Miércoles, 27 de febrero de 2008

The international system that has brought unprecedented prosperity to the world since 1945 is based on rules that apply without exception. This system is supposed to protect the basic, legitimate national interests of every country, whether rich or poor, strong or weak. Its binding principles include the sovereign equality of states, the respect for the territorial integrity and the inviolability of internationally recognized borders.

Yet on Feb. 17, the Serbian province of Kosovo, which has been under United Nations administration since 1999, unilaterally declared independence from my country. This illegal act has, unfortunately, been recognized by the Bush administration and some European countries including Britain, France and Germany.…  Seguir leyendo »

I’m black again. I was black in Mississippi in the 1970s but sometime in the 1980s I became African-American, with a brief pause at Afro-American. Someone, I think it was Jesse Jackson, in the days when he had that kind of clout, managed to convince America that I preferred being African-American. I don’t.

Now I live in Britain where I’m black again. Blacks in Britain come from all over, although many are from the former colonies. According to the last census, about half of the British people who identify as black say they are black Caribbean, about 40 percent consider themselves black African, and the rest just feel plain old black.…  Seguir leyendo »

Todos recordamos la escena donde Pinocho y sus amigos creyeron las falsas promesas del malvado personaje que los sedujo mediante gratuitas golosinas. Embelesados, viajaron hasta la Isla del Placer, que resultó ser un señuelo. Tras horas de diversión, los niños se convirtieron en burros.

Valga la analogía para ilustrar la ronda de promesas de las últimas semanas, las típicas de cuando se aproximan elecciones. Los líderes intentan seducirnos con ofertas parecidas a los dulces de la Isla del Placer. Ningún partido se salva de lanzar propuestas de dudoso cumplimiento.

Zapatero, por ejemplo, prometió equiparar los salarios de hombres y mujeres que ocupan un mismo puesto.…  Seguir leyendo »

A pocas semanas de las elecciones, los votantes tenemos ante nosotros dos candidatos presidenciables antagónicos, y comprendemos que los posibles caminos que recorrerá el país en la próxima legislatura serán radicalmente distintos en función de quién gane el 9 de marzo.

Tras cuatro años de gobierno, todos conocemos el estilo progresista de Zapatero; sin embargo, por lo que respecta a Rajoy sólo podemos hacer hipótesis inferidas de su política de oposición y del colofón de la misma, su estrategia electoral.

Rajoy ha basado su campaña en torno a la visión de un porvenir apocalíptico, consecuencia de la irresponsabilidad del PSOE. Irresponsables han sido, según él, la ampliación de libertades, la reforma educativa, la regularización de inmigrantes, la acción exterior, las revisiones estatutarias, la gestión económica y, desde luego, la política antiterrorista.…  Seguir leyendo »

Tras un régimen unipersonal de medio siglo, inicia la lenta e indecisa formación de un nuevo Gobierno en Cuba. A juzgar por los últimos meses, ese Gobierno sigue la misma ideología del anterior, pero posee un jefe, un estilo, un lenguaje y una racionalidad diferentes.

A Raúl Castro y su equipo, por lo visto, no les interesa jugar a la confrontación con Estados Unidos, ni la alianza con Chávez y Morales, ni el proselitismo obsesivo de Cuba en América Latina y el Tercer Mundo. A esos sucesores les interesa, sobre todo, reconstruir la legitimidad histórica del socialismo por medio de la satisfacción de las necesidades básicas de una ciudadanía deseosa y, a la vez, temerosa de cambios.…  Seguir leyendo »

La segmentación del electorado es un principio básico para los expertos en campañas electorales. Conocer a fondo cómo son los votantes, determinar los grupos a los que hay que dirigirse de forma prioritaria y diseñar una estrategia concreta para conseguir el mayor número de votos en esos segmentos son factores que hoy día, con elecciones cada vez más ajustadas, se perfilan como decisivos en cualquier campaña. En Estados Unidos, por ejemplo, desde hace años asistimos al esfuerzo sistemático de los partidos por conquistar el voto de los inmigrantes -principalmente de origen latino-, por la fuerza que éste tiene en el recuento final.…  Seguir leyendo »

Un descrédito expansivo de la política acabaría por negarnos el derecho a acudir a la plaza pública para hablar de lo que nos ocurre. A pesar de todo, la política importa. Lo contraproducente del hiperactivismo político es que en la vida hay otras cosas además de la política y que las veinticuatro horas del día han de dar para estas muchas otras cosas. Todavía no está clara ni es definitiva la substitución de los absolutos ideológicos, por ejemplo. Eso confunde la consideración realista y concreta, tangible, de lo que es el bien público. También podríamos añadir como factor perjudicial una mayor intensidad en la abstracción por parte de la teoría política.…  Seguir leyendo »

E.E.UU. enviará 3.000 nuevos marines a Afganistán y presiona a otros países de la OTAN para que participen con más soldados listos para el combate. ¿Tendrá éxito una escalada militar? Las experiencias desde el 2001 son negativas, y se deben valorar ahora seriamente las alternativas a una guerra agresiva.

