Martes, 8 de marzo de 2011

During the past week academic institutions have expressed contrition at past links with Libya and parliament has debated whether control order legislation should continue. Yet there has been total silence as to why it was that Libyan dissidents came to form a significant block of those made subject to control orders, and to a second highly contentious measure: deportation to a country that practised torture.

Following the bombings in London on 7 July 2005, known within a day to have been carried out by young British nationals, Tony Blair said: “The rules of the game have changed.” Within weeks he had initiated an agreement with Colonel Gaddafi on the deportation of Libyan dissidents who had sought asylum and whose presence, he claimed, constituted one of the gravest threats to the security of this country.…  Seguir leyendo »

As protests against authoritarian rule spread throughout north Africa and the Middle East, I’ve been asked whether similar pro-democracy protests could take place in sub-Saharan Africa too.

At first glance, the conditions appear ripe. Many sub-Saharan Africans also struggle daily with the consequences of poor governance, stagnating economies and dehumanising poverty, and rampant violations of human rights.

It’s difficult for an outsider to know the local reasons why people in any society finally decide they’ve had enough of their leaders and rise up against them. It’s also dangerous to assume that revolutions occurring simultaneously have the same root causes. But certain factors do help explain the volatility in north Africa and the relative quiet to the south – and why that may not persist indefinitely.…  Seguir leyendo »

Not so long ago, we joyfully celebrated Oman’s 40th anniversary.

Almost everyone — but especially the young people here in Muscat, the capital, and in small towns — decorated their houses and cars with stickers and fliers in support of the government. As an academic I usually like to watch from the sidelines; this time, I joined in and decorated my black Toyota Camry with the national colors of red, white and green. Together, we rejoiced over what we have achieved since His Majesty Sultan Qaboos bin Said came to power in 1970.

Never would I have thought that just a few months later Oman would find itself part of the “youthquake” now sweeping the Middle East.…  Seguir leyendo »

In the heart of Central Asia we are watching with solidarity as events unfold in the Middle East. The “people power” that the world witnessed in Tunisia and Egypt reminds us in Kyrgyzstan of our own victory last year against a corrupt dictator. Nothing can be more moving than to see humans celebrate their freedom. There are many skeptics and cynics who warn against popular revolutions, citing the violence and instability that they unleash, and the unpredictable consequences. There are those who dismiss national uprisings as shows set up by foreign governments, international media and terrorist groups – claiming that millions of people are all on hallucinogenic drugs.…  Seguir leyendo »

Europe’s leaders seemingly have awakened from a long slumber to discover that state-sponsored multiculturalism threatens the fabric of their societies. Their somber conclusions should cause reflection by Americans about the potential threats to national identity here and how educational institutions could play a constructive role in preserving our shared values.

Many well-meaning people still think that multiculturalism is synonymous with pluralism, or a healthy respect for diverse cultures and languages. Unfortunately, multiculturalism is too often used as a derisive ideology seeking to replace Western values and institutions and to transform society on terms dictated by immigrant cultures and belief systems. Much of liberal academe encourages or even actively promotes that brand of multiculturalism.…  Seguir leyendo »

Vivimos asediados por noticias de escándalos y denuncias de corrupción que nos trasladan desde la estupefacción hasta el asco como en un tiovivo endemoniado. Son siempre asuntos delicados que tienen consecuencias muy visibles sobre los dineros públicos y, si miramos el turbio vaso del déficit, advertiremos que en su fondo se halla depositado el légamo de estas prácticas.

Cuando existen indicios de delito, hay tribunales penales que se ocupan de ello. Actúan de acuerdo con sus pausados ritmos, pues ya sabemos que hay plazos en el mundo judicial que se asemejan a los plazos bíblicos o incluso a los geológicos. Pero todo sea bienvenido porque es el sacrificio que ha de arder, en un Estado de Derecho, en el pebetero de las garantías de los ciudadanos.…  Seguir leyendo »

Madrid ha accedido al estatus de capital económica de España en las últimas décadas, lo que unido a su condición de capital administrativa (desde 1561) y política (desde 1714) la ha convertido en capital total. Un “París de España”, como desearon desde los primeros monarcas borbónicos -de origen francés- hasta ilustres reformadores de la España contemporánea. La idea de que Madrid debe su condición de capital económica a su situación, a la capitalidad político-administrativa y al sistema radial de transportes y comunicaciones ha sido ya expresada por eminentes historiadores y economistas de la propia capital. En ocasiones se presenta este desarrollo como una evolución natural, consecuencia de la posición geográfica de Madrid y de su capitalidad política.…  Seguir leyendo »

¿Qué pasa por la mente de un dictador en los últimos días, horas y minutos que preceden a su caída e inesperadamente le hunden en el muladar de la historia? ¿Cómo asimila el inimaginable pero real espectáculo de su amado pueblo vociferando contra él y quemando o pisoteando con furia su ubicuo retrato?

