Jueves, 25 de noviembre de 2010

Escribo estas líneas desde Seúl, donde me encuentro de visita con la Comisión de Defensa de la Asamblea Parlamentaria de la OTAN, en plena crisis entre las dos Coreas. Teníamos una agenda muy cargada, que se ha visto adelgazada como consecuencia de los últimos incidentes. No hemos podido acudir a la zona desmilitarizada, por la tensión. Sin embargo, hemos visitado una base militar surcoreana que se encuentra en alerta. La península coreana es uno de esos lugares que en Europa Occidental sólo suenan cuando el río trae aguas revueltas, muy revueltas. Muchos hablan, pero muy pocos saben de estos dos países, aunque todos estamos concernidos por sus cíclicas crisis.…  Seguir leyendo »

Cuando se acaba de leer La cultura-mundo, de Gilles Lipovetsky y Jean Serroy (Anagrama 2010, traducción de Promoteo-Moya), la desazón es terrible. Y lo es no por lo que se cuenta, ya sabido, sino por la constatación documental y fehaciente de los males que acucian hoy a la cultura. No a la cultura de uno u otro país, sino a la cultura universal invadida por la industria y el consumismo y cada vez más ajena a su función secular de explicar y entender el mundo. Una cultura sometida a los gustos del público y destinada al éxito inmediato, al consumo como una mercancía más.…  Seguir leyendo »

A fines de 1943 tuve la suerte de poder visitar el reino de Henri Christophe -las ruinas, tan poéticas, de Sans-Souci; la mole, imponentemente intacta a pesar de rayos y terremotos, de la Ciudadela La Ferriére- y de conocer la todavía normanda ciudad del Cabo -el Cap Français de la antigua colonia-, donde una calle de larguísimos balcones conduce al palacio de cantería habitado antaño por Paulina Bonaparte”. Así empieza su deslumbrado y deslumbrante relato sobre Haití Alejo Carpentier, en El reino de este mundo, cuando encontró en el mundo mágico de esa nación su concepto de “lo real maravilloso”, ese maridaje asombroso de lo cotidiano con lo mágico, la historia con la leyenda.…  Seguir leyendo »

Por fuertes que sean los cimientos de nuestra economía -con sus crecientes niveles de exportación e inversión-, Irlanda se encuentra hoy donde pocos países quisieran estar. Después de años de depender de préstamos del exterior, que facilitaron el boom de la construcción, los bancos irlandeses se volvieron vulnerables a las reacciones de los mercados. La crisis de Lehman Brothers fue el detonante que hizo caer a los bancos y, de paso, dejar un agujero en las finanzas públicas de Irlanda.

Reaccionamos con urgencia para estabilizar nuestras finanzas. Tomamos unas medidas fiscales difíciles, que ayudaron a estabilizar la economía tras una contracción muy severa.…  Seguir leyendo »

En mi horizonte vital y literario, Ana María Matute ha sido siempre propiamente una torre vigía, o más bien el vigía de su propia torre. A esta presencia he dedicado muchas horas de lectura y palabras escritas o dichas volanderamente, según el caso, desde mi adolescencia hasta la presentación de su último libro, «Paraíso inhabitado». Entre la impermanencia de lo oral y la permanencia de lo escrito, agavillar palabras fijadas y precisas es a la vez el más condigno y el más indispensable homenaje mío en esta hora: un retrato de Ana María Matute como persona y autora y posiblemente un retrato de mí mismo como autor, amigo y lector.…  Seguir leyendo »

Una irónica paradoja hace que coincidan la pérdida de soberanía que supone para los irlandeses la intervención económica de la UE y el FMI con unas elecciones catalanas en las que se presentan varios partidos – algunos muy importantes, comoCiUyERC-que se declaran soberanistas porque consideran que Catalunya es una nación y toda nación tiene derecho a un Estado independiente. ¿No estarán utilizando estos partidos fórmulas políticas de otros tiempos? ¿Son compatibles sus posiciones con la actual fase histórica de una Europa integrada en una economía globalizada?

Cuando se escucha a los dirigentes políticos de estos partidos uno tiene la sensación de que en lugar de patriotas son simplemente partidistas, es decir, aparentan la defensa de Catalunya pero en realidad lo que pretenden es, simplemente, obtener más poder político para ellos.…  Seguir leyendo »

La cumbre del G-20 celebrada en Seúl terminó sin un acuerdo ni sobre las monedas ni sobre el comercio. China y Estados Unidos se acusaron mutuamente de manipular deliberadamente sus monedas para obtener una ventaja comercial. La Ronda de Doha de conversaciones sobre comercio global sigue estancada. Y, en medio de todo lo que se habla sobre “los riesgos” de nuevas guerras de divisas y comerciales, esas guerras ya empezaron.

En consecuencia, aunque los líderes globales prometan que no va a suceder, da la impresión de que el atroz precedente proteccionista de los años treinta está por volver a cobrar vida.…  Seguir leyendo »

Leí hace unos días que delinquir es superar los niveles de moralidad media aceptada en una sociedad y además ser descubierto. Si esto es cierto -y no parece que, cinismos aparte, sea mentira-, cabe preguntarse cuál es el nivel medio aceptado de moralidad en el seno de la sociedad en la que nos ha tocado vivir. Recientes casos de corrupción -los trajes de un eximio presidente, los bolsos de campanuda dama o cualesquiera otros equivalentes habidos por la banda de babor del bajel político-pirata que nos lleva por el mar proceloso de la política actual- pudieran servirnos de reflexión.

Cuando una gran parte de la sociedad considera estos hechos como normales, y además plausibles, delinquir empieza a ser mucho más difícil de lo que, en principio, uno pudiera imaginarse.…  Seguir leyendo »