bebé del profesor de educación física mientras este da la clase. El profe hace malabarismos para ejercer de padre y educador a la vez, en un país a la cola de Europa en ayuda familiar. Mi amigo reconoce que no haría la vista gorda si su hija se perdiera la clase de matemáticas o de lengua. Este país ha cambiado mucho, le digo, pero la gimnasia sigue siendo una maría: aquí solo cuentan las mates y la lengua, y el fútbol, claro.…  Seguir leyendo »

Poco después de la caída del muro de Berlín, el fin de la guerra fría y la dislocación del llamado socialismo real, coincidiendo con el tumulto de amargos recuerdos e inconcretas esperanzas izadas en las diversas marcas del que había sido imperio soviético, las cancillerías alemana y austriaca, sin duda con la bendición del Vaticano, iniciaron los trámites y maniobras para la liquidación de Yugoslavia, el invento diplomático concretado en la conferencia de Versalles (1919), la gran enemiga de Hitler.

La independencia de la provincia serbia de Kosovo, que muchos dirigentes europeos reputan ineluctable, será el penúltimo armisticio de las guerras que ensangrentaron Yugoslavia desde el verano trágico de 1991, cuando los líderes de Eslovenia y Croacia, envalentonados por la torpeza y la brutalidad del serbio

Slobodan Milosevic, proclamaron la secesión y clavaron la piqueta en el edificio yugoslavo, un mosaico de seis naciones, tres religiones, dos alfabetos y varias minorías, factor de relativa estabilidad y tolerancia en una región convulsa.…  Seguir leyendo »