Lunes, 20 de septiembre de 2010

El debate suscitado en toda Europa, y fuera de nuestro continente, por la polémica decisión francesa de expulsar a varios miles de ciudadanos de la Unión, de origen romaní y nacionalidades de Bulgaria y Rumanía, llegó la semana pasada a su momento más tenso con el expresivo «¡ya basta!» de la comisaria europea de Justicia y Derechos Fundamentales Viviane Reding.

Claro que ¡ya era hora! de que la Comisión Europea ejerciera su papel de guardiana de los Tratados de la UE en un derecho tan fundamental como el de la libre circulación y residencia, así como la no discriminación. Cierto es que la comparación entre el episodio actual y las deportaciones de los nazis que estableció Reding fue un exceso verbal.…  Seguir leyendo »

Centrados en la crítica moral de la sociedad española de fines del siglo XVIII, los Caprichos ofrecen alguna vez estampas aplicables al presente. El más claro es sin duda «Tú que no puedes», donde un trabajador soporta el peso de un asno engalanado. El título evoca el refrán Tú que no puedes, llévame a cuestas y se inserta en la crítica ilustrada contra los privilegiados ociosos que cabalgan sobre las espaldas de un pueblo miserable, una situación que con otros protagonistas vuelve hoy. El puesto del noble inútil bien pudiera corresponder al líder de las organizaciones patronales especializado en llevar empresas a la quiebra.…  Seguir leyendo »

Ahora, con tanta bulla provocada por la nueva salida a escena de ETA, es cuando más nos conviene pensar en voz alta. En estos casos el comentario inmediato obstruye la reflexión más profunda, la estrategia a corto plazo desplaza a la visión más amplia y meditada. ¿Estamos seguros de que está en juego solo la disolución de una banda terrorista y la entrega de sus armas? Yo, no. Uno ya ha aprendido que a menudo la política es un pragmático tira y afloja entre fuerzas enfrentadas, pero también que el cuánto y el cómo de ese «tirar» y «aflojar» dependen de la claridad de los criterios políticos y morales de quienes nos representan.…  Seguir leyendo »

El nuevo milenio se inauguró con una gran visión y una gran ambición: reducir la pobreza a la mitad para el año 2015. Nunca antes la humanidad se había fijado una tarea tan ingente ni tan significativa. El compromiso inquebrantable de luchar contra la pobreza es uno de los valores esenciales en los que se basa la Unión Europea. Este compromiso ha convertido a la UE en uno de los mayores donantes del mundo, cuya aportación representa más de la mitad de la ayuda mundial al desarrollo y se ha duplicado en diez años hasta alcanzar los 50.000 millones de euros anuales.…  Seguir leyendo »

Hace exactamente 43 años conocí a Labordeta. Es posible, incluso, que coincida hasta el día preciso, 19 de septiembre, porque la fecha señalaba el inicio de curso en el Instituto Ibáñez Martín de Teruel. Yo entraba en el edificio, escuché voces en una sala que sería el salón de actos o teatro, y me topé con un ensayo sobre el escenario. Varios actores repasaban El mercader de Venecia, de Shakespeare. Abajo, dando órdenes, un hombre con mostacho daba indicaciones. Era José Antonio Labordeta, profesor de Historia y Geografía.

No le presté atención pero a los pocos días me lo volví a encontrar; ahora en la clase.…  Seguir leyendo »

Dans quelques jours, à New York, les dirigeants des 192 Etats de la planète se retrouveront pour une Assemblée générale des Nations unies consacrée, cette année, au bilan de la réalisation des Objectifs du millénaire pour le développement (OMD).

Or, force est de constater que, dix ans après l’adoption de ce plan le plus ambitieux jamais élaboré par la communauté internationale pour faire reculer de manière décisive l’extrême pauvreté, la faim, l’ignorance, la mortalité infantile et les grandes pandémies, les résultats sont loin d’être au rendez-vous. En l’état actuel des choses, l’échéance de 2015 pour atteindre les OMD ne pourra sans doute pas être tenue.…  Seguir leyendo »

It is hard to believe that it was more than 30 years ago that we, a group of 242 private citizens concerned about human rights in Czechoslovakia, came together to sign a manifesto called Charter 77. That document called on the Communist Party to respect human rights, and said clearly that we no longer wanted to live in fear of state repression.

Our disparate group included ex-Communists, Catholics, Protestants, workers, liberal intellectuals, artists and writers who came together to speak with one voice. We were united by our dissatisfaction with a regime that demanded acts of obedience on an almost daily basis: Shopkeepers were pressured to put up propaganda signs that read “Workers of the world, unite!”…  Seguir leyendo »

After opposition protests in Russia were violently suppressed in May, July and August, spokesmen for the National Security Council and the State Department expressed «concern» and «regret» that Russian authorities were not respecting the freedom of assembly. During the May 31 crackdown, one journalist who days before had interviewed NSC Russia expert Michael McFaul had his arm broken. When McFaul and Undersecretary of State William Burns met with a group of human rights activists and others this month in Moscow, longtime activist Lev Ponomaryov was notably absent. He had been arrested for giving an interview critical of the mayor of Moscow during which he allegedly «stepped on the foot of a militia officer.»…  Seguir leyendo »