Domingo, 19 de abril de 2009

A little more than 12 years ago, I stood outside the Union Buildings, the light sandstone government headquarters in the South African capital of Pretoria, where the country's dour apartheid leaders made so many fateful decisions. It was there that tens of thousands had gathered in 1994, under a diamond-bright sky, to celebrate the birth of a "new" nation with the inauguration of Nelson Mandela as the country's first black president. Two years later, I had returned to interview Thabo Mbeki, then Mandela's successor-in-waiting. After an hour I had emerged confident that South Africa would be in safe hands.

My conversation with Mbeki ranged from the global economy to literature on the Highland Clearances, the 18th-century eviction of Scottish tenant farmers by their clan chiefs.…  Seguir leyendo »

La condena del ex dictador Alberto Fujimori a 25 años de cárcel por delitos contra los derechos humanos que ha dictado un Tribunal de la Corte Suprema del Perú trasciende largamente la demarcación geográfica peruana y gravita a partir de ahora sobre toda América Latina como una advertencia a quienes, de un confín a otro del continente, aspiren a tomar por asalto el poder y gobernar amparados por la fuerza. Ya saben los gobernantes que pisotean la Constitución y las leyes y mandan torturar y asesinar que sus crímenes no quedarán impunes, como casi siempre ha ocurrido hasta ahora, sino que tarde o temprano pueden ser juzgados y sancionados por sus propios pueblos.…  Seguir leyendo »

The Navy’s heroic rescue of the sea captain Richard Phillips from his captors has left the rest of the world trying to figure out how to safely free the 200 or so seamen being held hostage by pirates in the Indian Ocean.

There are generally two approaches to hostage situations. One is to negotiate with the kidnappers to gain a conditional release of the hostages. The other is to stage a violent rescue in which kidnappers, hostages and rescuers alike all run the risk of losing their lives.

I have been involved in both hostage negotiations and in hostage rescues. In the case of pirates off eastern Africa, it would appear that having many hostages of different nationalities, spread over a large area, favors the first approach.…  Seguir leyendo »

Insects have been conscripted as weapons of war, tools of terrorism and instruments of torture for thousands of years. So should we be surprised by the news that the C.I.A. considered using these creatures to instill fear in Abu Zubaydah, a terrorist suspect? Yes, and here’s why.

The earliest hypothesized uses of insects in human conflicts involved bees and wasps. During the Upper Paleolithic period, nests of stinging insects — evidently contained within baskets or pottery — were heaved into rocky caves or thorny stockades to drive an enemy into the open. Employing insects to destroy crops or transmit disease would not develop until modern times (unless we include Yahweh’s assaults on Pharaoh in Exodus).…  Seguir leyendo »

Ya advertí hace nueve años, desde el día en que fue asesinado, que José Luis López de Lacalle trataría de regresar a su casa cada mañana con el paraguas en ristre y la bolsa de plástico repleta de periódicos en la mano. Saldría del bar en el que desayunaba, saludando al camarero, y emprendería, jovial y animoso, su trayecto por las calles de Andoain camino del portal de su casa, rumbo a aquel despacho en el que le esperaban su ordenador, sus carpetas de recortes y su colección de grandes biografías de tapas amarillas.Y justo antes de sacar la llave del bolsillo alguien se le acercaría por detrás, le encañonaría con un arma y vomitaría su odio imbécil, fusilándole por la espalda.…  Seguir leyendo »

Llego de Estados Unidos a España, como cada primavera, tocado aún de una saludable esperanza fortalecida en aquel país gracias a la victoria de Obama (ya saben, la vitamina O). Y, como siempre, recupero muchas cosas. Tomo conciencia de la maravilla que es España y también -ay- de sus sombras y miserias. Tierra, la mía, de ángeles y demonios, igual que todas. Hoy quiero hablar de los demonios, de tres demonios a cuyas órdenes actúan expertos legionarios infernales. Acaso esa persona que se cruza sonriente con usted en la calle, lector, sea uno de los ángeles caídos que Satanás dirige desde su prodigioso teléfono móvil.…  Seguir leyendo »

¿Cuándo decimos que una persona joven ya ha entrado de lleno en la edad adulta? Antaño ese tránsito estaba claro y unívocamente señalizado a través de determinados ritos de paso. Del servicio militar, por ejemplo, se decía - con un convencimiento que hoy sin duda nos hace sonreír-que los chicos volvían hechos unos hombres. La desaparición - o la devaluación-de tales ritos ha desdibujado las fronteras y emborronado los límites, de manera que plantear hoy la pregunta inicial obliga a una mínima definición previa de lo que queremos decir en cada caso.

Si identificamos, como suele hacerse en el lenguaje ordinario, edad adulta con pleno desarrollo de todas las esferas del individuo (física, psicológica, emotiva...),…  Seguir leyendo »

Quienes me conocen saben de mi afición por la geografía. Sin saber geografía difícilmente pueden entenderse los cambios estratégicos que están sucediendo en el mundo, con una creciente multipolaridad, más basada en países con vocación imperial en lo económico y en lo cultural, a nivel global o regional, que en las capacidades militares, aunque la correlación es clara. Y que trasciende el concepto de civilización. Son las relaciones interimperiales las que nutren los cambios geoestratégicos y de ahí la escasa repercusión de conceptos tales como la Alianza de Civilizaciones que, en la práctica, se ha reducido a una creciente relación bilateral entre España y Turquía (que hay que aplaudir) y, como máximo, a un cierto diálogo social entre Occidente y el Islam que, además, tiene otros foros donde producirse.…  Seguir leyendo »

He participado a lo largo del último año en varios debates defendiendo los derechos de autor y por tanto -a falta de algo mejor- del canon que gestiona la SGAE. Junto a argumentos en contra medianamente atendibles y exabruptos mucho menos respetables, me ha sorprendido por encima de todo un frecuente reproche que me han hecho: «Claro, tú apoyas el canon porque te beneficia». Dejando aparte que la cuantía de tal beneficio en mi caso no justificaría que me tomase demasiadas molestias, el argumento es realmente pintoresco. Nunca he oído que cuando los obreros metalúrgicos defienden sus puestos de trabajo o los que padecen contratos basura exigen más seguridad laboral alguien les censure por reclamar lo que les beneficia.…  Seguir leyendo »

No sé cuál de los dos se ofendería más al verse comparado con el otro. Pero lo cierto es que entre ambos hay una semejanza que debe ser objeto de reflexión. Me refiero a su interés por la política exterior en su segunda legislatura. En efecto, Aznar, cuando llegó al Gobierno en 1996, se centró casi en exclusiva en que España superase los negativos datos económicos. A nivel de déficit público, inflación y desempleo, nuestro país estaba muy lejos de los parámetros exigidos para entrar en el sistema monetario del euro pocos años después. La excelente labor hecha (con especial mención de Rodrigo Rato) transmitió a la sociedad, y particularmente a los actores económicos, confianza y capacidad de esfuerzo.…  Seguir leyendo »

A una edad temprana, cuando la arcilla todavía húmeda solo se sostiene si gira velozmente, conocí a un personaje notable. Era el heredero del pintor Rusiñol y, aunque quizá entonces no contara ni 50 años, me parecía un anciano al borde de la muerte. Coincidíamos en verano, época en la que mis abuelos me llevaban consigo a un balneario del Pirineo. Rusiñol júnior, larguirucho, filiforme, de presencia gótica, era allí celebrado por hablar con los gansos del estanque. Más tarde me diría que tenía por más inteligente la conversación de los gansos que la de los veraneantes. Conmigo hacía una excepción.…  Seguir leyendo »