Martes, 3 de agosto de 2010

As soon as the WikiLeaks Afghanistan exposé came to light, it was obvious the usual suspects would start attacking the messenger than discussing the message. David Aaronovitch was quick off the mark, with others following soon enough – implying WikiLeaks was seriously damaging the war effort in Afghanistan.

The rhetoric has now reached absurd levels. The US defence secretary said the WikiLeaks founder, Julian Assange, had «blood on his hands»; people on Fox News have called it «a terrorist organisation»; and one of the Washington Post’s columnists called it a «criminal enterprise». The former Bush speechwriter also said he wanted it shut down and Assange to «be brought to justice» by any means necessary, and has previously justified waterboarding.…  Seguir leyendo »

David Cameron has been blamed by some in the British media for suggesting that Pakistan exports extremism and for sucking up to his Indian hosts last week. And Charles Moore, former editor of the Daily Telegraph, thinks that it is hypocritical of Cameron to blame Pakistan, since Britain itself tolerates extremists.

Actually, Cameron said nothing new on Pakistan. The US secretary of state, Hillary Clinton, has repeatedly urged Pakistan to do more to stamp out extremists on its soil – and she did so again in Islamabad last month. Pakistan did not react by breaking off talks with Washington, as its spy chief has done with London this week.…  Seguir leyendo »

In Nicosia last week, marchers from the ultra-nationalist youth group ELAM (Greek popular front) attacked two Asian bystanders. A Nigerian man was beaten and forced into the path of a moving car.

This incident takes its place in the recent litany of violence against foreign workers, students or, in the most notorious case, a 15-year-old Afro-Cypriot assaulted by 40 of her classmates while their teachers stood by. Earlier this year, the Palestinian community centre in Larnaca was vandalised, while the headquarters of the anti-racist organisation KISA are regularly graffitied with swastikas.

It is typical for another reason – the general absence of public sympathy.…  Seguir leyendo »

Over the last seven years, as a journalist, I have traveled frequently to Iraq. I always move about without protection and stay with families in private homes, trying to blend in as much as I can.

Each time I visit, I find a new country. In the wake of the carnage of 2006 and 2007, Iraq was paralyzed by fear. Now, though sporadic violence continues, overall security has improved to the point that President Obama has formally declared an end to America’s combat role, and the Iraqi authorities themselves are responsible for maintaining order.

Today, people no longer wear helmets and gas masks when they shop in the markets of Baghdad.…  Seguir leyendo »

Hemos vivido estos últimos 15 años con unos parámetros económicos y sociales que bien pueden calificarse como de abundancia y despilfarro. A todos los niveles. Con ello, el Estado de Bienestar social, que afortunadamente lleva muchos años funcionando razonablemente bien, llegó a su cenit con un mensaje engañoso de inagotabilidad. Parecía que los precios de las casas nunca iban a dejar de subir, que la Bolsa sólo tenía un horizonte alcista, que los créditos fluirían sin tope, que los intereses bajarían aún más, etcétera, etcétera. Y todo ello, además, con una inflación controlada.

Y en ese estado de euforia social, nadie se atrevía a dar la voz de alarma, a ser agorero, a predicar la mesura y el sentido común, a recordar esa ley, casi física, de que nada puede crecer hasta el infinito.…  Seguir leyendo »

Quizá ahora y desde una perspectiva más tranquila resulte más sencillo hablar de lo acaecido con la flotilla de Gaza. Hay sin embargo algo que sigue siendo difícil de explicar: la enorme distancia que existe entre la percepción israelí de los hechos y la que tiene el resto del mundo. Cuando se leen las respuestas dadas por políticos y ciudadanos israelíes a los muchos interrogantes planteados es inevitable asombrarse por lo mucho que recuerdan a las de los líderes sudafricanos de los años setenta: no nos preocupa lo que pueda pensar el mundo, para Sudáfrica el sistema del apartheid es el más conveniente.…  Seguir leyendo »

Final de etapa es lo que marca la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña. El Gobierno ha intentado minimizar su alcance con expresiones voluntaristas y la oposición ha moderado sus reacciones en atención a la futura competición electoral catalana.

