Viernes, 25 de julio de 2008

Privacy is the new libel. Not that new: this has been going on for almost a decade now. Suing for defamation under the libel laws is dreadfully passé: libel is a lottery, it's fantastically time-consuming and expensive, and there's that annoying burden-of-truth issue. These days, if you live the kind of life that requires global coverage and said coverage displeases you, the twin tracks of injunction and suing for invasion of privacy are the only kinds of action to pursue.

The early adopters here were Michael Douglas and Catherine Zeta-Jones, who ran a campaign more masochistic than anything Max Mosley could dream up to protect their own image.…  Seguir leyendo »

What a contrast. In western Europe Obama-mania is in full flood, epitomised by raving crowds in Berlin last night as well as the polls which show the Democratic candidate to be far more popular than John McCain in almost every country. In Israel he is met with apprehension, and in the Palestinian territories there is only the faintest hope that the deadlocked conflict will ever end.

The difference is that Europeans know the American president holds the keys to war or peace. He has enormous influence in dragging European governments after him, as the disastrous Iraq adventure showed. So it is not surprising that many Europeans are crying out for a man in the White House who will be less aggressive, less unilateral, less imperial, and more attuned to the complexities of international policy.…  Seguir leyendo »

Forget the sport. As the Beijing Olympics goes critical for its August 8 opening, the political essence of this bizarre event becomes ever clearer. What is not clear is who will win, China or its critics. It could be a photo-finish.

The International Olympic Committee originally chose China for two reasons: it knew it could rely on the Chinese regime to deliver on its stupefying budget; and it knew China would have a public relations interest in complying with the IOC's increasingly fantasist self-image.

China wanted the games for different reasons. As a dictatorship, it saw cost and control as no problem.…  Seguir leyendo »

A quienes conservan la fe en nuestra asombrosa y maltratada Justicia, a los empecinados en defenderla y a los aplastados por la rueda de la injusticia; sus nombres no caben en esta dedicatoria

Es cierto que los hombres navegamos con la vida a cuestas y que en nuestro cuaderno de bitácora anotamos los días que nos restan para decir adiós a este valle de lágrimas. Aun así, de vez en cuando, nos invade la ilusión y nos tienta huir de penas y amarguras. Lo opuesto al pesimismo no es el optimismo, sino la confianza. Así me siento después de que resultase verdad lo que esperaba hace ya muchos años: que, tarde o temprano, todo acabaría.…  Seguir leyendo »

No hace mucho me aventuré en estas mismas páginas (EL PAÍS 12-11-2007) a pronosticar una mini recesión en primavera. El argumento que tejí sostenía que las lúgubres previsiones de crecimiento para 2008, junto con el enorme efecto de inercia con el que se movía nuestra economía, podían esconder un pronóstico de recesión en 2008. A las críticas amables de mis amigos economistas se añadía mi íntimo deseo de estar equivocado. Desgraciadamente no ha sido así y, aunque no ha habido recesión en primavera, parece ser que la tendremos, o estaremos bordeándola, en otoño. El crecimiento del primer trimestre respecto al anterior ha sido exiguo (0,3%) y, si la previsión del Gobierno para el segundo se confirma (0,2%), podríamos entrar en el segundo semestre del año con un efecto de inercia del 1,6%.…  Seguir leyendo »

De pie junto a Slobodan Milosevic en el porche de un refugio de caza situado a las afueras de Belgrado vislumbré dos hombres en la distancia. Salieron de sendos Mercedes idénticos y, en la luz menguante, se digirieron hacia nosotros. Sentí una sacudida en todo el cuerpo; eran inconfundibles. Ratko Mladic con uniforme de combate, robusto, caminando como por un campo enlodado; y Radovan Karadzic, más alto, de traje, con su ingobernable, pero cuidadosamente peinada, mata de pelo blanco.

La captura, el pasado lunes, de Karadzic me devolvió a una larga noche de enfrentamiento, drama y negociaciones de hace casi 13 años; la única vez que lo vi en persona.…  Seguir leyendo »

Los venezolanos vimos por vez primera a Hugo Chávez en una cadena de televisión y en horario estelar vespertino hace ya 16 años. Cautivo del Ejército, el entonces cabecilla de una fallida intentona golpista recobró la iniciativa política en una memorable aparición ante las cámaras.

Había órdenes muy claras, impartidas por el propio presidente Carlos Andrés Pérez, de mostrar en televisión a Chávez esposado, despojado de insignias y leyendo un mensaje pregrabado en el que invitase a los facciosos a rendirse. Pero los atribulados mandos militares, en la premura del caso, prescindieron de grabar previamente la alocución del capturado jefe insurrecto que, en principio, no estaba dirigida al expectante país en pleno, sino solamente a los sublevados.…  Seguir leyendo »

El presidente del Gobierno se ha prodigado, durante las últimas semanas, en la presentación de sus ideas acerca de la economía española. Primero fue su intervención en el Consejo Económico y Social; más tarde su comparecencia ante el Congreso de los Diputados; y después sus múltiples declaraciones en actos del partido socialista. Las ideas económicas de Rodríguez Zapatero se han expuesto de una manera nítida y, por fin, después de muchos meses de tiras y aflojas en el debate económico, han dejado de ser un arcano. Pueden ser, por ello, sometidas al escrutinio del público y al análisis de los expertos.…  Seguir leyendo »