Lunes, 7 de julio de 2008

España es un país plurilingüe. La mayoría de españoles tiene el castellano como lengua materna o lo ha elegido como vehículo preferente de expresión, comprensión y comunicación, pero existen también otros españoles que tienen o han elegido otra lengua. Ésta es la realidad que la Constitución de 1978, los estatutos de autonomía y las llamadas leyes "de normalización lingüística" han pretendido acomodar en los últimos 30 años. Y he aquí la realidad que el Manifiesto por la lengua común no acierta a reconocer en su empeño por encumbrar el concepto de "lengua común" y dar marcha atrás en el camino iniciado hace seis lustros.…  Seguir leyendo »

América Latina y el Caribe celebraron hace unas semanas su cumbre bianual con la Unión Europea. El encuentro de Lima no fue una reunión más en la que se aprobaran documentos previamente pactados, sino que supuso el fortalecimiento de una relación estratégica en la que ambas regiones tienen mucho que ganar.

América Latina ha dejado de ser el continente de la inestabilidad política y las crisis económicas -aunque persistan riesgos en ambos campos- y ha pasado a ser una región con un extraordinario potencial de futuro. Aunque es cierto que difícilmente podemos hablar de una sola América Latina. Resulta imposible comparar Chile con Haití, aunque sí podemos comparar México con Brasil y estos dos últimos países pueden ser comparados con España u otro país europeo.…  Seguir leyendo »

Nadie ha perdido nunca dinero apostando por el fracaso del proceso de paz de Chipre. Pero este año, la mejor oportunidad de las últimas décadas para poner fin a este conflicto ha ido asentándose poco a poco entre los políticos locales y extranjeros, y ahora la Unión Europea tiene una última ocasión de enmendar errores pasados.

Los primeros en cambiar de orientación fueron los turcochipriotas y Turquía, ambos impacientes por acercarse a la UE. En 2004, los votos de los 250.000 turcochipriotas expulsaron del poder al líder radical Rauf Denktash, aceptando el llamado Plan Annan que la UE, con mediación de la ONU, había aprobado y que dicta la constitución de una nueva federación chipriota y la retirada de las tropas turcas.…  Seguir leyendo »

Si hace 30 años se hubiera preguntado a los españoles qué costes estaban dispuestos a asumir por la descentralización política del Estado, es probable que muy pocos hubieran aceptado que ésta se tradujera en menos oportunidades de ascenso social para sus hijos. Pero lo que primaba en aquel contexto no era el lenguaje de los costes sino el de las oportunidades: casi todos tenían una visión esperanzada y positiva de la descentralización. En plena transición a la democracia y con la presencia indubitable de una conciencia histórica común sobre la tragedia de la guerra civil, no eran bienvenidas, por tremendistas y antidemocráticas, las voces que advertían sobre el riesgo que comportaba prescindir de lo mejor de la herencia liberal: un Estado centralizado que, mejor o peor, había construido un único espacio jurídico para todos los españoles, con independencia de la lengua que hablaran, las costumbres que les agradaran, las tradiciones a las que rindieran culto y la religión que profesaran.…  Seguir leyendo »

Less than a month ago, unnamed U.S. officials hit the front page of the Financial Times by indicating that the U.S.-India nuclear pact was "almost certainly dead." This past weekend the corpse suddenly twitched back to life, thanks to sharp political maneuvering by India's prime minister, Manmohan Singh, and his Congress Party. Now, the deal will almost certainly be signed by India's government -- putting the onus back on the United States to get it implemented.

For that to happen, Congress must stop trying to use the deal as leverage to force India to back the U.S. line on Iran. And the Bush administration, as well as Sens.…  Seguir leyendo »

Iran refused again at the weekend to give a straight answer to the west's offer of incentives in return for halting its uranium enrichment programme. But its call for a swift resumption of negotiations, and its assertion that a "new environment" conducive to progress now exists, will make it all the more difficult for Israeli and US hawks to press the alternative case for tougher sanctions or military action.

