Viernes, 20 de agosto de 2010

Los jarrones chinos no se resignan a ser jarrones chinos. No es otra la enseñanza que se puede deducir de la actuación en los últimos días de los dos únicos ex presidentes de Gobierno en activo, tras la incapacidad permanente de Adolfo Suárez y el fallecimiento reciente de Leopoldo Calvo-Sotelo.

Como es sabido, la teoría de los jarrones chinos, por decirlo así, la formuló Felipe González, al poco tiempo de abandonar el poder, diciendo que «un ex presidente es cómo un jarrón chino, que siendo tan valioso nadie sabe dónde colocarlo y al final acaba estorbando en todas partes».

Las razones de semejante anomalía son especialmente dos.…  Seguir leyendo »

Más del 50% de las playas y el 70% de las dunas en la costa española están degradadas o profundamente alteradas; el 60% de los humedales que había en 1950 ha desaparecido; más del 60% del entorno inmediato de las playas de las costas mediterránea, atlántica sur y de los archipiélagos está urbanizado. Con los ritmos de ocupación seguidos en los últimos 60 años, incluidos los tres periodos de recesión económica habidos, hacia el año 2030 la totalidad de la costa española estará tocada por actividades humanas.

La costa es la franja marítimo-terrestre donde la corteza pasa de estar permanentemente sumergida a ser tierra firme; un paisaje complejo de múltiples colores y texturas; un organismo vivo en permanente proceso de remodelación y embellecimiento por la acción de las fuerzas de la naturaleza; el destino final de las olas y de los maremotos; una esponja que amortigua y controla sus acciones; el principio de los encuentros del hombre con el mar.…  Seguir leyendo »

En una crisis aumenta el peligro de las mareas populistas. El primer elemento que sostiene ese peligro es, por supuesto, la propia crisis; y con ella, la amenaza -o, para ser más exactos, la percepción de la amenaza- del declive. Esta es, desde luego, una visión europea. Porque, desde China, India o Brasil, la crisis está muy lejos. Las estadísticas del segundo trimestre sugieren que la economía china puede superar en 2010 a la de Japón; y qué decir de India, que crece a un ritmo acelerado y donde el incremento de la mano de obra en los 20 próximos años (contando con la incorporación de las mujeres, además del crecimiento demográfico) será equivalente a lo que representa hoy el conjunto de la mano de obra norteamericana.…  Seguir leyendo »

Por alguna razón que se me escapa, de manera intermitente el cine español recibe algún sofión que le deja malparado durante un trecho. Luego se recupera con el tesón de un par de buenas películas que ponen en entredicho los adversos ataques.

El último es el artículo de John J. Healey, publicado en EL PAÍS el 2 de agosto, en el que afirma que el principal problema de nuestro cine es, al parecer, una maldición lingüística y ontológica ya que ni el español que hablamos ni nuestras formas y maneras los soporta la cámara, que en cambio admite divinamente las del Japón, según clarificador ejemplo del autor.…  Seguir leyendo »

Cuando uno se lanza a exponer, con mayor o menor acierto, alguno de esos temas no habituales y que casi inevitablemente conducen al conflicto o a la discrepancia, tengo para mí que lo más idóneo es buscar antecedentes en quienes con reconocida sabiduría han sentado afirmaciones generalmente dadas por válidas. Por referirnos únicamente a un ejemplo, cuando en estas últimas semanas ha vuelto a la palestra el convencionalmente denominado «problema catalán», resulta de gran osadía decir algo sobre el mismo sin mirar atrás, como si se tratara de asunto de hoy día, fruto de una sentencia y alguna que otra manifestación.…  Seguir leyendo »

Hay muchas maneras de denominarlos: los ni-ni, la generación perdida, la generación de la incertidumbre, los otros jóvenes… pero todos ellos forman parte de la D-generación. Son muchos los datos que muestran clara y duramente que es la generación que invertirá una tendencia que considerábamos natural. No viviremos mejor que nuestros padres. Una generación que irrumpe en el escenario público cíclicamente por la crueldad de una estadística que no perdona en nada: paro (37,1%), temporalidad (45,9%), abandono escolar (31,7%), edad de emancipación (29 años)… Esta tozuda estadística se hace más dolorosa al compararla con los datos de otros países europeos y al situarla en una perspectiva temporal.…  Seguir leyendo »

Groucho Marx famously quipped: «Those are my principles, and if you don’t like them … well, I have others.» The International Quartet (the US, the UN, Russia and the EU) has long applied three principles Hamas must adopt to take part in negotiations. It must renounce violence, recognise Israel and abide by previous agreements between Israel and the Palestinians. At no point has Hamas satisfied these conditions – or indicated any intention to do so.

Those who advocate talking to Hamas are urging a Groucho-Marxist policy in a complex, unstable region. If Hamas is too extreme to accept these principles, they argue, we must tailor our principles to match Hamas’s extremism.…  Seguir leyendo »

In the elegant and incisive style that characterizes all of his writing, James Carroll set out in these pages (“The wandering Jew and the mad Saracen,” Views, Aug. 12) the theological genesis of the dispute in Israel-Palestine. Mr. Carroll presented a compelling vision of Christian religious prejudice against both Jews and Muslims that he believes informs this seemingly intractable conflict. Christian insistence from St. Augustine onward that “Jewish exile was a matter of theological proof,” he wrote, animates Christian hostility to Zionism.

“As the Israeli-Palestinian dispute has continued, international sympathy for the besieged Palestinian population has intensified, but something else than genuine feeling for the downtrodden is at work,” Mr.…  Seguir leyendo »

The United States and the 45 other countries that set the global rules on nuclear trade expect to be confronted with Chinese plans to flout those rules by building two reactors in Pakistan. The looming deal is emblematic of Beijing’s growing nuclear assertiveness and also threatens to undermine global nonproliferation efforts championed by President Obama. Washington should be critical of this transaction, but more importantly, the United States should use this opportunity to hold bilateral talks with China on nuclear trade, security and nonproliferation issues.

Beijing has a long history of supporting Pakistan’s nuclear program. But in 2004, China joined the Nuclear Suppliers Group (N.S.G.), the rulemaking body for nuclear trade, and agreed to halt nuclear commerce with states outside the Nuclear Nonproliferation Treaty, including Pakistan.…  Seguir leyendo »