Sábado, 9 de mayo de 2009

Al bajar del avión en Bruselas la nieve y el viento me hacen recordar los versos del poeta norteamericano Archibald Macleish: All night in Brussels the wind had tugged as my door, «En Bruselas, anoche, tuve el viento a mi puerta: / tiraba de mi puerta y combaba los árboles, / y para mí, recién llegado en aquel país, / era un extraño viento que soplaba / sin cesar, envarando las paredes, el piso, / el techo de mi cuarto. No podía dormir / pensando que él también era un muerto extranjero / y, bajo tierra, sentía en el flujo del viento / las raíces tirantes, sin poder comprender, / recordando los vientos lacustres de Illinois, / a aquel extraño viento.…  Seguir leyendo »

Poco después de que quebrara el socialismo, también el neoliberalismo ha caído hecho añicos. Arrollados por semejante cataclismo, los Gobiernos utilizan la economía como los bomberos la manguera: lanzan agua allí donde hay más fuego, tratando de salvar lo salvable. Claro que su misión es la de detener el avance del fuego, no la de reconstruir lo que se quema. Serían necesarios arquitectos e ingenieros para hacerlo, pero no están disponibles.

De hecho, ningún Gobierno tiene a mano una nueva teoría económica, un modelo que seguir, puesto que durante treinta años se han acomodado al sistema creado por Margaret Thatcher, la Dama de Hierro.…  Seguir leyendo »

El cadáver insepulto de Fidel Castro se pasea por las calles de La Habana. Hay quien asegura haberlo visto blandiendo el puño en el «bosque de banderas», frente al edificio de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en Cuba, o en la Plaza de la Revolución, en animada charla con José Martí. Y no es extraño, porque aunque el dictador cubano esté muerto, los medios oficiales dan fe de su capacidad espectral de aparecerse. El semanario Trabajadores lo explica con el habitual celo evangelizador de la prensa cubana, por «la especie de revelación de una moderna Trinidad comunista entre el pueblo, el líder y el espíritu revolucionario».…  Seguir leyendo »

In order to avoid controversies, official voices from the ­Vatican have been trying to explain that the pope’s visit to the Middle East is not political. It should be ­understood as «a ­pilgrimage», aiming to spread a ­»religious ­message» of peace. All these terminological contortions will change nothing in the reality of the matter: the leader of the Catholic church, the head of the Vatican state, is visiting a region torn apart by the more critical political conflicts of our time. The world would be right to expect from him a plain ­religious discourse as well as a clear ­political positioning on the Israel-Palestine conflict.…  Seguir leyendo »

Obama administration officials say a final decision has not been made about where to relocate the 241 foreign nationals being held at the Guantanamo Bay detention facility and/or where to put them on trial. Such public statements, though, have not stopped rumors about which federal prisons or military brigs might be used to house the detainees. Indeed, the Keep Terrorists Out of America Act introduced this week and other legislation seek to prevent detainees from being sent to certain states or taxpayer funds from being spent to transfer Guantanamo detainees to U.S. soil. Defense Secretary Robert Gates said recently that he expects 535 bills, one for each senator and House member, to be introduced before a decision is made.…  Seguir leyendo »

Es la esclavitud de los titulares. Mi intención era Victorias y derrotas póstumas de Borges, pero hoy día tanta letra es imposible. Digan lo que digan los analistas borgianos de su literatura, lo más increíble, por paradójico, es que su vida, sus palabras, sus gestos, sus compromisos, sus hábitos, es decir, todo lo que no es estrictamente literatura, ha cobrado una importancia póstuma que cubre y hasta ilumina su obra. Basta visitar esas maravillosas librerías de Buenos Aires, auténticas bodegas de lujo repletas de las mejores añadas, para constatar que el atractivo – o la repulsión-hacia Jorge Luis Borges se refiere a su persona, y que sus escritos pueden servir en muchos casos como prueba de tal o cual rasgo biográfico.…  Seguir leyendo »

Cuando en septiembre del 2006 se le preguntó si había algo malo en cómo trataban los interrogadores estadounidenses a los prisioneros «valiosos» en Guantánamo y otros lugares, George W. Bush dio la célebre respuesta: «Nosotros no torturamos».

La definición de la tortura es notablemente escurridiza, pero desde hace tiempo sabemos que el ex presidente había sido, por decirlo de alguna forma, mezquino con la verdad. Como mínimo, los interrogadores estadounidenses estaban violando las Convenciones de Ginebra contra el trato «cruel, inhumano o degradante» ratificadas por EE. UU.

Atar a una persona a una tabla y sumergirla hasta casi ahogarla una y otra vez, u obligar a un preso – desnudo y cubierto de sus propios excrementos-a estar de pie con las manos encadenadas al techo durante días hasta que sus piernas se hincharan el doble de su tamaño normal puede no haber sido tortura en los documentos preparados por los abogados del Gobierno, pero esas prácticas ciertamente son crueles, inhumanas y degradantes.…  Seguir leyendo »

En el año 1996 me inscribí en un posgrado de Literatura Mexicana en la universidad más grande de América: la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México). Y durante cuatro años estudié en una universidad en la que se habían graduado tres premios Nobel y donde trabajaban 11 maestros vinculados con este galardón. Entre las filas de profesores y egresados había también ocho premios Cervantes, infinidad de premios nacionales y los científicos, artistas, escritores, humanistas, filósofos y políticos que han construido el México contemporáneo. Teníamos orquesta filarmónica, equipo de fútbol, televisión, radio, institutos de investigación, teatros, salas de cine y el acervo bibliotecario más importante del país.…  Seguir leyendo »