Tehran's apparent attempt to divide western counsels while counting on Russian and Chinese sympathy at the UN looks familiar. The question of how to maintain a united front and a coherent policy is becoming a hardy perennial as the nuclear dispute drags on.…  Seguir leyendo »

Tras no pocos sobresaltos, ha concluido el Congreso del Partido Popular, cerrando o no del todo sus problemas, pero con el indiscutible triunfo interno de Mariano Rajoy. Y creo que, en democracia, siempre es bueno, incluso para quien ejercite el gobierno, tener en el escenario de la competencia fuerzas bien estructuradas con las que puede y aun debe entablar un fructífero diálogo en los temas de Estado que así lo requieran. Por ello creo que debemos felicitar y felicitarnos. Lo contrario, es decir un panorama con partidos de notables, partidos en permanente escisión, mini-partidos de limitado alcance, e incluso, partidos anti-sistema constituye el punto final más frecuente para las democracias liberales.…  Seguir leyendo »

From Ronald Reagan to George W. Bush, the Republican Party has assiduously courted the core of the old Roosevelt coalition: poor, white, working-class voters — mostly rural, often elderly, sometimes sparsely educated and frequently fundamentalist. But in so doing, Republican presidential candidates have shortchanged a vital component of their party: the Eisenhower Republicans.

These are the affluent, well-educated, mostly white suburbanites and exurbanites who once dominated Republican politics. Fiscally conservative but socially progressive, they catapulted Wendell Willkie to the Republican nomination in 1940 and then rode to victory on the coattails of Dwight D. Eisenhower in 1952. They believe in rule of law at home and collective security abroad, and they cringe at the mantra that Washington is the problem, not the solution.…  Seguir leyendo »

The G8 summit, which opens today on Hokkaido, in Japan, conjures images of a political A&E ward on a Saturday night. President Bush, leader of the greatest nation on earth, is discredited and almost time-expired. Gordon Brown leads a government most of whose own members want him to disappear into a hole.

Silvio Berlusconi presides over a gangster culture that renders it impossible for Italy to present a serious face to the world. Nicolas Sarkozy should enjoy the prestige of a French president secure in office until 2012, but he has grievously injured his own power base by his first-year antics.…  Seguir leyendo »

The past decade has been little short of amazing. Storms that might once have driven the world on to the rocks of recession - the Asian and Russian financial meltdowns, 9/11 and the grim and costly business of confronting Islamist terrorism, not to mention a slew of exceptionally destructive natural disasters - have been weathered with surprising ease.

The grim predictions as the last century ended were that an open, increasingly globalised and technology-driven world economy would condemn Western workers to “a race to the bottom”, in a fruitless struggle to compete with China and other low-cost producers. Instead, the rising Asian tide lifted all boats, even some rickety African ones, boosting job prospects and average incomes in almost every corner of the globe.…  Seguir leyendo »

Si nos atenemos a los escasos avances reales en la lucha contra el hambre y la pobreza que han promovido las decisiones adoptadas en las cumbres del G-8 hasta la fecha, es altamente improbable que los líderes de las principales economías, reunidos desde hoy en Hokkaido Toyako (Japón) acuerden medidas ambiciosas ante la crisis alimentaria mundial. Sin embargo, la búsqueda de consensos en esta materia no sólo parece deseable sino que es, de todo punto, ineludible.

En primer lugar, las cifras demuestran tozudamente la gravedad de la situación: los precios nominales de los principales alimentos alcanzan en la actualidad los niveles más elevados de los últimos 50 años.…  Seguir leyendo »

Vaya por delante que considero al euskera como un bien cultural merecedor de los mejores esfuerzos para su conservación y para un mayor conocimiento y uso. Si no fuera así, me habría rebelado hace ya tiempo ante los excesos que en pro de este objetivo se han venido cometiendo y que, como muchísimos ciudadanos, he disculpado y minimizado en la confianza de que no se pretendía afectar a la más elemental libertad de los vascos para elegir la lengua en la que comunicarse y adquirir y transmitir sus conocimientos. Así, por ejemplo, he callado ante una aplicación de la política lingüística que ha permitido y permite que auténticos mediocres, cuyo único mérito frente a los demás es tener el euskera como lengua materna o haber aprendido en la mayoría de los casos a chapurrearlo, hayan copado las más altas magistraturas de nuestras instituciones, cátedras, cargos públicos, institutos, escuelas y medios de comunicación.…  Seguir leyendo »

Los puritanos ingleses del siglo XIX, que pululaban por todas partes, lo tenían muy difícil con la segunda égloga de Virgilio. En los viejos y famosos colegios privados de la aristocracia y la alta burguesía, conocidos popularmente como Los ocho --Eton, Rugby, Winchester, etcétera--, y los centenares de establecimientos de la clase media que los imitaban, el estudio de los clásicos latinos y griegos era obligado. Y Virgilio, con Homero, era el más célebre de ellos. Sus otras églogas no ofrecían un problema demasiado grave para las remilgadas conciencias victorianas. En ellas, los amores se daban entre hombres y mujeres, como Dios mandaba.…  Seguir leyendo »