Jueves, 5 de agosto de 2010

Fidel Castro’s return to public life after a four-year absence provokes conflicting emotions here. His reappearance surprised a people awaiting, with growing despair, the reforms announced by his brother Raúl. While some weave fantasies around his return, others are anxious about what will happen next.

The return of a famous figure is a familiar theme in life as in fiction — think Don Quixote, Casanova or Juan Domingo Perón. But another familiar theme is disappointment — of those who find that the person who returns is no longer the person who left, or at least not as we remember him. There is often a sense of despair surrounding those who insist on coming back.…  Seguir leyendo »

Ceux qui connaissaient l’existence du Kirghizistan, ce petit pays d’Asie centrale ex-soviétique, avaient l’image bucolique d’une sorte de Suisse, en plus haut (entre 4 000 et 7 000 mètres). Ou d’un pays en marche vers la démocratie, le seul bon élève de la région, accueillant aux organisations non gouvernementales (ONG) et aux aides généreuses de l’Occident, même si les régimes d’Askar Akaev (1990-2005) et Kourmanbek Bakiev (2005-7 avril 2010) avaient peu à peu fissuré l’image, laissant voir népotisme, corruption, autoritarisme.

Aujourd’hui, elle est souillée par un bain de sang. La chute de Bakiev, le 7 avril, dans la capitale, Bichkek, dans le nord, la paralysie du gouvernement provisoire qui a suivi, ont ouvert la voie, dans le sud, à une épuration ethnique bien éloignée des désordres «collatéraux» de la révolte du 7 avril, plongeant le sud du pays dans l’anarchie et le chaos.…  Seguir leyendo »

El alboroto mediático creado por la visita de Michelle Obama a Benahavís, un municipio malagueño próximo a Marbella, ha puesto en primer plano a las primeras damas de la Casa Blanca: las esposas de los hombres más poderosos de la Tierra. No son elegidas por el pueblo, no son legalmente responsables frente a nadie, pero los huracanes políticos, familiares y sociales caen sobre ellas como un pedrisco.

Las funciones de la first lady de EEUU nunca han sido definidas. No existe un presupuesto especial para ella, goza solamente de franquicia postal y de pensión de viudedad. Pero este personaje, constitucionalmente inexistente, cada vez tiene mayor importancia.…  Seguir leyendo »

Hace apenas unas semanas le preguntaron a Daniel Ellsberg -responsable de filtrar a la prensa los Papeles del Pentágono en 1971- qué habría hecho hoy, en la era de las redes e Internet, si tuviera en sus manos documentos de la misma importancia de aquellos que fueron el principio del fin no solo de la guerra de Vietnam, sino también de la presidencia de Richard Nixon.

Sin dudarlo, Ellsberg, un hombre que casi alcanza los 80 años y que ha hecho del acceso a la información y la transparencia en el Gobierno una misión, respondió: compraría un escáner y los subiría a Internet.…  Seguir leyendo »

La iniciativa del líder conservador, David Cameron, pomposamente denominada The Big Society, vuelve a situar el debate sobre los impactos sociales de la crisis en el eje público-privado. La iniciativa de Cameron, aun poco concretada, propone devolver la palabra a los que están cerca de los problemas; reforzar las «comunidades de vanguardia»; apoyar al voluntariado; «conseguir más con menos» dando más atribuciones y responsabilidades a los que más implicados están en los problemas, saltando la burocracia elitista de Whitehall. Al margen de la utilización política del tema, lo cierto es que no se puede simplemente caricaturizar esa iniciativa con el socorrido argumento de la privatización, ni tampoco puede, sin más, aceptarse sin tener muy en cuenta los efectos de todo en un escenario como el actual.…  Seguir leyendo »

La sentencia del Tribunal Constitucional (TC) acerca del recurso del PP sobre el Estatuto de Cataluña ha reavivado el fuego -nunca extinguido- de la batalla conceptual que se libra entre quienes sostienen la plurinacionalidad de España y quienes entienden (por enseñar las cartas: entendemos) que esa plurinacionalidad no tiene cabida en nuestro sistema político institucional.

Sin duda, dentro de cada campo hay matices y modulaciones. No es lo mismo ser partidario de lege ferenda de esa plurinacionalidad y propugnar una reforma constitucional en esa dirección, que sostener que esa plurinacionalidad cabe en una lectura abierta del texto constitucional. No es tampoco lo mismo admitir una plurinacionalidad romántica compatible con una Nación española como ámbito exclusivo de soberanía que sostener que caben varias naciones político-jurídicas que tendrían una suerte de soberanía compartida entre ellas.…  Seguir leyendo »

La clave del problema del poder se encuentra en la legitimidad. Y la clave de ésta reside en la creencia generalizada en que el poder, sea más o menos justo o eficaz, es legítimo. Sin concordia básica no es posible la legitimidad. Cuando la convivencia de una sociedad se rompe en dos grupos antagónicos, cuando la concordia deja de existir, la legitimidad es imposible. Tan imposible como cuando el poder legítimo es usurpado.

Y no conviene despreciar la relevancia del poder. Si la tendencia a verlo todo políticamente es un error, también lo es, y no menor, no ocuparse nunca de la política.…  Seguir leyendo »

Como era de prever, el Parlament de Catalunya aprobó por ley la prohibición de las corridas de toros: fue una noticia que tuvo amplia repercusión en Catalunya, en España y hasta en el mundo.

Dejando aparte la comprensible amargura y la natural euforia que han mostrado, respectivamente, las minorías de acérrimos partidarios o de intransigentes detractores de los toros, me parece que entre el resto de los ciudadanos, aquella mayoría que no está plenamente ni con unos ni con otros, el acuerdo parlamentario ha dejado, en medio de una gran indiferencia, cierto mal sabor de boca, una sensación de que, en el fondo, lo que se ha cometido es un nuevo atropello a la libertad.…  Seguir leyendo »

Hace falta ser ingenuo para creer que la autodeterminación de un pequeño territorio de menos de 11.000 kilómetros cuadrados es capaz por sí sola de generar turbulencias diplomáticas internacionales de gran calado, y eso desde hace una década. También es evidente que, mientras algunas de esas potencias, fogosamente encabezadas por EEUU, parecen tener un gran interés en defender los «derechos nacionales» de un pueblo, ellas mismas evitan que ese pueblo se reintegre en su medio cultural natural, que es Albania. En efecto, no existe el «hecho diferencial kosovar», más allá de que los albaneses de Kosovo sean musulmanes. Por ello, lo natural sería que albaneses vivieran con albaneses, según la lógica de lo que es un Estado nacional.…  Seguir leyendo »