Jueves, 18 de marzo de 2010

Negra es la primavera en Cuba desde aquella del 18 de marzo de 2003, cuando 75 disidentes fueron condenados a penas de hasta 28 años de cárcel, y tres desgraciados muchachos negros fueron fusilados por intentar el secuestro de una lancha con intención de huir a Estados Unidos. Pese a todo, Fidel Castro fue magnánimo; podía haber ejecutado a todos los disidentes, como le confesó sin titubear a Ignacio Ramonet, porque «ese tipo de delito, que es traición a la patria, la hacen dentro de nuestro Código Penal acreedora, incluso, a la pena capital».

El dictador cubano no los mató, prefirió condenarlos a una muerte lenta en las prisiones cubanas.…  Seguir leyendo »

Es asombroso el relativismo moral e intelectual de la izquierda cuando alza la voz contra el franquismo y calla las vergüenzas de la Cuba castrista. Es la doble vara de medir de quienes critican al capitalismo viviendo de él y para él, convirtiéndose en bufones de corte legitimados por el pensamiento políticamente correcto, que les sirve de colchón para decir barbaridades.

Y pongo en cursiva izquierda porque la palabra apenas encierra hoy un concepto, vestida ya de pura fachada en este mundo de propaganda, publicidad y destellos inconstantes. La izquierda vacía de fondo y exuberante en la forma suele vivir cómoda en el caviar de lo cotidiano, arropada por un pseudointelectualismo que -en el caso español- siempre tiene a la Iglesia como inspiradora de su trasnochada manía persecutoria y a Esperanza Aguirre o Aznar como totémicas figuras de su azuzada inquina.…  Seguir leyendo »

La crisis económica general junto con la particular de Grecia están poniendo en dificultad al euro y, con ello, a lo avanzado hasta ahora en la construcción europea. Sería un grave error dejar caer al país helénico o forzarle a ponerse en manos del Fondo Monetario Internacional, como si se tratase de un país extracomunitario. Pero hay que reconocer que Alemania tiene motivos para resistirse a socorrer con dinero de sus contribuyentes a una economía que, dirigida en el pasado por un gobierno de la derecha, ha maquillado las cifras y cometido abundantes excesos.

¿Qué hacer ante estas situaciones? En mi modesta opinión, la mejor salida es sacar las consecuencias que se desprenden de la lógica del proceso: que los griegos hagan sus deberes y ayudar a Grecia con instrumentos financieros que prefiguren lo que debería ser una auténtica gobernanza de la economía europea.…  Seguir leyendo »

La acción popular, esto es, la capacidad de ejercer una pretensión penal plena al margen del ministerio fiscal y sin ser víctima del delito, es una peculiaridad del ordenamiento procesal español que hunde sus raíces en el medioevo, que el liberalismo reconoció y fortaleció. El ejercicio de este derecho cívico fue jibarizado judicialmente bajo el franquismo con la imposición de fianzas desproporcionadas. Por ello, no es de extrañar que los tribunales postconstitucionales restringieran al máximo los requisitos para ejercer la acción popular en el ámbito penal. De esta suerte, el acusador popular podía acusar prácticamente a cualquiera, particular o agente público, de prácticamente cualquier delito.…  Seguir leyendo »

Aunque en la Red ya proliferaban las narraciones del terremoto, y también vídeos falsos como el que las televisiones recogieron de YouTube, el mundo no se hizo una idea precisa de la catástrofe de Haití hasta que los enviados especiales pusieron allí sus pies. Sólo entonces llegamos a tomarle la medida a la tragedia, a aspirar el olor dulzón de la cadaverina, a sentir las manos de los niños perdidos que se aferraban a las de los periodistas. Un sentimiento de orgullo profesional recorrió las redacciones de medio mundo cuando los «nuestros» llegaron a Haití y empezaron a cumplir con el oficio: describir lo que hay, averiguar lo que pasa, palpar el sufrimiento, remover conciencias y responsabilidades, desatar la ola solidaria.…  Seguir leyendo »

Israel and America enjoy a deep and multi-layered friendship, but even the closest allies can sometimes disagree. Such a disagreement began last week during Vice President Joseph Biden’s visit to Israel, when a mid-level official in the Interior Ministry announced an interim planning phase in the expansion of Ramat Shlomo, a northern Jerusalem neighborhood. While this discord was unfortunate, it was not a historic low point in United States-Israel relations; nor did I ever say that it was, contrary to some reports.

