Martes, 25 de enero de 2011

Tiene el cine la virtud de darnos alguna películas, bien pocas, que ponen ante nuestros ojos el signo de los tiempos en que vivimos y por ello mismo alcanzan también una dimensión profética. Como si actuara en ellas el propio Tiresias, el adivino ciego de la Tebas helénica que hacía de mediador y anticipador entre los dioses y hombres según nos recordaba modernamente Eliot en La tierra baldía. Por eso, ver tales películas supone un ejercicio luminoso y doloroso a un tiempo de necesaria comprensión. Por eso, también, perdérselas le condena a uno a seguir un poco más encadenado a mirar la pared sombría de la caverna de Platón.…  Seguir leyendo »

Han pasado 15 años desde que 1.300 personas, emocionadas y puestas en pie, aplaudían la última clase magistral de Hans Küng. No menos emocionado que su auditorio, el gran teólogo enfilaba la salida del abarrotado salón de actos musitando un apenas perceptible «me gustaría seguir contando con su afecto». Era el día de su jubilación.

España, país que tantas veces ha visitado y donde sus libros alcanzan una extraordinaria difusión, siempre le ha honrado con su afecto; pero estaba pendiente la tarea de plasmarlo en imágenes, de otorgarle relieve y solemnidad. Es lo que se propone hacer la UNED el próximo 27 de enero, a propuesta de su Facultad de Filosofía.…  Seguir leyendo »

El debate generado en torno a la ley Sinde puede servir para que España salga de su triste liderazgo como destacada sede de servidores piratas, justificada con la seudoprogresista teoría de la barra libre para todos. Dos cuestiones se plantean: si la propiedad intelectual ha perdido sentido por la aparición de Internet, y si un Estado de la Unión Europea puede legislar en un asunto del mercado interior independientemente del marco comunitario.

El difícil reto de crear ha tenido que adaptarse a los cambios tecnológicos. Con la imprenta, hasta ahora el mayor invento de emancipación humana, se planteó la cuestión de la propiedad intelectual.…  Seguir leyendo »

¿La revolución del «Kleenex»? Me parece que no. A no ser, claro está, que hagamos caso al presidente libio Muamar el Gadafi, que, en una diatriba televisada contra la revuelta popular que ha derrocado al dictador vecino con quien tan buenas relaciones tenía, clamó: «También vosotros, hermanos tunecinos, estáis leyendo quizá los kleenex y esa palabrería en Internet» (Kleenex es como llama Gadafi a Wikileaks). «Cualquier inútil, cualquier mentiroso, cualquier borracho, cualquier drogado, puede decir lo que quiera en Internet, y vosotros lo leéis y os lo creéis. Son palabras que salen gratis. ¿Vamos a convertirnos en víctimas de Facebook, y el Kleenex, y YouTube?».…  Seguir leyendo »

France’s Foreign Minister Michele Alliot-Marie received a rude introduction to Arab-Israeli issues on Friday when irate Hamas supporters attacked her entourage in Gaza. She escaped injury but faced protesters venting disapproval of her support for freeing Hamas’ long-held prisoner Israeli Staff Sgt. Gilad Shalit. Ms. Alliot-Marie was not even remotely freelancing because Sgt. Shalit is a dual citizen of France and Israel, and her call for his immediate release merely restated Paris’ long-held views.

Nonetheless, the Gaza violence should be a wake-up call to both France and Europe more broadly that European Union (EU) policies in the Middle East are failing badly.…  Seguir leyendo »

En Cataluña se cuenta el siguiente chiste: si a un alemán, un inglés, un francés, un italiano y un catalán se les encargara un ensayo sobre el elefante, ¿cómo titularía cada uno de ellos su trabajo? Les avanzo la respuesta: el título del alemán sería Fundamentos epistemológicos del estudio de los mamíferos ungulados; el del inglés, Teoría y práctica del mamífero proboscídeo; el del francés, El grado cero del lenguaje del elefante; el del italiano, La estética del elefante; y el del catalán, El elefante y la cuestión nacional catalana. Una broma, pero menos. Y es que el chiste, si de algo peca, suele ser de exceso de realismo.…  Seguir leyendo »

Every year, thousands of the world’s most influential people descend upon Switzerland in late January for five days of debating, networking, fine eating and a little skiing, too. The gathering, called the World Economic Forum, has grown enormously popular over the decades – and has gained a steady chorus of detractors as well. In truth, the meeting is neither as exclusive or conspiratorial as its critics claim, nor as world-transforming as its boosters imagine. The following myths are just a few of the misconceptions that have sprung up around the singular institution known the world over simply as «Davos.»

