Lunes, 29 de noviembre de 2010

No hay mayor duda de que Artur Mas gobernará Cataluña con unos votos de allí y otros votos de allá. La pregunta es con qué proyecto. No hay duda, tampoco, de que los socialistas catalanes deberán acometer una durísima e implacable refundación. La cuestión es con qué proyecto. La sentencia de las urnas catalanas ha sido fundamentalmente destructiva. Ha arrasado con la gestión del Gobierno tripartito, con la deriva nacionalista de los socialistas y con la carrera política de José Montilla. Y con la supuesta crecida del independentismo: más allá del vocerío deportivo el proyecto independentista se ha debilitado. Lo que gana Laporta es bastante menos de lo que pierde Esquerra Republicana; y en términos nacionalistas, globalmente considerados, la suma de CiU y de los partidarios estrictos de la independencia no supera ni de lejos los 81 escaños que obtuvieron Convergència y Esquerra en 1992.…  Seguir leyendo »

Si comparamos a Maquiavelo con Monnet desde la consecución de los objetivos políticos que cada uno de ellos se propuso, no podemos menos de reconocer a Maquiavelo como un fracasado y a Monnet como un triunfador. Porque Maquiavelo, siendo un gran italianista que deseaba conseguir la unidad de su país bajo la dinastía de los Médicis, de tal modo enseñó a los príncipes a fortificar su poder que retrasó tres siglos la unificación de Italia. No se reduce a ello la ceguera del diplomático florentino. La expansión ultramarina de España por el Poniente, las conquistas territoriales de los otomanos por el Levante y el corte del flujo dinerario que llegaba a Roma desde Alemania, convertida en gran parte al luteranismo, fueron los factores del entorno que paralizaron a Italia y que a Maquiavelo se le escaparon quedando fuera de su análisis.…  Seguir leyendo »

Si la eurozona se viene abajo, será porque Alemania no hizo lo bastante para salvarla. Si la eurozona se salva, será gracias a Alemania. La potencia centroeuropea debe demostrar sentido de Estado y habilidad política para afrontar el mayor reto desde su unificación pacífica hace 20 años. Por el momento, sus dirigentes no están respondiendo como debieran, pero todavía disponen de unas semanas para demostrar que pueden. Después, quizá sea demasiado tarde.

Estamos en el segundo acto de la crisis de la eurozona. El primer acto fue la tragedia griega, exacerbada por una canciller que no hizo más que recurrir a evasivas ante unos medios de comunicación y una opinión pública ferozmente hostiles ante la idea de rescatar a los irresponsables herederos de Edipo y la preocupación de que el Tribunal Constitucional alemán declarase ilegal el rescate.…  Seguir leyendo »

Pronóstico cumplido, según todos los indicios. El fracaso estrepitoso del tripartito pone en bandeja a CiU una mayoría más que suficiente, cuya gestión puede ser razonable o disparatada. Todo es posible. Sea como fuere, la realidad impone su lógica implacable: la crisis obliga a la clase política catalana a recuperar el «seny» perdido. Cuadro clínico: mezcla de prejuicios arcaicos con una dosis letal de liviandad posmoderna. Síntomas: índices a la baja en economía, sociedad, cultura y calidad de vida. Diagnóstico: obsesión identitaria que pretende la búsqueda del Santo Grial nostálgico y localista en plena era global. Tratamiento: moderación y buen sentido, en dosis elevadas.…  Seguir leyendo »

El mundo está cambiando y con él cambia nuestra mirada. Cuando eres niño las cosas te parecen tan extrañas que casi nada te sorprende. Cuando te haces mayor, en cambio, puede pasarte lo contrario: cuesta que te sorprendas, incluso de lo que resulta inesperado. Diversos indicadores muestran que estamos en un mundo en transición. Lo viejo, el orden de finales siglo XX, está dejando de existir, pero el tablero del siglo actual aún no muestra contornos precisos. Desde el final de la guerra fría asistimos a cambios en el tipo y composición de las relaciones internacionales. Militarmente el mundo actual sigue teniendo un centro de gravedad de carácter unipolar: Estados Unidos representa el 43% del gasto militar mundial – aunque ello sólo le supone un 4,7% de su PIB.…  Seguir leyendo »

Como observador que soy desde hace mucho de la política americana, sé que los senadores de Estados Unidos decidirán si ratificar o no el nuevo Start, el tratado sobre la reducción y la limitación de las armas negociado con Rusia este año, a partir de una evaluación exhaustiva de los intereses nacionales de su país. Como representantes democráticamente elegidos del pueblo americano, sólo ellos pueden dilucidar cuáles son dichos intereses.

Sin embargo, EE. UU. sigue siendo el Estado más poderoso del mundo y la decisión de los senadores tendrá inevitablemente repercusiones allende las fronteras de su país. Serán particularmente importantes para Polonia, fiel aliado de EE.…  Seguir leyendo »

Quien no conozca un poco la historia seguramente pensará que en la Iglesia católica las normas son inamovibles. Pero nada más lejos de la realidad. En el siglo XIII, bulas del papa Inocencio IV y en el XVI del papa León X afirmaban «ser voluntad del Espíritu quemar a los herejes», y Galileo fue censurado para evitar que la razón científica pudiera constituirse al margen del magisterio. Más recientemente, se seguía afirmando que la Iglesia «es una sociedad de desiguales», que «la división de clases en la sociedad es conforme a la voluntad divina», que «la libertad religiosa era poco menos que un delirio», que «el matrimonio era un contrato entre un hombre y una mujer para procrear».…  Seguir leyendo »

Las imágenes que llegan de Haití son estremecedoras. No es ninguna novedad, pero últimamente -sobre todo desde el terremoto de enero de este año- todo el mundo ha podido ver la situación trágica en que se encuentra Haití. Ante este paisaje humano, hay que preguntar qué pasa en aquel país. ¿Cómo es posible que el impacto de un terremoto haya tenido unas consecuencias tan trágicas?

Desde República Dominicana, donde hace poco he estado para evaluar unos proyectos de lucha contra la pobreza, hay quien dice que lo que está ocurriendo en el Estado vecino es un castigo de Dios como consecuencia de que la mayoría de haitianos profesan el vudú.…  Seguir leyendo »