Sábado, 25 de septiembre de 2010

El artículo, publicado en marzo de 1928 en La Gaceta Literaria, vitrina de la vanguardia española y europea, se titulaba Los intelectuales y el comunismo y estaba firmado por Walter Benjamin. En la página 5 de la mencionada publicación, dirigida por Ernesto Giménez Caballero, aparecía enfrentado a otro de Ettore de Zuani titulado Los escritores italianos y el fascismo, una encendida apología del pujante régimen de Mussolini que concluía con la afirmación: «Solo donde hay disciplina política puede darse libertad artística». Benjamin, por su parte, en su más bien escueta reseña (traducción poco fiable de un artículo publicado en Die Literarische Welt en 1927) contaba que la literatura rusa que crecía a la sombra de Lenin era mejor tema para la estadística que para la estética.…  Seguir leyendo »

Hace tiempo que a los valencianos no nos van bien las cosas. No es extraño, porque el Consell del PP está más preocupado por solucionar sus causas judiciales que en defender nuestros intereses. Sea cual sea nuestro color político, esta situación es mala para todos porque, entre otras razones, influye negativamente en los resultados de nuestra economía. La tasa de paro es hoy del 23,83%, casi cuatro puntos porcentuales superior a la española. En 2009, nuestra renta per cápita se ha desplomado hasta el 89,47% de la media nacional. En educación, exhibimos uno de los peores fracasos escolares de la OCDE.…  Seguir leyendo »

Como analistas universitarios en el ámbito de la Sociología del Trabajo y de las Relaciones Laborales, asistimos con preocupación a una campaña sistemática de deslegi-timación del sindicalismo por parte de una derecha política y mediática que, si hasta hace poco impugnaba su estrategia dialogante y negociadora, tildándola de pactista y domesticada, ahora eleva el tono contra sus convocatorias reivindicativas y movilizadoras.

No se trata, lamentablemente, de reflexiones o propuestas sobre los efectos de la crisis económica y el cambio ocupacional en el mercado de trabajo, las relaciones laborales y los agentes que participan en las mismas; ni de una evaluación crítica de sus resultados, identificación de sus límites y elaboración de alternativas; sino de un discurso descalificador que, más allá de su sesgo ideológico y formas desabridas, apunta contra las bases mismas de la legitimidad constitucional de los sindicatos y sus funciones de regulación y defensa de los asalariados, en el marco de unas relaciones laborales asimétricas.…  Seguir leyendo »

El reencuentro con el mejor cine de la edad de oro, con nuestros grandes iconos cinematográficos, los directores preferidos, las películas que más nos han emocionado (y que no nos cansamos de visitar) se produce ahora, con suma frecuencia, en la modalidad del cine en casa. Pueden encontrarse en lugares escogidos muchas de las joyas de ese cine de los años cuarenta y cincuenta, del cine mudo, del mejor cine reciente.

Mi educación sentimental y moral fue, como en muchos niños de mi generación de postguerra, de carácter cinematográfico. La mía tuvo sobre todo un tugurio algo sórdido como escenario. Respondía de forma paradójica al nombre de Partenón.…  Seguir leyendo »

Hay profesiones en las que la decencia va incluida. Escribir, por ejemplo, que un abogado fallecido era decente, resultaría ofensivo para el gremio. En general, todo el mundo es decente mientras no conste lo contrario. Pasa con infinidad de gremios, pero hay otros donde el añadido se complica. Un escritor decente, por ejemplo, resulta una estupidez, no significa nada. ¿Qué quiere decir que un escritor sea decente? Que no roba los textos, que no paga sus facturas, que no maltrata a su mujer ni a sus hijos. Ni siquiera así tendría valor decir que alguien es «un escritor decente». A menos que queramos precisar que se trata de un mediocre, que escribe decentemente.…  Seguir leyendo »

La cuestión no es que Sarkozy deporte a gitanos sin respetar sus derechos legales y humanos, sino que el 82% de los franceses le aplauden. Al igual que los marselleses, en una ciudad con el 25% de musulmanes, apoyando la prohibición de las llamadas de los muecines a la oración, algo así como prohibir repicar las campanas. Los suizos fueron más directos al aprobar en referéndum la prohibición de nuevos minaretes. A alemanes y franceses les hubiera gustado imitarlos. El veto al burka en la calle (Francia, Italia) o en edificios públicos (Catalunya) aprobado por la ciudadanía es expresión de racismo e intolerancia disfrazada de protección de la mujer olvidándose de preguntarles a ellas.…  Seguir leyendo »