Las tensiones entre los miembros de la OTAN son ya perceptibles. Los países que han entrado en las zonas de conflicto más calientes en el sur - EE. UU., Reino Unido, Canadá y Países Bajos- desean que otros les acompañen. Pero Noruega, Alemania y España, de una lista más amplia, son escépticos.…  Seguir leyendo »

Confieso que me gustó. Quizás porque llegué al debate sin demasiadas expectativas, convencida de la poca naturalidad de una confrontación que, previamente, había sido trapicheada, masticada y deglutida, por el aprendiz de inquisidor que todo asesor de campaña lleva en sus entrañas. Sin embargo, a pesar de las cortapisas, las reuniones maratonianas para decidir la temperatura de la sala y el papel de váter, y a pesar de la sobreactuación del evento, disfruté del choque dialéctico de dos líderes que fueron mucho más correosos de lo que era previsible. Hubo momentos de brillantez dialéctica, y tanto en los envites, como en las réplicas, los dos sacaron a relucir una saludable mala leche.…  Seguir leyendo »

A lo que vamos: ¿Quién ganó el debate? Distingamos tres cosas. La primera responde a la pregunta individual acerca de quién quería cada cual que ganara, lo que condiciona su percepción del debate. Yo quería que venciera Zapatero, por identificación general y porque, según avanzaba la lid, me volvió a preocupar -e indignar- la estrategia del miedo del PP y, muy en especial, la que tiende a estigmatizar a los inmigrantes y la que insiste en el terrorismo y en la ruptura de España. La segunda es: ¿Quién creo que lo hizo mejor? Creo que Zapatero, pero por poco. Obsérvese que no me refiero a los argumentos expuestos, sino que aquí incluyo maneras, ritmo y omisiones.…  Seguir leyendo »

Yesterday the journal PLoS Medicine published a study which combined the results of 47 trials on some anti-depressant drugs, including Prozac, and found only minimal benefits over placebo, except for the most depressed patients. It has been misreported as a definitive nail in the coffin: this is not true. It was a restricted analysis but, more important, on the question of antidepressants, it added very little. We already knew SSRIs give only a modest benefit in mild and moderate depression and, indeed, the Nice guidelines themselves have actively advised against using them in milder cases.

But the real story goes way beyond the question of Prozac.…  Seguir leyendo »

No espere el lector en estas líneas ninguna prolija disección de lo que dijeron, en el debate televisivo José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy. Menos aún aguarde una consideración de propuestas que, de manera llamativa, faltaron en ese envite. De forma mucho más frívola, me contentaré con dar cuenta de por qué -así lo creo firmemente- el debate en cuestión, que tanto prometía, resultó ser a la postre un soporífero suplicio.

Empezaré mis consideraciones al respecto con una: los dos contrincantes que nos ocupan más bien parecían dos opositores de los que cantan los temas en una academia. En su condición de tales habrá que reconocer que resultaron ser pasablemente brillantes, tanto más cuanto que, con certeza, no debe olvidarse que los nervios rebajan en esas situaciones el rendimiento.…  Seguir leyendo »

El argumento central del debate no fue ni la economía, ni la inmigración... El recurso más utilizado por los dos candidatos fue el tiempo: el tiempo pasado, claro. De lo que hicieron unos y otros cuando ocupaban responsabilidades diferentes. El pretérito perfecto, imperfecto o pluscuamperfecto... Siempre pasado.

Pero en política, el tiempo presente y futuro es el que tiene más valor. "Ya que no vivimos tiempos revolucionarios, aprendamos, al menos, a vivir el tiempo de los rebeldes", afirmaba, por ejemplo, Albert Camus. Muchos líderes políticos han asociado su proyecto a este concepto: "Ahora", "Ha llegado el momento", "La hora del cambio"...…  Seguir leyendo »

La sentencia del Tribunal Constitucional (TC) del miércoles pasado, que anula otra del Tribunal Supremo (TS) que condenaba a Alberto Cortina y a Alberto Alcocer, los Albertos, por una operación de los felices 80, ha sido recibida con división de opiniones. Sin embargo, el TC tiene toda la razón, y el TS nunca debió dictar la sentencia que dictó, sino que debió conservar la atinada resolución absolutoria de la Audiencia de Madrid. No voy a entrar en los ataques tan inicuos como políticamente sectarios que ven en la decisión del TC apestosos intereses. Vienen de donde imagina el lector.

Me interesa, en cambio, salir al paso de algunas críticas apresuradas, pero dignas de ser tenidas en cuenta por venir de relevantes autoridades jurídicas y judiciales.…  Seguir leyendo »

Comment Central: Ten reasons why Castro isn't a hero of the left

I had a strange idea yesterday. I had the idea of inviting Harriet Harman home for dinner. This isn't a thought that occurs to me often, but I suddenly felt it might be fun.

I'd invite my Dad too. And then, when we'd given Harriet a nice meal (what do you think she likes to eat?), my father could tell her his story.

He could tell her how the Soviets and the Nazis closed in on his home town of Lvov in September 1939 and how the town council chose the Soviets to surrender to.…  Seguir leyendo »