Prime Minister Benjamin Netanyahu had no desire during a vice presidential visit to highlight longstanding differences between the United States and Israel on building on the other side of the 1949 armistice line that once divided Jerusalem.…  Seguir leyendo »

I’ve heard it said that we Nigerians are the happiest people on earth. We’re also accused of being passive about issues that would stir up revolutions in other countries. For instance, it’s been just over a week since ethno-religious violence left hundreds dead around Jos, a city in central Nigeria, but the slaughtering of our fellow citizens has already largely faded from our headlines and conversations. The general response to announcements by the police that they have apprehended some of the butchers is, “Oh, really?” Few people I know even care to hear what the brutes have to say for themselves.…  Seguir leyendo »

Was it a cock-up? Or was it a conspiracy? In all probability it was a cocked-up conspiracy. By any standards it was an extraordinary diplomatic disaster. The announcement of Israel’s intention to build 1,600 homes in east Jerusalem antagonised the Palestinians and infuriated the international community.

That, by itself, would be unlikely to cause Binyamin Netanyahu, Israel’s Prime Minister, to lose much sleep. But when you manage to humiliate the US Vice-President, who was visiting when the new homes were announced, and cause its Secretary of State, Hillary Clinton, to say that her country has been “insulted” you are in the middle of a serious international mess.…  Seguir leyendo »

La noticia de su muerte nos ha dejado consternados y estamos seguros de que compartirán este dolor cuantos le conocieron y le trataron. Era un profesor eminente, un europeísta convencido, un demócrata que supo defender sus ideas y sus ideales en los ámbitos más diversos y en las circunstancias más difíciles. Su capacidad movilizadora en foros, asambleas, encuentros, llegaba a los últimos rincones del planeta. Y sus dotes persuasivas eran tan sólidas que resultaba muy difícil resistirse a sus proyectos, tan grande era la convicción que ponía en cada uno de ellos.

Participó en infinidad de congresos y conferencias, publicó numerosos libros, defendió el nombre de España, su cultura y su civilización desde París, el Consejo de Europa, el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo e infinidad de Instituciones y Organizaciones en las que participó activamente.…  Seguir leyendo »

En Catalunya hemos tenido, tras una inusual nevada, un apagón. Un apagón más. Las autoridades competentes sostienen, como es habitual, que lo han hecho muy bien, aunque, añaden, hubieran podido hacerlo todavía mejor. Con este acendrado sentido de la autocrítica, con esta tan profunda convicción de que se deben asumir responsabilidades, tendremos más apagones, no lo duden.

En Catalunya ha habido un apagón, uno más, pero en Haití hubo hace poco más de dos meses un terremoto que devastó Puerto Príncipe y causó 230.000 muertos y más de un millón de personas quedaron sin hogar, sin trabajo, sin comida, sin nada.…  Seguir leyendo »

En Occidente todos somos hijos de la Revolución francesa. América y Europa se configuran a partir de los principios revolucionarios: libertad, igualdad y fraternidad. La revolución burguesa tiene dos grandes hitos: 1775, con la revolución e independencia americanas, y 1789 con la Revolución francesa. Se acaba con una sociedad de privilegios, de aristocracia y de dogmas, y se instaura un nuevo sistema basado en la igualdad de los ciudadanos ante la ley y el pacto social: la Constitución en EEUU y los principios revolucionarios en Francia. Las dos revoluciones son en los principios y objetivos similares, pero tienen diferencias. La Revolución americana se basa en la descentralización y el federalismo: la europea, en el centralismo y la racionalidad jacobina del Estado.…  Seguir leyendo »

La llegada de la democracia a este país trajo consigo de forma natural la desaparición de la prensa pública. Desde temprana hora, no hubo duda de que la prensa del Movimiento, cadena oficialista integrada en casi todos los casos por cabeceras incautadas, debía desaparecer, y en abril de 1977 ya se adoptaban las primeras disposiciones que culminaron con la enajenación o el cierre de aquellos diarios.

Paradójicamente, sin embargo, la certidumbre de que una democracia no podía tener periódicos no se extendió a los demás soportes. No se cuestionó la continuidad de RTVE, que pasó a ser el aparato de publicidad y propaganda de los sucesivos gobiernos.…  Seguir leyendo »