El tema es fascinante y si fuera un autor joven, con el potencial creativo intacto, trataría de expresarlo mediante un monólogo interior que mezclaría tiempos y espacios, imágenes de pasadas glorias y de presente hostil: desfiles victoriosos, tribunas de honor, recepciones palaciegas, besos lanzados al pueblo exultante de dicha, embriaguez de un poder sin límites y por consiguiente sin otro final plausible que el de una apoteosis en el lecho de muerte, rodeado de los suyos y de jefes de Estado en medio de expresiones de dolor y de llanto, ¡todo ello abolido de golpe por lo que Marx denominaba astucias de la historia!…  Seguir leyendo »

Recientemente ha sostenido Alfredo Pérez Rubalcaba ante los suyos que la abstención, y no el PP, es el rival a batir en las elecciones.

Mal asunto, si fuera verdad, para los responsables de la estrategia, porque a la abstención no se le puede echar la culpa del boom del ladrillo ni llamarla freaky o anarcoide, como hace Blanco con el PP.

Pero es una verdad solo a medias. Porque la abstención es un rival para el PSOE, pero no el único, y, según mi criterio, no el principal.

La teoría subyacente al mensaje de Rubalcaba es que existe una desmovilización de los anteriores votantes del PSOE que es la que da lugar a que el PP -sin un incremento significativo de su caudal electoral- aventaje al PSOE en las encuestas.…  Seguir leyendo »

Nadie en 1989 había previsto la destrucción del muro de Berlín; asimismo, nadie se había planteado una revuelta democrática árabe. Por otra parte, esta revuelta resulta menos sorprendente que los errores de análisis de los observadores occidentales que la precedieron. La idea preconcebida sobre el mundo árabe hasta estas últimas semanas era que «la calle árabe» era por naturaleza turbulenta y una presa fácil para los islamistas radicales, instigada por unos sentimientos hostiles hacia los estadounidenses y, sobre todo, que se oponía visceralmente a Israel. Para contener esta tentación populista, en Europa reinaba el acuerdo para apoyar a los déspotas como murallas contra el levantamiento de las hordas árabes.…  Seguir leyendo »

Estamos acostumbrados a ver en el derecho y la razón valores universales que presumimos se aplican o se pueden aplicar a la humanidad entera. En esta perspectiva, el mismo derecho debe ser válido para todas las personas, y todas están dotadas de razón, de capacidad de reflexionar y de orientarse de acuerdo con su razón.

Tales valores no resultan necesariamente visibles en la realidad histórica, no dependen de una constatación empírica, sino en mucha mayor medida de un acto de prescripción: fundamentan e instauran un deber ser. Formulados desde hace mucho tiempo, figuraron en el núcleo del proyecto ilustrado y se asocian tradicionalmente a dos marcos políticos principales.…  Seguir leyendo »

Según un funcionario del Departamento de Estado norteamericano, el concepto de “poder inteligente” –la integración e interconexión inteligente de diplomacia, defensa, desarrollo y otras herramientas del llamado poder “duro” y “blando”- está en el corazón de la visión de política exterior de la administración Obama. Actualmente, sin embargo, la estrategia de poder inteligente de Obama enfrenta un duro desafío a partir de los acontecimientos de Oriente Medio.

Si Obama no respalda a los gobiernos de Egipto, Bahrain, Arabia Saudita o Yemen, puede poner en peligro importantes objetivos de política exterior como la paz en Oriente Medio, una base naval en el Golfo Pérsico, la estabilidad en los mercados petroleros o la cooperación contra los terroristas de Al Qaeda.…  Seguir leyendo »

Con el derrocamiento de Hosni Mubarak en Egipto, cuyo régimen estaba considerado ampliamente uno de los más estables de la región hasta hace poco, y el coronel Muamar el Gadafi aferrándose al poder en Libia, no se ve en lontananza un claro fin de la agitación que está barriendo el mundo árabe. Las protestas ya han derribado gobiernos en Túnez y Egipto y han dejado a otros países obligados a afrontar un descontento generalizado.

Los disturbios cogieron a la mayoría por sorpresa tanto dentro como fuera de la región y han acabado con al menos cinco creencias tradicionales sobre el mundo árabe.…  Seguir leyendo »

El Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ha sido muy criticado por su actitud ante los cambios revolucionarios en el norte de África y en Oriente Medio. En realidad, no los ha abordado demasiado, al menos en público.

