Sábado, 6 de junio de 2009

Hace casi medio siglo, más precisamente 47 años, que 118 españoles, de los cuales 80 venían del interior de España y 38 procedían del exilio, se reunieron en Múnich, en el marco del Movimiento Europeo, para proclamar la vocación europea de la España democrática. Un admirable exiliado catalán, Enric Adroher, al que llamábamos Gironella, fue decisivo para su organización. El franquismo, de alguna manera, se había acogido unos meses antes a esa condición, cuando al solicitar la admisión en la CEE había admitido que ello implicaba que España fuese una democracia como exigía la Comunidad y había establecido la doctrina formulada en enero de 1962 por el eurodiputado Birkelbach.…  Seguir leyendo »

El mundo de la televisión anda con los nervios a flor de piel. A un año del apagón analógico cada día hay más oferta y, paradójicamente, cada vez hay menos dinero porque ha descendido la inversión publicitaria. Menos dinero para las cadenas y, curiosamente, más tiempo para verlas, puesto que, gracias también a la crisis, el consumo de televisión está alcanzando cifras récord.

La industria audiovisual española, un sector estratégico, que como muchos otros vivió tiempos de pelotazo, necesita superar la crisis construyendo un escenario nuevo. Revisando el otro día un clásico de Sergio Leone me pareció entender la lógica de los acontecimientos en el negocio y la clave de los comportamientos de sus actores si lo reinterpretaba en clave de western.…  Seguir leyendo »

Antonio Gamoneda no estuvo especialmente oportuno con sus declaraciones sobre Mario Benedetti durante la rueda de prensa de presentación de Un armario lleno de sombra, su último libro. Cuando todo el país expresaba de forma diversa su condolencia por el fallecimiento del uruguayo, no fue lo más adecuado aludir de forma crítica a su obra. Sobre ello hay unanimidad en la opinión pública. Pero tras subrayar ese hecho, sería conveniente aportar un mínimo de desapasionamiento a la polémica que, a partir de sus declaraciones, se desató. También de rigor intelectual. Lo digo porque al leer las respuestas que, en defensa de Benedetti, reflejaron los medios de comunicación en los días posteriores, pareciera que Gamoneda hubiera desgranado una cadena de insultos y descalificaciones contra el autor de La tregua.…  Seguir leyendo »

La escena contiene recuerdos de otro tiempo mucho más turbulento. En Europa, ensombrecida de fascismo y estalinismo, sólo quedaba ya Gran Bretaña para enfrentarse a un Hitler que había dividido Francia en dos y que, en plena euforia, se decidía a marchar sobre Moscú. En la brasileña y tranquila Petrópolis, una ciudad balneario a menos de dos horas de Río de Janeiro, donde había buscado refugio, Stefan Zweig escribía sobre Montaigne. Necesitado de consuelo, el viejo y apátrida escritor austrohúngaro recordaba que si Europa había dado a luz auténticos monstruos, a su vez había concebido las teorías que permiten pensar y destruir a esos monstruos.…  Seguir leyendo »

Tenía por nombre Eliahu Itzhovitch, lo que nos acerca a algunos rasgos obvios de su tejido familiar. Rumano y judío. Debía de haber nacido hacia los años treinta, es decir cuando su país vivía el borrascoso periodo de la efervescencia fascista, con la Guardia de Hierro de Codreanu y Horia Sima, tan cara entonces a personajes importantes de nuestra cultura como Cioran y Mircea Eliade. Tratándose de un niño judío no debió de serle fácil aquel ambiente de pogromo permanente que para él y su familia desembocó en la dictadura del mariscal Antonescu y la adhesión a la Alemania nazi. Poco importa la historia en este caso; hizo las veces de telón de fondo en una tragedia que abarcó a una familia, un puñado de nombres que no cabe meter en la estadística mortuoria.…  Seguir leyendo »

Allá por los años cincuenta se acuñó un dicho que sintetizaba la visión del mundo empresarial estadounidense: lo que es bueno para General Motors es bueno para Estados Unidos. Hoy día sólo si el Gobierno va bien podrá sobrevivir una nueva General Motors. Nada simboliza más claramente la transformación que estamos viviendo y que muchos se obstinan en negar, incapaces de cambiar el chip. Y es que General Motors fue la empresa conformadora de la sociedad del automóvil y del consumo industrial. Si Ford fue quien desarrolló las cadenas de montaje y la "organización científica del trabajo" (o sea, convertir a los trabajadores en robots cronometrando sus movimientos, según inmortalizó Charlot en Tiempos modernos),fue Alfred P.…  Seguir leyendo »

Barack Hussein Obama ha sabido elegir el lugar y el tono preciso para su intento de dar la vuelta a la imagen peyorativa de Estados Unidos que ha prevalecido durante décadas en el mundo islámico. Ciertamente, después de los disparates de Bush no resultaba difícil marcar distancias con el pasado; en cambio, se alzaban mayores obstáculos para conjugar un discurso que por un lado inevitablemente tenía que estar sembrado de buenas palabras y por otro debía abordar la toma de partido en cuestiones tan espinosas como el pleito de Palestina. Obama ha sabido llevar a cabo esa convergencia, dejando claro que la sincera oferta de conciliación con el mundo musulmán iba acompañada de planteamientos inequívocos en los temas citados.…  Seguir leyendo »

La Lehendakaritza socialista ha recién amanecido con dos manifestaciones, una en forma de huelga y otra de sentencia judicial. Ambas en sendos planos físicos de realidad aparentemente desagregados que encuentran, sin embargo, una relación metafísica en los propósitos de gobierno de Patxi López. El estrenado gobernador de los vascos y las vascas se ha confesado determinado a desarraigar a ETA de la sociedad vasca, además de perseguirla legal y judicialmente. Desde luego, la huelga no ha sido convocada por ETA y la lista electoral de Iniciativa Internacionalista tampoco tiene relación con los etarras, según el Tribunal Constitucional. Bien, en efecto, lo que ha determinado el Constitucional es que el Supremo no ha acreditado probadamente la vinculación de Iniciativa Internacionalista con ETA y con Batasuna...…  Seguir leyendo »

Excepto raras excepciones, la política democrática europea muestra signos de fatiga. Viejas y nuevas democracias se ven igualmente afectadas. Solo cambian las manifestaciones de este malestar en función de las circunstancias, de las instituciones y de los problemas propios de cada país. En Europa, las cosas no van mucho mejor. Incluso corren el riesgo de ir peor, puesto que las condiciones de la elección de los parlamentarios europeos están sometidas a tensiones particulares. En efecto, se trata de hacer lo que podríamos denominar una transición democrática a nivel europeo.
Europa nació de la visión audaz y valiente de unas élites limitadas que, inicialmente, crearon prácticamente Europa sin el pueblo, aunque, al mismo tiempo, imaginaban reintroducirlo.…  Seguir leyendo »