Agosto de 2009

Cuando leí la propuesta de una diputada argentina de trasladar solemnemente los restos mortales de Borges desde Ginebra, en donde falleció, al cementerio bonaerense de La Recoleta para su eterno reposo junto a los próceres y padres de la patria, incluida Evita Perón, me puse a temblar. ¡Otra vez la ceremonia grandiosa, los discursos grandilocuentes, la exposición del féretro en el Congreso de los Diputados, las notas vibrantes del sacrosanto himno nacional! Quizás esta dichosa exhibición de autobombo a la que son tan proclives -probablemente por contagió francés- los países de lengua hispana convenga a los héroes y caudillos o a los vates y artistas identificados con los valores y rasgos del país en el que nacieron.…  Seguir leyendo »

El apasionado y confuso debate sobre la reforma sanitaria que tiene lugar en Estados Unidos en la actualidad no es en modo alguno un mero enfrentamiento entre partidarios de la empresa privada y defensores de la medicina socializada.

Sí, está claro que la inmensa mayoría de los conservadores desea limitar las decisiones y el gasto federales prácticamente en todas las partidas, salvo la militar. Y que también está absolutamente segura de que la democracia capitalista actual proporciona oportunidades suficientes para que las personas trabajadoras puedan ganar lo bastante para sufragarse su propia atención sanitaria, salvo en casos de emergencias catastróficas.

Al mismo tiempo, también es cierto que, en líneas generales, prácticamente todos los liberales e izquierdistas piensan que los Gobiernos de los países democráticos tienen una importante responsabilidad a la hora de garantizar el bienestar de los ciudadanos, sea cual sea su clase social o grupo étnico.…  Seguir leyendo »

Para una mujer occidental es muy difícil hablar del burka con frialdad, con la cabeza y no los sentimientos, por lo mucho que nos afecta esa ostentación de sumisión, de servidumbre de la mujer, esa negación extrema de la igualdad entre los sexos. Sin embargo, el problema se encuentra a nuestras puertas. Ya no se trata sólo de simpatizar con nuestras hermanas iraníes, saudíes o yemeníes, que sufren latigazos y lapidaciones, sino de saber qué corresponde pensar y hacer cuando el burka está entre nosotros. Sabemos más o menos lo que ocurre en los países que aplican la sharía, aunque sea difícil hacerse una idea exacta, es decir, ponerse en el lugar de las mujeres sometidas a esos regímenes.…  Seguir leyendo »

Soy plenamente consciente de que Ted Kennedy era una persona extraordinaria. En los últimos años, sobre todo, se convirtió en uno de los políticos americanos más rigurosos, más íntegros y más valientes. Por ejemplo, fue uno de los primeros en romper el consenso pseudopatriótico que se había creado en torno a la decisión, tomada por George Bush, de intervenir militarmente en Irak. Fue también uno de los primeros, si no el primero, en advertir la potencia del meteorito Obama, mientras los caciques de su partido seguían apostando por Hillary, en vez de dejar el campo libre a la victoria del senador por Illinois.…  Seguir leyendo »

En mayor o menor medida, el deporte siempre ha llamado la atención de filósofos, sociólogos y psicólogos. Por ceñirnos a la época contemporánea, la filosofía alemana de la primera mitad del siglo XX quizá fue la primera en percibir la importancia que el deporte iba cobrando día a día. Si Max Scheler llamaba la atención sobre «ese poderoso fenómeno supranacional de la época actual que ha crecido inconmensurablemente en magnitud y aprecio», Norbert Elias preguntaba cómo «explicar que un entretenimiento inglés denominado sport pudiera servir como modelo del ocio a escala mundial». Por su parte, Theodor Adorno y Jürgen Habermas relacionaban la práctica del deporte con la aparición del tiempo libre en una sociedad capitalista que necesitaba ocupar el ocio de los trabajadores.…  Seguir leyendo »

Como no podía ser de otro modo, los dos asesinatos cometidos por ETA la víspera del pasado 31 de julio dejaron en un segundo plano la discusión sobre su presunto 50 aniversario. Se trata de una vieja discusión, a veces más ideológica que histórica, que fluctúa, al situar el inicio de ETA entre finales de 1958 y la fecha oficial del 31 de julio de 1959. No obstante, hay que destacar que los comentaristas pasaron por alto el documento más significativo descubierto hasta ahora, que aporta una fecha -aunque no el día exacto- de fundación de la organización terrorista.

Como es bien sabido, su origen estuvo en el grupo Ekin que, tras fusionarse con EGI (la rama juvenil del PNV), rompió con éste a lo largo de 1958, bautizando finalmente su organización como Euskadi ta Askatasuna.…  Seguir leyendo »

En ocasiones, para los que no andan muy versados en el lenguaje de la política oficial, conviene echar mano de la gramática para aclarar el sentido de las palabras. Repite constantemente Rajoy –y no han dejado de repetirlo cuantos le obedecen–: «Esta no es una trama del PP, sino contra el PP».

