Sábado, 5 de febrero de 2011

Writing from Cairo — Was it ridiculous that I was perched on top of a ladder hanging curtains before going out to join the revolution in Tahrir?

I don’t know. I know I had taken my bedroom curtains down and they’d been laundered and needed hanging — otherwise they’d get creased and have to be ironed again. So I took 10 minutes to hang them and half a minute to take pleasure in their soft, billowing whiteness. Then I slung my bag over my shoulder and left.

We live in Zamalek, a leafy residential neighborhood that is a 5-minute drive from the bridge that connects it to downtown.…  Seguir leyendo »

La principal misión del control de alcoholemia es proteger a los conductores. Pero también protege a los que no beben y a los acompañantes que pudieren viajar con un conductor ebrio al volante. Al principio se hacían pocos controles de alcoholemia y las consecuencias de una alcoholemia elevada eran irrisorias, banales. Había muertos por doquier y no parecía importar. Sin embargo, al endurecerse las leyes y sobre todo al aplicarlas, de repente bajan de forma espectacular los accidentes, especialmente de gente joven. Por lo tanto, está claro que los controles de alcoholemia salvan vidas.

Algo parecido pasa con el control antidopaje.…  Seguir leyendo »

La escena duró apenas unos segundos en pantalla, un destello breve que nos cinceló en la retina la imagen de miles de personas protestando en las calles de El Cairo. La situación era descrita por la engolada voz de un locutor cubano, quien sostenía que la crisis del capitalismo había hecho estallar la inconformidad en Egipto y que las diferencias sociales hundían al Gobierno.

Apenas mencionó que un ciclo de casi 30 años se estaba desmoronando en solo una semana, justo allá, en un país donde la historia se mide con números de cuatro cifras, se acuña en trozos del tamaño de milenios.…  Seguir leyendo »

Siempre me ha sorprendido el fenómeno de la imitación. Tal vez porque para mal —y para bien, quizá— no soy muy propensa a él. Es evidente, sin embargo, que una de las formas, si no la forma más eficaz de aprendizaje, es copiar lo que hacen los demás. Así aprenden los niños los rudimentos de todo, así se pulen más adelante destrezas, se afinan talentos, se evitan errores. Sin imitación posiblemente jamás se habría inventado nada nuevo, puesto que solo se puede crear algo diferente si se conoce y se domina lo anterior. Hasta aquí lo obvio, lo positivo de dicho fenómeno, pero como todo en esta vida tiene dos facetas (yo cada vez estoy más oriental y creo que nada es bueno ni malo, sino las dos caras de una misma y contradictoria moneda) la imitación tiene también su faz oscura.…  Seguir leyendo »

Durante la revolución de julio de 1830, el joven Rifa, de la ciudad de Tahta en el Alto Egipto (Al Tatawi), se encontraba en París: imán titulado de la mezquita de Al Azhar en El Cairo, acompañaba a una delegación de príncipes egipcios a los que su pachá, Mehemet Ali, había encargado estudiar en Francia las ciencias contemporáneas para que su país sacara provecho de ello a su regreso. Los príncipes se distrajeron, pero Rifa aprendió rápido el francés y se convirtió en el niño bonito de los salones de la época. A lo largo de los siete años que duró su estancia, reunió una gigantesca biblioteca que más tarde ordenó traducir al árabe.…  Seguir leyendo »

Estar pendiente de los latidos de Nueva York, de las carteleras de Londres y las exposiciones de París no significa que hayamos normalizado nuestra vida cultural. De vez en cuando el mundo intelectual español exhibe su estigma inclusero y sucede como con los antiguos chavales del hospicio, que todo parece que marcha normalmente, que todos somos iguales, que entre nosotros no hay diferencias, en fin, que somos herederos de no sé qué fabulosa edad de plata, y cuando menos lo esperas alguien saca la patita y pregunta. Eso que los intelectuales franceses han tenido que responder estos días: ¿qué hacemos con Céline?…  Seguir leyendo »

La novedosa peculiaridad de la primera revolución popular pacífica capaz de derrocar una dictadura en el mundo árabe ha consistido en que no ha tenido nada que ver con el islamismo.