Ése es precisamente el problema de los guerreros de salón que contemplan el desarrollo de los acontecimientos en las pantallas de sus computadoras y televisores en Washington y en Nueva York. Quieren que Obama aborde más las cosas. En lugar de adoptar una actitud prudente y dejar que los manifestantes en el Irán, Túnez, Egipto, Libia, Baréin, Yemen y otros lugares se encarguen de gritar, quieren que hable enérgicamente o, mejor aún, que envíe la fuerza Aérea de los EE.UU.…  Seguir leyendo »

Tema: La política exterior de los países del Golfo tiene como ejes centrales la seguridad y la intervención de potencias externas.

Resumen: La fuerte dependencia del sistema internacional de los recursos energéticos del Golfo ha condicionado sus relaciones internacionales, dotándolas de un alto grado de complejidad, unas alianzas para defender o cuestionar el statu quo y unos dilemas de seguridad que, con frecuencia, generan paradojas y contradicciones. Los países árabes del Golfo –y en su momento el Irán del Shah– han optado por externalizar su seguridad mediante el recurso a la protección de potencias externas, principalmente EEUU, abriendo así las puertas a la presencia militar extranjera en la región.…  Seguir leyendo »

Tema: El establecimiento de un mecanismo de vigilancia de los derechos humanos en el Sáhara Occidental, preferentemente mediante la ampliación del mandato de la MINURSO, cambiaría la dinámica subyacente del conflicto, permitiendo avances en el proceso negociador.

Resumen: El foco sobre los derechos humanos en el Sáhara Occidental ha aumentado la visibilidad del conflicto y la presión para resolverlo, abriendo oportunidades de superar el estancamiento actual que las terceras partes deberían aprovechar. Un mecanismo de supervisión de los derechos humanos, preferentemente por la MINURSO, serviría como medida de fomento de la confianza entre las partes del conflicto. Además, una posición firme respecto a las obligaciones de las partes en materia de derechos humanos sentaría un precedente para una mediación internacional más vigorosa, cambiando la dinámica subyacente del conflicto.…  Seguir leyendo »

Tandis que le sang continue de couler en Libye, où le régime n’hésite pas à utiliser l’aviation contre son peuple, l’ampleur de ce qui se passe en Afrique du Nord depuis quelques semaines laisse l’Europe désemparée. Il est vrai que personne n’avait vu venir le bouleversement géostratégique qui s’y dessine. Se berçant d’illusions sur l’incapacité de ces peuples à prendre leurs destins en main, sur la nécessité d’un leadership fort pour assurer leur développement, les pays occidentaux ont tout accepté de ces potentats d’un autre âge, des frasques des fils Kadhafi aux réceptions soignées dans la plupart de nos palais gouvernementaux.…  Seguir leyendo »

Les Marocains ont manifesté des deux côtés de la Méditerranée les 20 et et 21 février. Ils ont montré leur maturité civique et politique en suivant la voie pacifique. Au Maroc, il y a eu quelques incidents et débordements. Mais cela a été le fait de provocateurs aux motifs et commanditaires restant dans l’ombre. A Tanger, par exemple, les forces de police, efficaces en d’autres circonstances, auraient observé une attitude de spectateur, selon des témoignages concordants d’observateurs marocains et européens. Jeu dangereux s’il en est !

Certains milieux – les classes privilégiées en particulier – font valoir comme d’habitude les “risques d’aventure”.…  Seguir leyendo »

En 1999, l’avènement de Mohammed VI augurait l’entrée dans une ère qui semblait résolument nouvelle puisqu’elle fut ponctuée de réformes de fond incontestables (à l’instar du nouveau code la famille ou des travaux de l’Instance équité et réconciliation) maintes fois saluées par la communauté internationale. D’aucuns de penser au début du nouveau XXIe siècle que le régime marocain évoluerait irrémédiablement vers une monarchie profondément rénovée. Quelques années plus tard, le constat est amer et sans appel, le palais n’a pas cédé une once de pouvoir.

L’institution monarchique est ainsi toujours prééminente, elle se situe aux antipodes d’une monarchie constitutionnelle classique.…  Seguir leyendo »

Une révolution populaire est également une “révolution mentale”. Qui imaginait avant 1979 l’avènement d’une révolution “islamique” ? Qui envisageait que des révolutions puissent se produire en Tunisie ou en Egypte à trois semaines d’intervalle ? Qui parmi les spécialistes des mouvements sociaux se serait aventuré à parier sur la force de mobilisation révolutionnaire de Facebook ? Qui aurait cru possible qu’une armée arabe ose refuser de tirer sur le peuple en révolution ?

Certes, on était nombreux à le clamer : il n’y a pas d’exceptionnalité culturelle du monde “arabe” ou “musulman” ; si exceptionnalité il y avait (osons l’imparfait), elle se déployait d’abord dans le traitement des affaires de la région par les diplomaties occidentales, animées par la peur des classes dangereuses, “islamistes” ou “terroristes”.…  Seguir leyendo »