Sábado, 4 de diciembre de 2010

Europa se debate en una nueva crisis financiera que puede afectar gravemente al euro. Y España está en primera línea del potencial tsunami financiero que podría devastar la economía. Pero ¿no se había proclamado la buena salud del sistema bancario tras las pruebas de resistencia realizadas? Cierto que surgieron problemas en algunas cajas de ahorros, pero se suponía que las fusiones en curso y la refinanciación pública de entidades deficitarias habían estabilizado la situación. Claro que, al menos en Alemania, surgieron dudas en torno a la transparencia de las cuentas. No necesariamente porque las empresas mintieran, sino porque la imbricación de sus activos y pasivos en un mercado financiero global, estrechamente conectado al mercado inmobiliario y a los mercados de deuda pública, hace difícil detectar las repercusiones posibles de cambios bruscos en enormes flujos de capitales sobre entidades o países concretos hasta que los efectos están encima.…  Seguir leyendo »

La literatura, con sus ficciones, suele ser paradójicamente el último refugio de la verdad cuando la hipocresía arrecia, y en este año 2010, en que se comienza a celebrar el medio siglo de las sucesivas independencias de los Estados africanos, parece imperar en las antiguas metrópolis coloniales el más hipócrita de los discursos: el que lamenta la miseria que reina en el continente y carga casi en exclusiva sobre sus actuales gobernantes la culpa del desastre. La responsabilidad de las antiguas potencias coloniales queda reducida a un trágico capítulo del pasado sin efectos sobre el presente, en el mejor de lo casos, cuando no surgen iniciativas como la ley presentada en Francia en 2005 que reivindicaba «los efectos positivos de la colonización» francesa en África y de la que ha dado cuenta irónicamente el novelista francés Patrick Deville en su última novela, Ecuatoria.…  Seguir leyendo »

La última filtración de Wikileaks ha revelado que, para algunos dirigentes políticos y altos funcionarios, no existe diferencia entre el secreto y la mentira. En sus manos, la reserva que exige la acción del Estado en ocasiones excepcionales se transforma en una autorización permanente para hacer y decir en privado lo contrario de lo que se afirma en público.

Los documentos conocidos dejan, así, la desasosegante impresión de que la política está secuestrada en los despachos y de que lo que se ofrece a los ciudadanos es, en cambio, una farsa destinada a convencerlos de que los Gobiernos se esfuerzan en una dirección cuando en realidad trabajan con denuedo en la contraria.…  Seguir leyendo »

Quien haya leído los Lineamientos de la política económica y social, el documento a debatir en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, a celebrarse en abril del próximo año, habrá notado la escasa, por no decir nula, innovación institucional que propone el mismo. Para tratarse de un congreso postergado durante ocho años y que intenta afrontar la prolongada crisis económica y política de Cuba, la «actualización del socialismo» que impulsa el Gobierno de Raúl Castro procede con una cautela reveladora de la falta de consenso dentro de las élites habaneras. No es en las instituciones sino en el lenguaje donde habría que encontrar los pocos avances que puede experimentar la política cubana a partir de la próxima primavera.…  Seguir leyendo »

La mejor forma de sobrellevar esta inmisericorde crisis económica es buscar el espíritu benefactor y hasta taumatúrgico del arte. El arte puede sanarnos un alma atribulada por la desazón y el temor. Nada mejor para escapar a las malhadadas noticias sobre la caída de los mercados financieros, el desmantelamiento del tejido empresarial, el galopante desempleo, la ausencia de competitividad, la reducción de las prestaciones sociales, la falta de productividad y la quiebra de algunas instituciones y administraciones públicas, que echarnos literalmente en los brazos salvadores del arte. Tenía razón Nietzsche cuando esgrimía, en El crepúsculo de los dioses, que «el arte es el gran estimulante para vivir».…  Seguir leyendo »

Cuando uno escucha decir a papas y prelados, a jueces y estadistas, que la vida es sagrada, no puede menos que esbozar una sonrisa. Sólo quienes tienen especial preocupación por no arriesgar, no ya su vida, sino nada que tenga relación con sus privilegios, son capaces de colocar «la vida» en lo más alto de su peculiar escala de valores.

Por eso impresiona Inazio Cutro. Le vi en un reportaje de la televisión italiana, con su cara redonda de campesino recuperado para las máquinas; pasó de destripar terrones a trasladarlos en camiones. ¿Qué otra aspiración podía tener si nació pobre y en Bivona, un lugar difícil de encontrar incluso en un mapa de Sicilia?…  Seguir leyendo »

Banned books and milk powder: What do they have in common?

This: They are among the most prized commodities on the must-buy list for many of the millions of Chinese tourists who come to Hong Kong every year.

In this former British colony, books considered too politically sensitive for mainland China are widely available in bookshops. And since news emerged two years ago that many young children in China had died or fallen seriously ill after drinking local formula adulterated with the toxic chemical melamine, imported milk powder has become a priority purchase for our visitors.

When a Chinese writer whose books are banned in China visited Hong Kong recently, I asked if he would have time to meet up for a chat.…  Seguir leyendo »

In 1996, after the conclusion of the Dayton peace talks on Bosnia and Herzegovina, the German Foreign Ministry felt that published accounts did not give enough credit to the German contributions to the peace accord. A decision was made to publish all 53 major diplomatic cables dispatched by the team I had led during the 21-day-negotiating process.

However, the documents were carefully edited before publication. For example, most references to the behavior of individual Bosnian or Serb leaders were deleted, as were occasional complaints about differences between ourselves and, say, the U.S. delegation led by Richard Holbrooke.

As a result, the public record of the negotiating process was presented as intended, but none of the participants found any reason to be unhappy.…  Seguir leyendo »