Querido J:

El jueves por la noche estuvimos el célebre poeta Gimferrer y yo presentando en Barcelona Tauroética, el último libro de Fernando Savater. Es cosa curiosa, aunque perfectamente barcelonesa, que la convocatoria fuera clandestina y que, en consecuencia, no hubiese más de cuatro toritos en el ruedo. Más gracia tiene, respecto a la invisibilidad, que el ruedo estuviese en la plaza de Cataluña, en un lugar llamado Fnac, que no sé si estaba cuando te fuiste. Y, en fin, el vacío desbordó cualquier previsión si se tiene en cuenta que el Parlamento de Cataluña, en una más de sus célebres sesiones ignominiosas, acababa de legalizar, por catalana, las orgías del macho vacuno castrado.…  Seguir leyendo »

ETA tiene fecha de caducidad. A estas alturas de la historia, tan importante es el final como la forma en que se produzca. No se trata de un proceso de paz. En la terminología, el terrorismo ha dominado los medios de comunicación. Es momento de precisar las palabras porque la semántica forma parte de la forma del final del terrorismo.

Jesús Eguiguren es conocido como el gran especialista del PSOE en el mundo aberzale. Insiste en jugar un papel de mediador y quiere tener un protagonismo desmedido cuando la esencia del arbitraje es la discreción: si el mediador se convierte en protagonista, termina por exhibir el síndrome de Estocolmo, que casi inevitablemente produce la cohabitación con el crimen.…  Seguir leyendo »

Poco se puede añadir al valorar la ley 35, del 17 de septiembre, que aprueba las medidas urgentes para la reforma del mercado de trabajo, respecto a lo comentado y publicado con motivo del decreto ley que aprobó el Gobierno el 16 de junio. Los cambios introducidos en el trámite parlamentario no revisten la suficiente entidad como para variar las opiniones, no solo políticas, sino también técnicas.

En consecuencia, podemos seguir afirmando que se trata de una reforma insuficiente para resolver los problemas fundamentales de nuestro sistema de relaciones laborales, como son la rigidez y estructura de la negociación colectiva, la excesiva temporalidad y la inseguridad jurídica que sucede a las decisiones legítimas empresariales que pueden afectar a derechos individuales de los trabajadores.…  Seguir leyendo »

Here in the remote town of Yambio in Western Equatoria, the area of southern Sudan worst hit by the Lord’s Resistance Army (LRA), I have heard horrific stories of the violence perpetrated by the militia. One lady I met, abducted by the LRA militia but who mercifully escaped, told me her story, her legs still swollen and covered in sores from being on the march for days in the forest.

Abducted with her husband and two-month-old baby, the rebels deliberately mutilated her husband in front of her, then took her baby and threatened to do the same. She told me, «After that, there’s no meaning for me to have ever come out of the forest.…  Seguir leyendo »

The dangers of turning Africa into a front in the «war on terror» – much as it was a front in two world wars and a cold war that were not of its making – have been starkly revealed in Uganda following the 11 July bombings that killed 76 people watching the World Cup final in popular nightspots. That atrocity was attributed to Somali al-Shabaab extremists seeking to carry out retribution for the presence in Somalia of Ugandan «peacekeeping» troops.

But there is no peace to keep in Somalia, where a transitional federal government (TFG), established under UN auspices in 2002, controls only a few blocks of the capital city and would have collapsed altogether but for a US-backed invasion by Ethiopia in 2006.…  Seguir leyendo »

What surprises me most after the Swedish elections is that so many people seem surprised the ultraconservative Sweden Democrats party (SD) has made it into parliament. From no representation it now has nearly 6% of the vote, which means that it will get 20 MPs; it also destroys the previous centre-right majority and creates an uncertain situation in parliament. Sweden will get a weak government, one that must rest on different minorities, since all the parties have spent most of the post-election debate guaranteeing that they won’t in any way co-operate with the SD.

This went so far on election night that the leader of the Left party, Lars Ohly, refused to have his makeup done at the same time as Jimmie Åkesson, the SD leader.…  Seguir leyendo »