Viernes, 10 de abril de 2009

En el artículo de la Cuarta Página que publiqué en marzo sobre la democracia-marketing insistía en el abandono de los atributos propiamente políticos por parte de la nueva democracia. En primer lugar, los actores, con la sustitución de los partidos y los militantes por los colectivos de apoyo electoral y los grupos en favor de campañas sociales concretas; y por otra parte, la renuncia a toda doctrina y formación ideológica, suplantadas por nuevos dispositivos técnico-funcionales.

Esta cancelación del espacio ideológico llevó a pensar que se trataba de una reedición del tema del fin de las ideologías, que había emergido a finales de los años cincuenta en el mundo de las ciencias sociales y del análisis político y que desde entonces ha acompañado todos los intentos de conservadurismo político y social.…  Seguir leyendo »

El general Francisco Franco quiso dejar bien claro a la sociedad española cuáles eran los poderes que le habían llevado a la victoria en la guerra civil española. Por eso, no fue casual que se hiciera rodear por una escolta militar de soldados marroquíes en los primeros años de su larga dictadura. La Guardia Mora fue casi tan popular como el Real Madrid o el FC Barcelona. Aún hoy, en los cuarteles de la Guardia Real de Juan Carlos I, en El Pardo, se conservan las salas de estilo marroquí que usaban los oficiales de aquella guardia. Franco quería enseñar quiénes fueron los que le dieron la victoria, y esos militares de élite, que vestían capas blancas y montaban a caballo, eran la flor y nata de los cerca de 100.000 combatientes que reclutó en el Norte de África.…  Seguir leyendo »

Pese a que pierda terreno conforme avanza el conocimiento, el hecho religioso parece consustancial al ser humano. Su razón de ser principal es aliviar la desazón que suscita a menudo el vivir y sobre todo el morir. Religión ha existido siempre y probablemente apareció con la hominización misma, cuando su incipiente racionalidad hizo que nuestros remotos antepasados buscaran una balbuceante explicación, que sólo podía ser sobrenatural, a una naturaleza misteriosa, tan pronto hostil como propicia, de la que dependía el vivir de cada día y la propia supervivencia de la especie. Las divinidades, tanto masculinas como femeninas, a las que había que predisponer favorablemente para atenuar el desvalimiento humano debieron de ser muchas y muy diversas, con referencia casi siempre a lo más presente: el sol, la luna, la tierra, la lluvia, el rayo, los animales.…  Seguir leyendo »

No se trata de un personaje histórico más. No, Jesús es alguien que ha configurado la conciencia de miles de millones de personas y partido en dos la Historia del mundo. Es imposible ser occidental y no ser cristiano en el sentido de haber estado influenciado profundamente por el cristianismo. Nietzsche, a pesar de su ateísmo, decía: «Soy el más cristiano de los hombres». ¿Qué hubiera sido del planeta sin Jesús de Nazaret? «Arrancar tu nombre [el de Jesús] del mundo sería lo mismo que sacudirlo en sus cimientos» (E. Renan).

Siendo yo estudiante, allá por la década de los 70, a la salida de los restaurantes universitarios de Estrasburgo (Francia), me fijaba atentamente en los letreros colocados sobre los tenderetes de libros, en los que se leían cosas como: «Obras de Mao, el mayor filósofo de la Historia»; «Obras de Lenin, el mayor pensador de la Historia de la humanidad»; «Obras de Stalin, el mayor lingüista de todos los tiempos».…  Seguir leyendo »

Tormento cruel y vergonzoso era el de cruz, al que sólo se condenaba a los más aviesos entre los criminales. Suplicio reservado para los delitos más viles o para los esclavos perversos. Se colgaba al reo de la cruz para que sirviera de escarmiento y vergüenza pública.

Es fácilmente comprensible que se hablara del «escándalo de la cruz» en una cultura en la que no se podía recordar, sin sentir vergüenza y repugnancia social, todo cuanto podía hacer referencia a la cruz y a los crucificados.
Como si se tratara de una transfiguración, la realidad y el signo de la cruz ha pasando del horror a la gloria; de la vileza del castigo a la bendición; del simbolismo a la realidad de un mundo unido y salvado por la cruz; del instrumento disuasorio para los malhechores, a una invitación a tomar la cruz como camino de salvación; del escándalo al amor del Crucificado; de la tortura, a tener grabadas las «cicatrices de Cristo» (Gál 6, 17), a la aceptación del sufrimiento y de la muerte plenamente identificados con Cristo.…  Seguir leyendo »