Sin embargo, es claro que la trama de corrupción es del PP (del, genitivo, que indica ser propiedad suya, en cuanto se genera y desarrolla en personas pertenecientes a esa agrupación política, que siguen su ideología y se organizan para conseguir un mismo fin y causa) y no contra el PP (contra, adversativa, en oposición y fuera de él).…  Seguir leyendo »

Dans un Rebonds du 7 août, Denis Beaupin conteste les positions de Claude Allègre (Libération du 17 juillet), et, sur la question de l’énergie, réaffirme les conceptions majoritaires dans beaucoup de mouvements écologistes (mais pas dans tous, comme on va le voir) : non à l’énergie nucléaire, non à l’enfouissement du CO2, oui aux renouvelables, oui à la décroissance de notre empreinte écologique. Prendre au sérieux les conséquences du réchauffement climatique – ce que ne fait certes pas l’ancien ministre – c’est proposer un scénario quantitatif global qui, partant de la structure actuelle de la consommation énergétique et en respectant l’impératif de fournir de quoi faire fonctionner la société dans son ensemble à un moment donné, aboutisse à terme à une économie non émettrice de gaz à effet de serre (GES).…  Seguir leyendo »

Japanese voters went to the polls on Sunday with one overriding aim — to bring an end to more than a half-century of nearly uninterrupted one-party conservative rule. The monumental victory handed to the opposition Democratic Party of Japan (DPJ) marks a quiet revolution in the politics of America’s most important Asian ally.

This is more than a simple shift in power. It ushers in a competitive, two-party democracy in which politicians and their constituents may finally have more say in shaping Japanese policy than bureaucrats and businessmen. Neither Japanese voters nor the DPJ seek radical change. They want to invigorate a sclerotic system that has been unable to respond to the multiple challenges of a global economic slowdown, an aging society and the rise of Japan’s long-time rival, China.…  Seguir leyendo »

The United States cannot win the war in Afghanistan in the next three months — any form of even limited victory will take years of further effort. It can, however, easily lose the war. I did not see any simple paths to victory while serving on the assessment group that advised the new U.S. commander, Gen. Stanley A. McChrystal, on strategy, but I did see all too clearly why the war is being lost.

The most critical reason has been resources. Between 2002 and 2008 the United States never provided the forces, money or leadership necessary to win, effectively wasting more than half a decade.…  Seguir leyendo »

What if Abdelbaset al-Megrahi was innocent of the Lockerbie bombing? The furore over his release has concentrated on two issues: whether or not he deserved to be freed on compassionate grounds – the reason given by the Scottish justice secretary – and whether, behind the scenes, lurked the real motive for granting his freedom, which was all about oil and Britain’s trading relationship with Libya.

Megrahi’s return to Libya seemed conveniently to have sidelined another potentially embarrassing question: was he the victim of a miscarriage of justice? Was the decision to free him at least partly based on the Scottish desire to avoid having that question answered?…  Seguir leyendo »

This time Silvio Berlusconi seems to have gone too far; last week he unleashed his pitbull courtiers in an attempt to gag the few remaining opposition media. But the autumn offensive got off to a bad start as the hounds and their master bit off more than they could chew. The Roman Catholic Church and a coalition of Italian and foreign papers are too much even for Mr Berlusconi’s overblown ego.

We are now being given an insight into the Italian Prime Minister’s personal and political weaknesses. The attack began when the parliamentary committee for broadcasting sought to change some of the senior managers of the public broadcaster RAI.…  Seguir leyendo »

It is 70 years since war broke out in 1939, but historic questions remain. “Appeasement” is still a dirty word, but so is “war-monger”. President Bush repeatedly used the memory of Winston Churchill in 1940 to justify his wars in Afghanistan and Iraq. Revisionist historians question whether Neville Chamberlain, the architect of the 1930s appeasement policy, had any choice. One witness was Sir Nevile Henderson, who published his account in Failure of a Mission.

Henderson was Neville Chamberlain’s Ambassador to Germany in the period immediately before the outbreak of the Second World War. He arrived in Berlin early in May 1937.…  Seguir leyendo »

Como apuntan varios informes del FMI, del Banco Mundial y de la OCDE, la crisis actual tiene ya graves consecuencias sobre los países pobres, en particular los del África subsahariana. Los esfuerzos de desarrollo de los últimos 20 años pueden quedar aniquilados. Si concebimos el desarrollo no en un sentido exclusivamente económico y productivista, sino como la capacidad de integración del conjunto de los elementos que constituyen el sistema social global para obtener la cohesión colectiva, entonces podemos decir que esta crisis generará aún más subdesarrollo, malestar, pobreza y, en definitiva, migraciones, ya que afecta a los recursos financieros de esos países.…  Seguir leyendo »

Enemigos públicos, la película de Michael Mann sobre John Herbert Dillinger, el célebre asaltante de bancos nacido el 22 de junio de 1903 en Indianápolis, recibió una enorme publicidad desde varios meses antes de su estreno en Los Angeles, a finales de junio.