1. Davos is a convention for the world’s plutocrats.…  Seguir leyendo »

Al otro lado del Atlántico, las repercusiones de la guerra contra el terrorismo de Estados Unidos han puesto a prueba los valores de la tolerancia religiosa y la libertad individual. En una población de 300 millones de habitantes hay entre 2,5 y 7 millones de musulmanes en EE. UU., un tercio de los cuales son afroamericanos. Han surgido enfrentamientos por mezquitas propuestas en numerosos lugares como Tennessee, California, Georgia, Kentucky, Wisconsin, Illinois, Brooklyn y Staten Island. Particularmente alarmante y reveladora ha sido la batalla de alto voltaje sobre la construcción prevista de un centro de la comunidad musulmana cerca de la zona cero en Manhattan, lugar de los atentados del 11-S del 2001.…  Seguir leyendo »

The World Economic Forum convening this week in Davos, Switzerland, is organized around the theme of «Shared Norms for the New Reality.» As in past years, the conference will feature plenty of debate about how to solve global challenges in a multipolar, interdependent world. This «new reality,» however, is getting a little old.

Politicians, commentators and pundits have long opined – in Davos and elsewhere – about the arrival of emerging markets and the shift of economic power away from the West. Indeed, this theme is arguably the leading narrative in geopolitics and economics. The rise of the developing world quite rightly shapes our understanding of investment opportunities, the balance of military power, global governance and more.…  Seguir leyendo »

En España no se ha producido el estallido social que algunos han venido pronosticando casi desde que empezó la crisis económica. Al igual que otros episodios que muy esporádicamente los han precedido, la agresión al consejero murciano de Cultura o los incidentes de la pasada semana en Salt son hechos demasiado concretos y aislados como para expresar una tendencia en esa dirección.

Desde el 2008, en España no se ha alterado más que antes de esa fecha la paz social, si así puede denominarse una situación en la que millones de personas sufren graves carencias y una gran angustia económica. Las movilizaciones contra los despidos han sido la excepción y no la regla.…  Seguir leyendo »

Túnez, uno de los 22 miembros de la Liga Árabe, está sumido en una crisis severa y profunda, si bien posiblemente tenga una resolución favorable. Es el país más pequeño del norte de África, pues su superficie es de 163.000 kilómetros cuadrados –más o menos el doble de la de Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo– y tiene una población de 10,5 millones de habitantes.

Además, tiene mucho encanto y moderación en cuanto al clima, la historia y la cultura. En tiempos fue el pilar del dinamismo cultural y la influencia de la República y del Imperio romanos. Fue la primera región africana cristianizada, la tierra de San Agustín y la fuente principal del evangelismo católico en África.…  Seguir leyendo »

En un reciente simposio en el Financial Times sobre las perspectivas de la globalización en 2011, el columnista Gideon Rachman observó que “cuando Barack Obama visitó recientemente la India, el presidente estadounidense advirtió a sus anfitriones que el debate sobre la globalización se reabrió en Occidente” y “se está formando… y creciendo en las economías avanzadas… una reacción negativa”.

Pero el alarmismo de Rachman es infundado. El miedo a la globalización en Occidente no es nada nuevo. Intelectuales articulados y grupos como sindicatos y organizaciones ambientales en las economías avanzadas han manifestado temores y sentimientos anti-globalización durante por lo menos un cuarto de siglo.…  Seguir leyendo »

L’écrivain Louis-Ferdinand Céline n’avait pas de sang sur les mains. Mais il y en avait plus que d’encre dans sa plume. Son usage exalté du langage n’excluait pas la roublardise et l’hypocrisie. Sous ses cris de rage, ses éructations, il pratiquait en maître raffiné la litote et le syllogisme. Mais une idée, un thème obsédant lui servit de clef magique, toujours et partout – à vrai dire surtout après 1945 : la victime, le persécuté c’était lui, ce n’était que lui. A partir de ce noyau dur, tout devint possible. La bonne foi, l’honnêteté, la capacité de reconnaître que l’on s’est trompé ou fourvoyé, furent balayées par la mauvaise foi la plus éclatante, la plus réfléchie.…  Seguir leyendo »

There is a certain poetry in the final moments of worshipers who were killed by Islamic militants as they prayed at the holy site of Data Darbar and shrines to Abdullah Shah Ghazi and other Sufi saints in Pakistan over the past year.

I imagine them focused on their task — appealing to the saints for intercession with God — as they whispered their prayers, or left talismans tied to the doors and trees, or danced in ecstasy on a heated night, connecting to the Divine in ways that have been passed down through generations, linking the mysticism of Islam with the mysteries of their own lives.…  Seguir leyendo »

You might call it the Obama paradox: Atlanticists on both sides of the ocean were certain that this president, inaugurated two years ago, would renew the trans-Atlantic alliance.

Yet two years later, the United States and Europe seem further apart than they have ever been in their policies as much as in public attitudes. For the United States, Europe appears to be less relevant than ever; in Europe, anti-Americanism seems to be drifting into simple indifference.

According to some, this was inevitable: America’s destiny in the 21st century, they say, is to defend its lone superpower status against a rising China.…  Seguir leyendo »