Pecadora (arrepentida), prostituta (penitente), endemoniada (curada por Jesús), mujer sensual, arquetipo de la sexualidad femenina (¡puro sexo!), sirvienta, amiga, amante, esposa de Jesús de Nazaret? Éstas y otras imágenes similares de María Magdalena están tan grabadas, casi a fuego, en el imaginario religioso de la gente, sea cristiana o no, que no son fáciles de desmentir. Responsabilidad no pequeña tienen, al menos en la imágenes más negativas, algunos evangelistas, especialmente Lucas, que dice que de la Magdalena «habían salido siete demonios» y, de otras mujeres seguidoras de Jesús, que «habían sido curadas de espíritus malignos y de enfermedades» (Lc 8,2). No están exentos de responsabilidad los intérpretes varones del Nuevo Testamento, que relacionan a María Magdalena con la pecadora perdonada que besa los pies de Jesús, los unge con perfume y los seca con sus cabellos.…  Seguir leyendo »

Le discours de Benoît XVI sur le préservatif est tout simplement réaliste.

A la lecture de votre lettre adressée à Benoît XVI, dans Le Monde du 25 mars, nous nous demandons s'il est encore possible de réfléchir sur le sens de la sexualité humaine, des comportements et des modèles sexuels qu'une société génère, sans être aussitôt sommé de se taire, au nom d'une vision purement technologique en la matière et qui, au reste, ne prend pas en compte toutes les études épidémiologiques.

Aujourd'hui, un groupe de mots prononcés par Benoît XVI est retenu et discuté dans les médias : "(...)…  Seguir leyendo »

Las naciones victoriosas de la Gran Guerra se empeñaron en beneficiarse de su triunfo bélico, de la eliminación temporal de las potencias rusa y alemana y de la desaparición de los imperios austrohúngaro y turco para consolidar su dominio sobre el mundo, redistribuir las colonias y territorios de ultramar que habían conquistado y establecer en Europa una organización que perpetuaría la impotencia de los vencidos y haría imposible una guerra de revancha. La Conferencia de Paz de París y los tratados de 1919-1920 (Versalles, Saint-Germain-en-Laye, Neully-sur-Seine, Trianon y Sèvres) fueron un compromiso entre los principios wilsonianos y la antigua diplomacia europea representada por sus interlocutores.…  Seguir leyendo »

Pakistan seems like a Molotov cocktail waiting for a match. Its ruling elite bickers over politics, while out on the streets Taliban insurgents step up their suicide attacks. Its military plays the role of national conciliator even as it worries about Muslim revolutionaries in its own ranks. Meanwhile, the United States, Pakistan's historic friend and benefactor, is symbolized in the popular mind by unmanned drones that cruise over the western frontier assassinating Taliban militants by remote control.

Which is why two top Obama administration emissaries, Ambassador Richard Holbrooke and Adm. Mike Mullen, paid an urgent visit here this week to explain the administration's new Afghanistan-Pakistan strategy.…  Seguir leyendo »

Warning against the dangers of totalitarianism in his novel Nineteen Eighty-Four, George Orwell famously summed up its perverse logic in three words: "War is peace." Last week, Avigdor Lieberman admonished: "If you want peace, prepare for war." The difference between Orwell and Lieberman is that one was a writer of fiction and a relentless critic of power without restraint. The other is Israel's new foreign minister.

Behind Lieberman's ominous warning is a sentiment that runs counter to the premise of negotiations, on which the Middle East peace process is built.

He is saying that Israel will impose an outcome, not negotiate a solution, and that it will substitute dialogue for the blunt instruments of war.…  Seguir leyendo »

Shocked? Indignant? Hard to tell, really. Most Italians simply don't know that Silvio Berlusconi has compared the plight of earthquake victims forced to sleep in tents in the wintry weather of the Abruzzo region to a camping holiday.

Television broadcasts tactfully ignored the slip. The good man, after all, was only trying to keep everyone's morale up. Virtually every newspaper in the country did the same. Only the readers of the very leftwing Il Manifesto were informed in a brief note: "Shock at 'camping weekend' comment. But only abroad." That's it, really. Past caring. If you can take the spectacle of your prime minister parading in front of TV cameras, massed officialdom and one miserable homeless old lady in an outsize fireman's helmet, you can take anything.…  Seguir leyendo »

As India prepares to go to the polls for its general election next week, a familiar tone of wonder has crept into commentary about “the world's largest democracy”.

Once again we are regaled with colourful stories about this huge exercise in people power - an electorate of about 714 million. Comparisons are made with the region's other countries, racked by military rule, civil war, “Talebanisation” and instability. Nobody disputes that Indian democracy has its flaws. But with 14 general elections and seven changes of government through the ballot box since 1977, even India's sternest critics acknowledge its remarkable achievement.

Yet India has failed to deliver even the basics of a decent life to most of its citizens.…  Seguir leyendo »