Domingo, 4 de mayo de 2008

Nueve días después, aún no me he repuesto del doble patatús. ¿Se imaginan ustedes la que se habría montado si, en vísperas de un aniversario redondo de su independencia, nada menos que el vicepresidente de los Estados Unidos regalara a los periodistas una biografía de Benedict Arnold y anunciara públicamente que él y sus compañeros de gabinete siempre se han sentido identificados con quienes, como este general tan brillante como corrupto, se pasaron al bando de los ingleses, alegando que lo mejor para el progreso de las colonias era que continuaran perteneciendo a la corona británica? ¿O si un portavoz del Elíseo anunciara que a quienes de verdad admiran sus actuales moradores es a Pétain, Laval, Darlan y demás capitostes del régimen de Vichy?…  Seguir leyendo »

En el Newseum, el museo dedicado al periodismo recién abierto en Washington DC, cada mañana se pueden leer las primeras páginas de los 80 periódicos más importantes del mundo, transmitidas por satélite al espectacular edificio -un monumento a la tecnología- levantado en la Pennsylvania Avenue, a medio camino entre la Casa Blanca y el Capitolio, y a un paso de los principales museos de la ciudad -la National Gallery, el Museo de la Ciencia, el Hirshhorn Museum, el Smithsonian-, además de la más grande biblioteca del mundo, la Library of Congress.

El Newseum tiene méritos suficientes para alternar con aquellas instituciones, la cara más culta y civilizada de este país.…  Seguir leyendo »

Austria es un país católico y apacible, silencioso y ordenado, en el que aparentemente una cálida concordia reina en sus confortables hogares, sobre los que se proyecta la alargada e impalpable sombra de Sigmund Freud. Con el caso de Natasha Kampush descubrimos hace dos años que esta apacible apariencia podía esconder en algún rincón ciertas lacras inconfesables, que demostraban la pervivencia en la sociedad posmoderna del mito del dragón y de la princesa cautiva en su cueva. Con el caso del electricista Josef Fritzl se ha producido un salto cualitativo, pues el dragón ya no es sólo un carcelero de la princesa humillada y violada, sino su padre.…  Seguir leyendo »

Leopoldo Calvo-Sotelo era en sí mismo un paradigma de las dos Españas. Sobrino del líder de la ultraderecha José Calvo Sotelo, cuyo asesinato encendió la mecha de la Guerra Civil, y tío de la actual ministra de Educación del Gobierno socialista, su biografía es rica en lazos familiares de alta significación política, debido también a su segundo apellido, Bustelo, que le hizo entroncar con sectores de la izquierda y el liberalismo republicano, y, a través de ellos, por vínculos familiares indirectos, con los Azcárate, nombre de prosapia en la izquierda socialista y comunista de nuestro país. Por si fuera poco, había casado con Pilar Ibáñez Martín, hija de un ministro de Educación de Franco y genuino representante del integrismo católico.…  Seguir leyendo »

La escrupulosidad en el traspaso de poderes de 1982, tras la clara victoria del PSOE, define a Leopoldo Calvo-Sotelo, un político constructivo, con ese sentido de Estado que hoy se confunde políticamente con la musculatura de esteroides o con la capacidad estilística de socavar risueñamente al adversario. Por veleidoso y desasosegado, Benjamin Constant está en las antípodas de Calvo-Sotelo, pero en su pensamiento liberal aparece un principio que guió la biografía política de aquel niño a quien, al pasar por el Cantón de Ribadeo, le gritaban el 13 de julio de 1936: «Mataron a Calvo-Sotelo. ¡Fixeron ben!». Su tío, José Calvo-Sotelo, había sido asesinado, en Madrid, de dos tiros en la nuca.…  Seguir leyendo »

For the fifth anniversary of President Bush’s declaration of the end of “major combat operations” in Iraq, the Op-Ed page asked nine experts on military affairs to identify a significant challenge facing the American and Iraqi leadership today and to propose one specific step to help overcome that challenge.

1.- Right the Wrong

By Nathaniel Fick, a Marine infantry officer in Iraq and Afghanistan and a fellow at the Center for a New American Security.

With eight months left in office, President Bush has the power to shape his successor’s inheritance in Iraq. And the over-arching imperative right now, as articulated by Gen.…  Seguir leyendo »