Domingo, 10 de octubre de 2010

The allegations in Saturday's Guardian that the Commonwealth secretariat has abandoned its commitment to defend human rights could not have come at a worse time. Bad press around the Delhi games had already led to questions about what the Commonwealth is for these days, and this news potentially undermines the very thing that sets the association apart.

If the Commonwealth is to survive in the 21st century, it needs to show that it stands for something more than its ties to the old empire. The obvious choice, reaffirmed most recently when leaders met late last year, is a commitment to "fundamental values and principles" around human rights and democracy.…  Seguir leyendo »

Once more, the Nobel Peace Prize committee has elected to honor a long-suffering dissident in a regime that brooks no dissent. Once more, right-thinking people around the globe -- including President Obama, last year's Nobel peace laureate -- have hailed the committee for its inspiring choice. Once more, activists hope that the prize will make a difference to the dissident, to the democracy movement in his country and to the cause of human rights.

And once more, they'll be wrong.

This year the dissident of choice is Liu Xiaobo. Liu is, as the committee says, "the foremost symbol" of the struggle for human rights in China.…  Seguir leyendo »

The scene in Europe last week called to mind the heyday of the IRA in the 1970s or of Algerian terrorism in the 1990s: Buckingham Palace and Trafalgar Square were teeming with police, the Eiffel Tower was repeatedly evacuated, and everywhere, tourists were on edge. The threat, however, involved a newer brand of terrorist: The CIA and its European counterparts warned of an al-Qaeda plot to kill civilians in France, Germany and Britain, and alerted travelers, especially Americans, to be extra-vigilant.

Few operational details were released. But unlike many thwarted al-Qaeda operations of days gone by -- such as the 2006 Heathrow plot, in which several airliners bound from London to America were to be blown up at coordinated intervals -- it was clear from news reports that the European plan called for less spectacular, smaller-scale attacks, perhaps using machine guns to strafe clusters of tourists near public landmarks.…  Seguir leyendo »

The haunting portrait of a young, disfigured Afghan woman on Time magazine's cover this summer issued a stark reminder that the stakes in Afghanistan are high -- and that the consequences of failure are brutal, especially for women.

On Friday I met with Bibi Aisha in California, where, thanks to the compassion of many individuals and organizations, she is receiving reconstructive surgery and beginning the long road of healing. The visible scars of her disfigurement will heal with time, but moving beyond the emotional and psychological trauma of her torturous mutilation may be more difficult.

Bibi Aisha's story and the prevalence of intimidation and violence against Afghan women raise important questions for those working to establish this young democracy.…  Seguir leyendo »

Lo que le ha pasado a Zapatero con Tomás Gómez recuerda tanto a su propia ascensión a la secretaría general del PSOE hace 10 años que no he podido resistir la tentación de volver a ver All about Eve, mi clásico de Hollywood favorito, un estudio a la vez chispeante y profundo sobre la fuerza de la ambición, los ciclos del éxito y el carácter circular de la experiencia humana.

Aunque se trate de un auténtico hijo de puta, pocas perspectivas puede haber tan atractivas para un story teller como la del crítico Addison de Witt (George Sanders), siempre asomado tras su platea o su mesa de restaurante con el sereno convencimiento de que su presencia en Broadway «es tan esencial para el teatro como la de las hormigas en un picnic».…  Seguir leyendo »

Ese día, como todos los días desde que, hace tres semanas, llegamos a Nueva York, me levanté a las cinco de la mañana y, procurando no despertar a Patricia, me fui a la salita a leer. Era noche cerrada todavía y las luces de los rascacielos del contorno tenían la apariencia inquietante de una gigantesca bandada de cocuyos invadiendo la ciudad. Dentro de una hora más o menos comenzaría a amanecer y, si estaba despejado el cielo, las primeras luces irían iluminando el río Hudson y la esquina de Central Park con sus árboles que el otoño comienza a dorar, un lindo espectáculo que me regalan cada mañana las ventanas del departamento (vivimos en el piso cuarenta y seis).…  Seguir leyendo »

En 2000, los dirigentes del mundo se reunieron en Nueva York e hicieron pública una Declaración del Milenio, en la que se prometía reducir a la mitad la proporción de personas que padecen pobreza extrema y hambre en 2015. También prometieron reducir a la mitad las personas que carecen de agua potable y saneamiento, avanzar hacia la escolarización primaria completa y universal de los niños de todos los países, reducir en dos terceras partes la mortalidad infantil y en tres cuartas partes la mortalidad materna y luchar contra el sida, el paludismo y otras enfermedades. Esas promesas, reformuladas como objetivos concretos y mensurables, pasaron a ser los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).…  Seguir leyendo »

Todos conocemos el poema de Antonio Machado: «Fue ayer: éramos casi adolescentes; era / con tiempo malo, encinta de lúgubres presagios, / cuando montar quisimos en pelo una quimera, / mientras la mar dormía, ahíta de naufragios».

Han pasado una guerra civil, dos dictaduras y una transición democrática, pero todos conocemos esas visiones de España, en los días que inaugura el desastre colonial de 1898: imágenes dolientes, agónicas, con el aire tétrico y melancólico de algunos cuadros de Regoyos. Todos recordamos los temblorosos interrogantes: ¿Qué pasa con España? ¿Va a sucumbir? ¿Doblará la cabeza como los frágiles barcos del almirante Cervera?…  Seguir leyendo »

¿Qué ha sido de los buenos europeos, esas agradables personas de los pequeños países nórdicos que gustaban de considerarse los adalides del mundo en materia de libertad y tolerancia?

Muchos europeos progresistas siguen vivos y coleando, pero primero en Dinamarca, después en los Países Bajos y ahora en Suecia, partidos populistas y antiprogresistas que infunden miedo a los inmigrantes - en particular los musulmanes- han logrado poder suficiente para establecer los programas políticos de sus países o al menos influir en ellos. Dichos partidos no son exclusivos de Escandinavia y de los Países Bajos, sino que forman parte de una ola mundial de irritación contra las minorías políticas selectas, a las que se reprochan todas las inseguridades que entraña la economía mundializada, la crisis financiera y la vida en sociedades étnicamente más mezcladas.…  Seguir leyendo »

Hace escasos días en la Cámara alta se discutió una propuesta presentada por el Partido Popular que pretendía blindar las corridas de toros ante cualquier pretensión, sobre todo de raíz autonómica, de prohibirlas. Según las crónicas, algunas intervenciones merecerían figurar en las antologías de la más florida oratoria parlamentaria. Destacó la del señor García Escudero, portavoz del antedicho partido, que, en un desplante, afirmó: «Si yo fuera toro, preferiría mil veces morir después de veinte minutos en una plaza de toros luchando y combatiendo antes que sufrir una larga agonía, como sufren en los correbous». Nada que objetar; cada uno tiene sus preferencias, aunque estas solo puedan convertirse en realidad si previamente se produce una insólita metamorfosis.…  Seguir leyendo »