Miércoles, 5 de noviembre de 2008

Todas las convenciones dominantes se han roto y, en efecto, vuelve la política reclamada por la misma "mano invisible del mercado" que la marginó como un estorbo. Aunque la visión del mercado que lo ocupaba todo y excluía cualquier intervención tiene un fundamento ideológico, no creo que éste sea el espacio del debate actual. Ahora, para superar la grave crisis en la que estamos, lo importante es que se actúe políticamente bien.

Estamos ante una oportunidad para los que creen en la función de la política como gobierno del espacio público compartido, que, entre otras, debe asumir la responsabilidad de regular la contradicción de intereses propia de una sociedad libre y ocuparse de que el ciudadano no esté solo, a merced del señor mercado.…  Seguir leyendo »

Asistí hace pocas semanas a la apertura de curso de las universidades de Madrid, celebrada esta vez en la Complutense. Una parte de la ceremonia estuvo dedicada, como es habitual, a la toma de posesión de los nuevos catedráticos y profesores titulares. Al tratarse de la universidad más grande del país, afectaba a un número importante de docentes. Me preparé, pues, a ser testigo de un gran número de renuncias, más o menos voluntarias, a un derecho fundamental: el que afirma, con rotundidad -y con escaso éxito, al menos a estos efectos- que "nadie podrá ser obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencias" (artículo 16.2 de la Constitución).…  Seguir leyendo »

Despejada la incógnita de quién va a ser el inquilino de la Casa Blanca durante los próximos cuatro años, la atención de los analistas de temas internacionales puede volver a centrarse en lo que dará de sí la reunión del G-20 que se celebrará en Washington el 15 de noviembre, sin que a estas alturas sepamos aún si se encontrará una fórmula para que España, que no es miembro de ese club, pueda hacer alguna aportación sistémica a su primera reunión a nivel cumbre de jefes de Estado y de Gobierno desde que naciera en 1999, ya que hasta ahora sólo se habían reunido sus ministros de Hacienda y gobernadores de bancos centrales.…  Seguir leyendo »

Como estaba previsto, Barack Obama, el afroamericano de Harvard, ha derrotado a John McCain, el héroe de Vietnam. Cuando escribo estas líneas la ventaja del senador de Illinois es tan importante que hace prácticamente imposible el triunfo del viejo senador por Arizona. Ohio, el tradicional «pasaporte» republicano para la Casa Blanca, se ha decantado demócrata dándole la llave a Obama. Faltan todavía California y Florida, pero la suerte parece echada ante el triunfo de Obama en estados como Pensilvania, Nuevo México e Iowa. ¿Demasiado pronto para hacer un análisis de lo ocurrido? Tal vez, pero precisamente porque esta campaña ha resultado la más larga y la más emocionante de todas las presidenciales es la más proclive a un análisis instantáneo de lo ocurrido.…  Seguir leyendo »

«España, aún hoy es un país aparte, separado en historia, usos, costumbres y modos de pensar de todo el resto de Europa», escribió Irving en Cuentos de la Alhambra: «es un país romántico», concluía. Puede ser. Larra veía, sin embargo, la España en que él escribía (1828-36) como una sociedad de «ociosos y habladores», pendientes de la maledicencia, del juego y de las relaciones sociales -visitas, tertulias, teatro, ópera, cafés-, en la que ser funcionario y tener un sueldo constituían las máximas aspiraciones sociales; como una sociedad vulgar, mediocre, inculta, sin estímulos («Madrid es el cementerio», escribía en noviembre de 1836), donde escribir era llorar, y donde el cambio político de 1833 había traído a los «facciosos», esto es, la guerra carlista, y un liberalismo débil y conservador.…  Seguir leyendo »

A lo largo de las últimas seis décadas, Estados Unidos y gran parte del mundo han experimentado un crecimiento sin precedentes fruto de una mayor apertura y competitividad de los mercados interiores y exteriores. Este aumento de los niveles de vida ha sido bastante generalizado. Hoy los mercados financieros se encuentran sometidos a una gran presión, y la producción cae en buena parte del planeta. El Gobierno estadounidense surgido de las elecciones de ayer deberá responder a unos importantes desafíos en materia de política económica, puesto que habrá de enfrentarse a las debilidades a corto y medio plazo sin debilitar esa flexible, eficaz y dinámica asignación de recursos por parte del mercado que ha elevado los niveles de vida con tanta rapidez y para tantas personas.…  Seguir leyendo »

La crisis que comenzó a hacer acto de presencia hace 18 meses ha resultado ser imprevisible. Primero se produjo el estallido de la burbuja inmobiliaria norteamericana y la detección del abuso en las hipotecas de alto riesgo; después, ocurrió el tsunami de la escalada de los precios de los alimentos y las materias primas; más tarde, irrumpieron la escasez crediticia y la parálisis del mercado interbancario a causa de la desconfianza provocada por la inundación de valores contaminados, de forma que la crisis hipotecaria se convirtió en crisis financiera; finalmente, la crisis financiera se ha convertido en una dura recesión.

Por fortuna, los estados han reaccionado y, al contrario de lo que ocurrió en 1929, han salido al rescate de las instituciones afectadas poco después de las primeras quiebras relevantes.…  Seguir leyendo »

The Guardian headline on Monday was clear as mud. It read "Stop killing in Congo or else, leaders warned". Everything was left hanging. Which leaders? Warned by whom? Or else what? The story was that western spokesmen had warned various African leaders, albeit via the press, that they would be "held to account, or else" if they did not do what they were told. This clearly implied military intervention and there were briefings to that effect, though only a few hundred soldiers were mentioned.

The threats were from the new prophet of Blairite interventionism - David Miliband, the foreign secretary - and his French counterpart, Bernard Kouchner.…  Seguir leyendo »