Domingo, 21 de febrero de 2010

As Iran relentlessly moves toward acquiring a nuclear weapons capability, calls will grow for the United States to think seriously about how to contain Tehran. A preventive attack will not work, some will argue, and could unleash a wave of terrorism that would further imperil Iraq and Afghanistan. Conversely, containment will be held up as a way to deter Tehran without having to resort to military force.

But this view draws a false distinction between containment and force. A preventive attack might not end Iran’s nuclear ambitions. Defense Secretary Robert Gates argues that a successful attack would delay the Iranian program by at most a few years.…  Seguir leyendo »

«Id más allá, muy lejos aún, hondo en la noche,/ sobre el tapiz del Dux, sombras entretejidas,/ príncipes o nereidas que el tiempo destruyó». Los versos de Gimferrer suenan en mi retina sobre las aguas movedizas en que fueron concebidos: «Oda a Venecia ante el mar de los teatros» (Arde el Mar. Nueve Novísimos. Mi primer libro favorito de poesía). Es el último sábado de Carnaval y en esta noche cerrada el Gran Canal se incendia en deseos, palpitaciones y fetiches. Los taxis acuáticos son los primeros en mecerse, en subir y bajar, esquivando las quillas de las góndolas en medio del suave oleaje que nos bambolea a todos ante el escueto muelle del Palazzo Pisani Moretta.…  Seguir leyendo »

Esta mañana, a la hora del almuerzo, escuché a mi hija Morgana contar los cuentos que les cuenta, a ella y a Stefan, su marido, la compañía de Cable Mágico para justificar su demora en instalarles el sistema de televisión por cable. Les juran que irán esta tarde, mañana, mañana en la tarde, y nunca van. Hartos de tanto cuento, han decidido pasarse a la competencia, Direct TV, a ver si es más puntual.

Lo ocurrido a Stefan y Morgana me ha tenido varias horas recordando la maravillosa historia de “Ventilaciones Rodríguez S.A.” que viví y padecí cerca de 12 meses, aquí en Lima, hace la broma de 30 años.…  Seguir leyendo »

Francés, árabe, polaco, turco, húngaro, chino, rumano, portugués… Son muchos los idiomas que se hablan en una pequeña salita de la jefatura de policía de Madrid. Los traductores pasan horas escuchando conversaciones y transcribiéndolas. A veces escuchan cosas muy duras: amenazas, peleas, acusaciones… A veces escuchan a la misma persona que amenazaba hablando con su madre y diciéndole cuánto la quiere. Es un trabajo duro en el que, durante ocho horas al día, se vive la vida de otra persona.

La traductora de rumano es muy católica y en su vida sólo ha conocido a un hombre: su ex marido. Irónicamente, tiene que escuchar cada día las llamadas de un proxeneta a sus chicas.…  Seguir leyendo »

Pongamos nombre y avergoncemos a esos peligrosos, endebles, complacientes e hipócritas liberales que ponen en peligro la seguridad nacional del Reino Unido, sus intereses vitales y la seguridad personal de sus ciudadanos. ¿Quiénes son? Lord Igor Judge, juez-presidente del Tribunal de Apelaciones de Inglaterra y Gales; Lord Neuberger, Master of the Rolls, que preside la Sala Civil; Sir Anthony May, presidente de Queen’s Bench, la Sala Penal; y los magistrados Lord Thomas y Lloyd Jones.

¿No se dan cuenta de que estamos en guerra? ¿No comprenden que sus sentencias simplistas obstaculizan los esfuerzos de los servicios de seguridad para salvar al Reino Unido de una amenaza constante, ponen en peligro su importantísimo intercambio de informaciones con Estados Unidos y reconfortan a sus enemigos?…  Seguir leyendo »

Aunque en los edificios más modernos apenas si se ven ya los tejados (no así, en cambio, el dichoso ladrillo), las tejas siguen marcando, como metáfora divertida, una línea divisoria entre el cielo y la tierra, el más acá y el más allá, lo material y lo invisible, la ciencia y la fe, la inmanencia y la trascendencia. Esa cosmovisión dual viene planteándoseles a los seres humanos desde que el hombre es hombre; es decir, desde el paso de los primates y homínidos al denominado por paleógrafos y antropólogos «homo sapiens», al que nosotros pertenecemos, aunque no sé si todos somos merecedores de tan honroso título.…  Seguir leyendo »

No hace tanto tiempo que el presidente Obama era extremadamente popular en Europa, tal vez incluso más que en su país. Se suponía que en el futuro todo sería mejor que en los malos días de Bush. EE. UU. dejaría de ser agresivo y arrogante; en una palabra, adoptaría una fisonomía mucho más próxima a Europa. Obama era también muy popular en Asia y África,donde se juzgaba que EE. UU. se retiraría en mayor o menor medida de la política mundial, dejaría de elevar sus quejas con relación a las violaciones de los derechos humanos y, en términos generales, de entrometerse en asuntos de otros países.…  Seguir leyendo »

La primera petición de pacto entre  todas las fuerzas políticas, como única forma de salir de la actual crisis económica española, la leí hace un par de años en un artículo de Alfredo Pastor. Y, desde entonces, son innumerables y variopintos los pronunciamientos en igual sentido y por parecidas razones: que la crisis española es distinta en las causas – crisis del modelo de crecimiento-y anterior en el tiempo – comienzos del 2007-a la crisis financiera internacional, aunque agudizada por esta; que, al carecer de la palanca que constituye la política monetaria – no poder devaluar para exportar más-,España precisa aumentar su productividad para ser más competitiva; y que este aumento de productividad exige la adopción de unas reformas de calado en varios ámbitos, que son impensables sin un pacto nacional, semejante a los pactos de la Moncloa, que hicieron luego factible el pacto constitucional.…  Seguir leyendo »

Algo no va cuando los dilemas morales de nuestro tiempo generan una discusión sustancial solo cuando el mundo mediático se ocupa de ellos. La cosa es así. Es lo que hay.

Hace pocos días, un presentador de televisión inglés, el señor Ray Gosling, fue detenido por la policía por haber confesado urbs et orbi –o sea, desde una televisión– haber puesto fin a la vida de su novio, enfermo terminal de sida, que sufría horriblemente, sin otro remedio que el del sueño final. El hecho de que ambos hubieran acordado que el uno ayudara a morir al otro en circunstancias agónicas no le eximía de que se aplicara la ley.…  Seguir leyendo »