Muchos críticos la imaginaban, antes de verla, como el punto de partida de otra sucesión de obras maestras del cine negro semejante a la que, llevada de la mano por actores duros y recios como James Cagney, Edward G. Robinson y Humphrey Bogart, dio al cine de Hollywood un lenguaje inimitable y creó personajes a la vez siniestros y conmovedores.…  Seguir leyendo »

La reciente aparición de La légende noire de l’Espagne, obra del historiador francés Joseph Pérez, ha venido a recordar que también el conocimiento del pasado se rige por la moda. Si tras el desastre de 1898 y durante los años más sombríos del franquismo la Leyenda negra constituyó un objeto de estudio recurrente en la historiografía de nuestro país, la instauración del régimen democrático y la incorporación de España al proyecto de la Europa unida hicieron que el interés fuera decreciendo, hasta casi desparecer. Esto ha permitido a Joseph Pérez enfrentarse a la Leyenda negra como a un episodio cerrado, planteando su indagación en los términos de un balance orientado a discriminar la parte de verdad y de insidia que incluían las invectivas contra España.…  Seguir leyendo »

¿Se imaginan lo distinto que sería este inicio de temporada si tras el apoteósico triplete del Barça en la pasada, el Real Madrid se hubiera limitado a quedarse cruzado de brazos, alegando que todo lo que sube baja, que las disensiones internas, la incapacidad de satisfacer al mismo tiempo a todos los sectores de su afición y el cansancio del público con un determinado modelo llevarían a los azulgranas a cometer error tras error; y que, como ellos tampoco lo hicieron tan mal la última vez, podrían volver a ser campeones casi sin bajarse del autobús?

En lugar de la ilusión por el nuevo Real Madrid, dominaría el conformismo; el equipo no estaría como está en todas las conversaciones; no habría habido actos de presentación con asistencias récord de decenas de miles de personas; no se moverían todos los circuitos del tráfico de influencias, como está ocurriendo, para conseguir invitaciones para el palco y el Marca no sería el único diario del mundo occidental que vende cada día más ejemplares en los quioscos, mientras no para de crecer en internet.…  Seguir leyendo »

Fue en Los Ángeles, en el verano del año 2000, con motivo de la convención demócrata que habría de elegir a Al Gore como candidato a la presidencia de los Estados Unidos para las elecciones de noviembre. En la larga lista de los notables que estaban tomando la palabra para endosar la candidatura del todavía vicepresidente de Bill Clinton era Ted Kennedy al que correspondía la última de las presentaciones. Y el avejentado senador, pasado abundantemente de peso, castigado por la artrosis, lento de movimientos, pareció transformarse ante los micrófonos y atronó el gigantesco local con su bien modulada voz de barítono celta para anunciar que en aquella ocasión, rompiendo una práctica en su comportamiento político, apoyaría públicamente a un candidato demócrata a la presidencia del país.…  Seguir leyendo »

Con la crisis financiera y económica está sucediendo algo parecido a lo de la pandemia de la llamada gripe mexicana o A/ H1N1: nunca se sabe si lo que dicen los medios de comunicación está a la altura del problema, si se peca de exceso y de dramatismo o si, por el contrario, se subestima y se banaliza.

En el pasado otoño, parecía evidente, la crisis era una inmensa catástrofe comparable a la Gran Depresión de 1929. Nacida en EE. UU., en unos sectores relativamente limitados, los derivados del crédito inmobiliario y del crédito al consumo, la crisis financiera se extendía a todo el mundo e invadía toda la vida económica y social.…  Seguir leyendo »

Las cosas, poco a poco, van cambiando en Euskadi. Por lo que hemos visto este verano, parece que lo ‘popular’ -esa bestia legendaria y oportunista- va a dejar de tener bula para enaltecer al terrorismo, promocionar sus fechorías y recaudar fondos para financiarlo. Durante años se nos vendió como un dogma indiscutible que ‘popular’ equivale no ya a nacionalista, sino directamente a proetarra o al menos a simpatizante más o menos tímido de la banda. Los más populares en cualquier festejo eran los más cercanos a nuestros particulares ángeles exterminadores, lo mismo que en las aulas del parvulario el más popular suele ser inevitablemente el más bruto de la clase.…  Seguir leyendo »