El joven vendedor ambulante tunecino que desencadenó la revuelta al quemarse en público nos recuerda a los monjes budistas vietnamitas en 1963 o a Jan Palach en Checoslovaquia en 1969, unos actos de naturaleza precisamente opuesta a la de las bombas suicidas que son la marca registrada del actual terrorismo islámico.

Incluso en este acto sacrificial no ha habido nada de religioso: ningún turbante verde o negro, ninguna túnica blanca, nada de ¡Alá Akbar!, nada de llamamientos a la yihad.…  Seguir leyendo »

Diez días en Egipto están  cambiando el mundo. La insurrección popular contra Mubarak y la probable apertura de un proceso de transición política garantizado por el ejército en contacto con Obama transforman la geopolítica de Oriente Medio y abren vías de participación a los pueblos árabes en la construcción de su futuro. Túnez, Egipto, Yemen, Jordania, Sudán, tal vez Siria. Entre autocracia y fundamentalismo las sociedades civiles árabes buscan una democracia inclusiva de los islamistas dentro de las instituciones. El proceso no está exento de peligros pero puede salirse al fin de ese laberinto de odios, intereses e intrigas que entre países árabes e Israel ha secuestrado la paz del mundo.…  Seguir leyendo »

Escribí mi primer artículo científico a los 17 años. Salió publicado en la revista Ciència que hacíamos en mi instituto, el Llor de Sant Boi de Llobregat, inspirados por un inquieto profesor de Química, Jordi Carvajal. La publicación fue premiada dos años seguidos por la Comissió Interdepartamental per la Recerca i la Innovació Tecnològica (CIRIT) por fomentar el espíritu científico entre la juventud, una excelente iniciativa de la Generalitat que se mantiene casi 25 años después. El artículo se titulaba El càncer. Lo he reencontrado en una visita a la vieja casa familiar, y me he dado cuenta de cómo ha cambiado el conocimiento de esta enfermedad, pero también de cuánto nos queda por hacer.…  Seguir leyendo »

Les soulèvements dans certains pays riverains de la Méditerranée et du Moyen-Orient constituent de véritables défis pour l’Europe et le reste du monde occidental, en particulier en ce qui concerne notre politique de démocratisation. Deux principes doivent sous-tendre l’action de l’Union européenne dans ce domaine. Nous, Européens, savons combien le chemin vers la liberté peut être long et difficile. Tout au long du XXe siècle, notre avancée vers la démocratie libérale a été chaotique et lente.

L’Union européenne elle-même a émergé des cendres de plusieurs conflits ayant ravagé notre continent et qui ont montré les conséquences dramatiques de l’échec de la démocratie.…  Seguir leyendo »

Beyond their immediate impact on the reigning autocracies in Tunisia and Egypt, the protests engulfing the Middle East have challenged a central premise of many Arab regimes, namely that in exchange for political passivity the leaders would provide stability and economic opportunities. The states never really kept their side of the bargain, and the Middle East increasingly came to resemble the Soviet Union of the 1970s, a corrupt, stagnant bureaucratic state.

It is obviously too early to know what will arise from the upheavals in the Middle East, but a new order would offer the United States both challenges and opportunities.…  Seguir leyendo »

On and off for the past few weeks, thousands of youths draped in pink scarves and ribbons have been out protesting in Yemen’s capital, Sana, making it look as if that country is next in line after Tunisia and perhaps Egypt for regime change. But conditions in Yemen for ousting another elderly strongman and his big, greedy family after decades of misrule are not proving as favorable as one might expect.

Indeed, Ali Abdullah Saleh — a former army officer who has been president since 1978, when his predecessor was assassinated by means of an exploding suitcase — is proving less of a klutz than his Egyptian counterpart, Hosni Mubarak.…  Seguir leyendo »