Domingo, 6 de junio de 2010

Mi amigo, «el Jano bifronte que mantiene una relación a la vez afectuosa y crítica con Zapatero», me volvió a llamar el jueves. Estaba muy satisfecho porque creía haberse ganado la credibilidad de los lectores de EL MUNDO.

– Estoy harto de oír que Zapatero le dice a cada uno lo que quiere escuchar y luego no cumple con nadie. Lo que habéis publicado hoy sobre la reforma laboral demuestra que a mí me dice la verdad. Tú pusiste en mi boca el 4 de abril que «Zapatero está reaccionando», que «por fin reconoce que hay que hacer reformas en el mercado de trabajo»… que «tiene una fórmula para que los trabajadores cobren lo mismo, pero a los empresarios les cueste menos» y que «le noté muy decidido a sacarlo adelante».…  Seguir leyendo »

Es una pena que la discrepancia entre Almudena Grandes y Joaquín Leguina a propósito de un artículo de este último (Enterrar a los muertos, EL PAÍS, 24-5-2010) no haya provocado un debate articulado sino solo un agrio intercambio de acusaciones; también es una pena que la discrepancia radique en un punto sobre el que no hay discrepancia posible, porque hace tiempo que fue zanjado por los historiadores: es imposible equiparar el terror del bando franquista con el terror del bando republicano durante la Guerra Civil, al modo en que lo hace Leguina, porque el segundo duró el tiempo que el Gobierno legítimo tardó en tomar el control de su zona y se practicó sin su aprobación (o al menos sin su aprobación explícita), mientras que el primero duró toda la guerra y fue organizado por las autoridades como parte de una guerra de exterminio; dicho de otro modo: equiparar la España leal con la España rebelde porque en ambas se cometieron crímenes es una aberración similar a equiparar el Estado democrático con ETA porque el Estado democrático creó los GAL.…  Seguir leyendo »

Circulan hipótesis varias sobre la razón del operativo militar israelí que causó la muerte de nueve a 16 pasajeros del buque de bandera turca Mavi Mármara, decenas de heridos, el secuestro de la flotilla que transportaba 10 toneladas de ayuda humanitaria para Gaza -bloqueada desde 2007 e invadida en 2008- y la detención de casi 700 personas, puestas en libertad después de sufrir vejámenes de todo tipo.

Las explicaciones oficiales de Tel Aviv son inquilinas del ridículo: los agredidos son agresores y los agresores, agredidos, los llevados a Israel a la fuerza son inmigrantes ilegales, quienes socorren a palestinos hambreados son cómplices de Hamás primero, terroristas de Hamás después, etcétera.…  Seguir leyendo »

Una confesión. Siempre me han gustado los buenos partidos de fútbol. Y una proclama antipopular: cada vez detesto más el mundo que rodea el fútbol. Imaginas que el éxito universal de este juego se fundamenta en su belleza y sencillez. De hecho, no recuerdo otro deporte de equipo con reglas más elementales. Así, por ejemplo, en comparación, la reglamentación del baloncesto es mucho mayor. Un jugador ha de pensar continuamente en el paso del tiempo: tiene pocos segundos para atravesar la línea divisoria y algunos más para que su equipo pase el balón, pero no puede permanecer apenas unos instantes bajo la canasta y no está autorizado a retener casi nada la pelota entre sus manos.…  Seguir leyendo »

En una sociedad libre, ¿qué lugar ocupan las distintas ejercitaciones de la razón y, entre ellas, qué dimensión pública tiene la ejercitación religiosa dentro de un Estado no confesional? Una sociedad libre es aquella en la que prevalece la razón pública sobre la razón privada, el interés general sobre el interés particular, la abertura a un horizonte de universalidad frente a las situaciones exclusivas de grupos o minorías. Un horizonte abierto y la libertad garantizada para todos, dentro de la cual las minorías creadoras realizan sus proyectos, son las condiciones para que una sociedad progrese, tanto en el orden del bienestar y de la justicia, de la convivencia y de la ilusión moral.…  Seguir leyendo »

Last month, al-Qaeda was dealt a major blow. In losing Mustafa Abu al-Yazid — also known as Sheik Saeed al-Masri — the terrorist organization was deprived of one of its founding members and also its third-highest official. An early confidante of Osama bin Laden and his deputy Ayman al-Zawahiri, Yazid has essentially served as al-Qaeda’s «chief financial officer,» coordinating the group’s fundraising and overseeing the distribution of money essential to its survival. While Yazid’s death deprives al-Qaeda of a uniquely valuable commander, the ideology that underpins terrorism continues to attract adherents, and we must redouble our efforts to prevent the emergence of the next generation of Yazid’s replacements.…  Seguir leyendo »