Lunes, 22 de diciembre de 2008

Few things symbolize progress in the fight against poverty better than the face of an educated girl. And I was fortunate enough to see hundreds of them during a trip to Afghanistan in 2006. Those faces, eager and alert, lit up the courtyard of a new school built to educate 1,000 girls in central Afghanistan's Bamian province.

Gone were the days of Taliban rule, when girls were forbidden to study and women weren't allowed to teach. Afghanistan's future leaders could learn -- out in the open.

Perhaps that is why last month's brutal attack on a group of Afghan schoolgirls in the southern city of Kandahar was so heartbreaking.…  Seguir leyendo »

The Guardian last week vividly described the shambles of Afghanistan. Simon Jenkins argued on these pages for recognition of failure. I share his analysis of the west's predicament. But I find it impossible to believe the British government will precipitate a crisis in Anglo-American relations by pulling out of the war.

In the new year, President Barack Obama will arrive in Europe on a wave of public euphoria. One almost inevitable consequence is that the British government will commit more troops to a campaign that is going nowhere, because we are too deeply committed to do anything else.

The incoming Democratic administration is convinced Afghanistan is a "good war", in a way that Iraq is not.…  Seguir leyendo »

Han pasado más de cuatro años desde que se inició el debate para valorar el impacto de las reformas legislativas que en materia de violencia doméstica había realizado el PP en 2003, y que continuó el PSOE con la ley contra la violencia de género en 2004. Se empezó a decir en voz alta que no se estaban respetando los derechos fundamentales de muchos ciudadanos en España, que las leyes aprobadas contribuían a aumentar el nivel de intensidad del conflicto en las parejas heterosexuales, provocaban dolor innecesario, suponían un despilfarro para el erario público y no conseguían atajar lo más mínimo el problema de la violencia extrema sobre las mujeres.…  Seguir leyendo »

Salvar a Pakistán para salvarnos a nosotros mismos, señalaba un titular del India Times tras los atentados de Bombay el pasado 27 de noviembre. Ya no hay duda, si es que alguna vez la hubo desde el 11-S, de que la estabilidad de Pakistán es clave tanto para la seguridad internacional como para la de la región, y que el colapso de su Estado tendría consecuencias desastrosas -en especial, pero no sólo, para su vecina Afganistán-. Pakistán y sus aliados se enfrentan ahora al reto de buscar soluciones sostenibles para sacar al país del período más negro y crítico desde su fundación en 1947.…  Seguir leyendo »

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha publicado la actualización anual de su estudio de prospectiva energética a 2030, incorporando ya los efectos de la crisis de la economía mundial. Para ese año estima un crecimiento de la demanda energética mundial del 45% respecto a 2006, siendo los países no-OCDE responsables del 87% de dicho incremento. Este dato, hace no mucho tiempo, se hubiera visto como un síntoma del crecimiento económico mundial y el desarrollo de estos países. Hoy, sin embargo, es una llamada de atención sobre los enormes retos y oportunidades que lo acompañan: las decisiones que se tomen marcarán el perfil energético y ambiental de los próximos 50 años y movilizarán más de 26 billones de dólares entre 2007 y 2030 en infraestructuras energéticas.…  Seguir leyendo »

Han sido numerosas las ocasiones en que se ha llegado a pensar que Zapatero había firmado su propia condena política: la negociación con ETA; De Juana en la calle; la T-4; el Estatut; el barrio del Carmel; la crisis económica; Afganistán; la pérdida de los fondos europeos... Pero, de algún modo, el Gobierno siempre ha recompuesto su figura e incluso ha logrado debilitar a la oposición. Las razones son diversas, pero hay una constante: el Gobierno ha dispuesto de un instrumento de análisis superior al que suelen emplear quienes se le oponen.

Con frecuencia, se mira la política mediante lo que la Ciencia Política denominaría «enfoque jurídico-institucional», pero el Gobierno y el PSOE se sitúan más bien en lo que se conoce como «enfoque de las políticas públicas», una mirada adaptada a la complejidad de la vida política occidental.…  Seguir leyendo »

En los países de habla inglesa, las Navidades suelen traer la evocación literaria y cinematográfica de «El cántico de Navidad» de Dickens. La obra, que se conoce bien en España, relata el triunfo del espíritu de la Navidad sobre el mercantilismo egoísta y escéptico del avaro Ebenezer Scrooge. En la situación de partida, Scrooge ve la Navidad con impaciencia y desprecio; su dureza de corazón sólo se conmoverá tras la visita de tres fantasmas, que personifican sucesivamente las Navidades pasadas, las presentes y las futuras. Al contemplar en ese espejo sobrenatural el espectáculo estremecedor de su vida sin amor y de la muerte solitaria que le espera, Scrooge se convierte y se une a la corriente de alegría navideña que viene a templar durante algunos días la severidad de aquel Londres de la primera etapa victoriana.…  Seguir leyendo »

Un extraterrestre (o un extranjero) de visita estos días en las principales capitales europeas en busca de las consecuencias de la crisis financiera no topará fácilmente con signos externos de notable pobreza. Recuerdo, siendo un muchacho, la gran depresión de principios de los años treinta: calles oscuras, largas colas de desempleados que aguardaban su turno ante los comedores de beneficencia que repartían raciones de comida gratuita, gente andrajosa que temblaba de frío y hambre. ¿Y ahora? Alegres iluminaciones navideñas en la Regent Street londinense y la Kurfürstendamm berlinesa, tiendas que abren sus puertas desde las siete de la mañana hasta medianoche, gentío en las calles, embotellamientos de tráfico, atractivos mercadillos de Navidad en los Campos Elíseos o en el bulevar Richard Lenoir, donde, como saben los buenos lectores, vive Jules Maigret, el detective más famoso de Francia...…  Seguir leyendo »

"Es más fácil que haya cisnes negros a que pase..." es un dicho que se usaba en Inglaterra, hasta que, en 1697, Willem de Vlamingh descubrió en Australia el cygnus atratus, el cisne negro. Ahora, en los estanques del parque de Saint James, a los pies del palacio de Buckingham, en Londres, nadan cisnes negros.

El matemático reconvertido a economista Nassim Nicholas Taleb nos lo recordaba en su libro que ha pasado de ser material para eruditos a best-seller mundial. Hoy surcan el cielo financiero bandadas enormes de cisnes negros. Están pasando cosas tan impredecibles como que la banca de inversión haya desaparecido, exista al menos una trama piramidal en el corazón de Wall Street, General Motors esté al borde de la quiebra, los tipos de interés en Estados Unidos hayan caído al 0% y la máquina de imprimir dólares funcione sin descanso las 24 horas del día.…  Seguir leyendo »