Miércoles, 28 de julio de 2010

I was surprised to read the reported remarks made by David Cameron when speaking to Indian businesspeople in Bangalore this morning, especially when he said: «We cannot tolerate in any sense the idea that this country [Pakistan] is allowed to look both ways and is able, in any way, to promote the export of terror, whether to India or whether to Afghanistan or anywhere else in the world». These remarks are completely contrary to the realities on the ground, and are intended to embroil Pakistan in issues for which it cannot alone be held responsible.

One would have hoped that the British prime minister would have considered Pakistan’s enormous role in the war on terror and the sacrifices it has made since 9/11.…  Seguir leyendo »

De cuanto ocurrió hace ahora un par de semanas en el Debate sobre el estado de la Nación, lo más relevante para el futuro de la legislatura es la interpretación que el presidente del Gobierno hizo de la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto catalán.

Lo que José Luis Rodríguez Zapatero vino a decir con ocasión de su réplica al portavoz de CiU, Duran i Lleida, fue que para su propia fortuna, y también para la de los nacionalistas, la sentencia le ha devuelto al Gobierno la misma mercancía que ya había vendido a los nacionalistas en forma de Estatuto para que se la vuelva a vender en forma de leyes autonómicas o nacionales -que a su vez el Partido Popular habrá de recurrir una a una, si es que quiere hacerlo-.…  Seguir leyendo »

Podría afirmarse que la suerte de una nación es directamente proporcional a las cualidades y las virtudes de su derecha política. Historias y destinos muy diferentes, el partido de Churchill o la pandilla de Von Papen, se aúnan bajo un mismo nombre. Desde este punto de vista, Italia, una vez agotada la etapa de la «derecha histórica», en el periodo de la unificación, nunca ha sido demasiado afortunada. Después de Minghetti vinieron los Sonnino y los Salandra, y, por último, la catástrofe del fascismo. Llegó más tarde la Democracia Cristiana (DC) y la derecha, con pocas excepciones (más o menos encomiables), se refugió cómodamente allí.…  Seguir leyendo »

Los países iberoamericanos han experimentado en la última década altas tasas de crecimiento económico que han venido acompañadas de un fuerte desarrollo social. Así, las Naciones Unidas estiman que el número de pobres en Latinoamérica disminuyó cerca del 17% entre 2002 y 2007. España, por su parte, ha crecido entre 2000 y 2007 a una media superior al 3% del PIB. Además, la educación universitaria se ha extendido hasta 14 millones de iberoamericanos.

Sin embargo, la crisis económica nos ha revelado nuevos retos. En el caso de España, la situación está siendo dramática, con una cifra de desempleados que supera los 4 millones.…  Seguir leyendo »

La cuarta presidencia española de la UE se ha desenvuelto en el contexto más difícil que se pueda recordar desde la puesta en marcha de la construcción europea: tiempo de transición en el marco de una crisis que arrancó en un crash financiero y trascendió a la economía real para causar un tremendo impacto social, destruir millones de puestos de trabajo en toda Europa y ensañarse con España. Pero esta crisis ha impreso también su propio carácter político, con una redefinición del mapa de poder en Europa en que muchos entrevén una sequía de ideas y de credibilidad de la socialdemocracia.…  Seguir leyendo »

Arnold Hauser fue un singular crítico y ensayista de arte, conocido sobre todo por la teoría de relacionar las producciones artísticas con los fenómenos socioeconómicos del momento. De no haber muerto, en el cuarto volumen de su «Historia social de la literatura y el arte» nos habría dado los pormenores y porqués de la prohibición en Cataluña de los toros.

Pero tampoco es preciso el método científico del prestigioso esteta húngaro para aproximar ciertas evidencias.
Haciendo un poco de historia, es fácil reconocer a finales del XIX y principios del XX un crecimiento industrial y económico en Cataluña, que coincide plenamente con la llamada Edad de Oro del Toreo.…  Seguir leyendo »

Quizás ningún otro deporte se lleve a cabo tan religiosamente como la lucha de sumo. Antes de un combate, los árbitros (que además son sacerdotes sintoístas) purifican las algas marinas, la saly el sake. Los luchadores lavan sus rostros, bocas y axilas antes de ingresar al dohyo (cuadrilátero), en cuyas arenas sagradas no pueden entrar hombres con zapatos ni mujeres. Antes del comienzo de un combate, los dos contrincantes levantan las manos para mostrar que no ocultan armas en los pliegues de su cinturón con aspecto de taparrabos.

Los dirigentes de la Asociación Japonesa de Sumo (AJS), luchadores retirados que rigen el deporte, se ven a sí mismos menos como administradores que como guardianes de una tradición sacra.…  Seguir leyendo »

Los analistas económicos más acreditados sostienen que la crisis en curso no ha hecho más que empezar. Los serviciales asesores políticos, ansiosos por tranquilizar al jefe, o los ciclotímicos comentaristas mediáticos que lanzan al vuelo las campanas ante el menor indicio, quieren creer que ya remite. Cifras y datos prospectivos en mano (no ilusiones especulativas), todo parece indicar que llevan razón los primeros. La crisis va para largo. Algunos pensamos que para muy largo. No es una crisis, de hecho. Es un ocaso.

Como decía Winston Churchill, «estamos al final del principio, o sea al principio del final». Agoniza toda una manera de hacer y entender las cosas.…  Seguir leyendo »

Cambodia’s war crimes court, the Extraordinary Chambers in the Courts of Cambodia, or ECCC, deserves credit for convicting Kaing Guek Eav, better known as “Duch,” for war crimes and sentencing him to 35 years in prison. But Duch was the legal equivalent of a “tomato can” in boxing — an unskilled opponent used to pad a win-loss record. His conviction was an easy knockout.

Now that that legal mismatch is over, the long delayed main event — the trial of the aging Khmer Rouge political leaders — Ieng Sary, Khieu Samphan, Nuon Chea and Ieng Thirith — can begin.

Unlike Duch, a functionary who admitted he was “responsible for the crimes committed” and expressed “deep regret and heartfelt sorrow,” the regime’s top leaders will mount aggressive defenses and maintain their innocence until the end.…  Seguir leyendo »

With its sedate pace and genteel drip, drip revelations, one could be forgiven for thinking of the Chilcot inquiry into the Iraq war as an academic exercise, delving into some distant historical event in an attempt to understand what happened. But to many Iraqis, the inquiry is something else entirely. It is an inconsequential charade, a classic case of fiddling while Baghdad burns.

Yesterday it was Hans Blix’s turn to appear before the laid back and suitably emotionless inquisitors. The former chief UN weapons inspector revealed nothing we didn’t know. He told Chilcot there was no justification for war, because his inspectors found no evidence of weapons of mass destruction; and he told them that he had needed a few more months to finish his task.…  Seguir leyendo »