Pero ambas posiciones -teñidas de tacticismo inevitable- ignoran lo que el fallo del tribunal tiene de «punto final» en un doble registro: el fundamento constitucional del llamado Estado de las autonomías y la posibilidad de una relación más armónica entre el sistema político español y el sistema político catalán.

En el primer registro, expertos juristas señalan que la sentencia desfigura una de las innovaciones clave del Estado de las autonomías.…  Seguir leyendo »

Rusia y la Unión Europea son vecinos geopolíticos. Que la relación sea o no, en realidad, de buena vecindad, en lugar de tensa y controvertida, reviste importancia decisiva para ambos.

A no ser que modernice su economía y su sociedad, Rusia puede olvidarse de su aspiración a la condición de potencia mundial en el siglo XXI y seguirá a la zaga tanto de las antiguas potencias como de las potencias en ascenso. Además, Rusia necesita socios para su modernización, porque su población y su potencial económico son demasiado pequeños para que desempeñe por sí misma un papel importante en el nuevo orden mundial que está surgiendo.…  Seguir leyendo »

La principal objeción a la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto catalán es que no reconoce la «singularidad» de Cataluña en el Estado español. Gran ofensa, que permite decir a sus críticos que la sentencia niega el carácter plural de dicho Estado. O sea, que, aparte de injuriosa, es anticonstitucional. Lo que nos faltaba.

Curiosa palabra ésa de «singular». Por singular se entiende algo «único», distinto a los demás, e implícitamente, superior. Estamos ante otra variante del viejo «hecho diferencial» invocado por todos los nacionalismos internos españoles. Donde empieza la falacia. Todos los individuos somos diferentes. Incluso los hermanos gemelos lo son, al ser la «singularidad» uno de los rasgos más característicos del género humano.…  Seguir leyendo »

Los crecientes y descontrolados niveles de violencia vinculados al asunto de las drogas en ciudades grandes y pequeñas de México, el Caribe insular y Centroamérica; el persistente auge del narcotráfico en el mundo andino, tanto en centros metropolitanos como áreas rurales; y el avance de la criminalidad en varios ámbitos urbanos en el Cono Sur son fenómenos que se han instalado en la región. La emergencia de una potencia zonal – Brasil-con ambición de proyección global; el relativo buen comportamiento de varias economías en la región en medio de la turbulenta crisis financiera del 2008-2009; la recurrencia de procesos electorales en la inmensa mayoría de las naciones del área; el gradual mejoramiento de ciertos indicadores sociales en algunos países; la rápida disponibilidad de asistencia de todas las administraciones latinoamericanas y caribeñas a la reciente tragedia vivida por Haití; y la vitalidad de sociedades civiles muy movilizadas son factores positivos que contrastan con aquella tendencia negativa que, de hecho, mancomuna a toda América.…  Seguir leyendo »

Las encuestas dicen que ETA ha dejado de robar el sueño a una gran mayoría de españoles. No es frivolidad, sino sentido común. Nadie duda de la capacidad de la organización de hacer daño ni de su voluntad de hacerse valer en lo que sabe con un atentado cuando se ha cumplido un año desde el último mortal. Pero en la opinión pública, o al menos en la publicada, se ha asentado la convicción de que la banda está en un estado terminal que puede hacerla muy peligrosa, pero que camina hacia su final tanto si ha decidido gestionarlo de algún modo, como si no.…  Seguir leyendo »

The two of us — at the request of Congress and in the service of two presidents — have for the past 30 months led a bipartisan effort to assess the danger of a WMD attack and recommend steps to reduce it.

In December 2008 the commission we led on the prevention of proliferation of weapons of mass destruction and terrorism unanimously concluded that unless the world community acts decisively and with great urgency, it is more likely than not that a weapon of mass destruction will be used in a terrorist attack by the end of 2013 — and that a biological attack is more likely than nuclear.…  Seguir leyendo »