Viernes, 22 de abril de 2011

Long after the political uprisings in the Middle East have subsided, many underlying challenges that are not now in the news will remain. Prominent among these are rapid population growth, spreading water shortages, and growing food insecurity.

In some countries grain production is now falling as aquifers – underground water-bearing rocks – are depleted. After the Arab oil-export embargo of the 1970s, the Saudis realised that since they were heavily dependent on imported grain, they were vulnerable to a grain counter-embargo. Using oil-drilling technology, they tapped into an aquifer far below the desert to produce irrigated wheat. In a matter of years, Saudi Arabia was self-sufficient in its principal food staple.…  Seguir leyendo »

In recent decades, the six Gulf Cooperation Council states have been a pillar of stability in a dangerous neighborhood. But the political change sweeping the Middle East has left its mark, as the situations in Bahrain and Oman underscore. The other GCC nations — Saudi Arabia, Kuwait, the United Arab Emirates and Qatar — have been affected. The Gulf monarchies must come to understand the repercussions of the “Arab Spring.”

So far, protests in GCC states have largely been limited to calls for reform from within, not for regime change. The Arab Gulf monarchies understandably enjoy a high degree of legitimacy: Ruling families have guided their populations through such tumultuous events as the discovery of oil and the subsequent economic transformation, the end of colonialism, and the advent of globalization and its social impact.…  Seguir leyendo »

El vacío interior se manifiesta por una atención siempre despierta hacia todos los acontecimientos, aun los más insignificantes, del mundo exterior y por la persecución de toda especie de diversiones, de placeres y de lujo, y causa disipación y miseria espirituales. La falta de espíritu puede adueñarse de la vida de las personas y de las comunidades como juego, galimatías, charlatanería y comadreo. El vacío interior es causa del tedio que hace correr al que lo sufre el riesgo de vivir en una permanente excitación a fin de poner en movimiento su espíritu y su corazón. El tedio, dice Heidegger,«va de aquí para allá en los abismos del ser humano como una niebla callada sembrando la indiferencia frente a todo» y hace que quien lo sufre se encuentre frente a sí mismo con toda crudeza, sin máscaras, sin perifollos.…  Seguir leyendo »

Queridos niños: No es esta la primera vez que visito España. Lo hice hace mucho, mucho tiempo, cuando ni siquiera vuestros padres, abuelos y tatarabuelos habían nacido. La verdad es que soy ahora tan viejo que prefiero no deciros los años que tengo para no asustaros. Pero hay una razón para que esta mañana esté con vosotros y si sois un poco pacientes enseguida la conoceréis.

Viví en Dinamarca, un hermoso país que está situado al norte de Europa. Copenhague, su capital, está llena de tranquilos canales en los que se reflejan sus blancas casas como en el espejo más limpio.…  Seguir leyendo »

Algunos ancianos miraron hacia arriba y se santiguaron, mientras los niños señalaban con el dedo a los aviones Mig que -sin llegar a romper la barrera del sonido- rugían en el cielo. Desde los balcones y las ventanas, los vecinos de los barrios cercanos respiramos aliviados de verlos alejarse. Con el desfile en la plaza de la Revolución concluyeron las calles bloqueadas ante el paso de la artillería y también los gritos de «¡derecha, izquierda, marchen!» que acompañaron -durante varias semanas- las prácticas de los soldados en las avenidas.

El 16 de abril, una parada militar conmemoró el 50º aniversario de los sucesos de Playa Girón y dio inicio también al VI Congreso del Partido Comunista de Cuba.…  Seguir leyendo »

Ahora que tan de moda está mezclar la realidad con la ficción, yo propongo un relato del que la mayoría dirá que es puro realismo y yo sostengo que se trata de una ficción: el Gobierno socialista se enfrentó de entrada a la crisis con el heroísmo que cabía esperar de la izquierda y ha terminado por rendirse a los mercados con un servilismo propio de la derecha. ¿A que suena bien y podría arrancar bastantes aplausos en un foro adecuado? ¿Y si la verdad fuera lo contrario?

Esta sería mi versión del asunto: el Gobierno, que venía de una cómoda etapa de expansión de gasto y extensión de compromisos asistenciales, aplicó inicialmente las medidas keynesianas que recomendaban casi todos y ahora, con mejor conocimiento de la naturaleza de la crisis, consigue realizar unas reformas cuyo objetivo último es salvar el Estado de bienestar en medio de una crisis global sin precedentes.…  Seguir leyendo »

Precedido dos días antes por terremotos de diversa intensidad, irrumpió en Japón, el 11 de marzo, a las 14.46, un terrorífico seísmo de más de los 9 grados de la escala de Richter, que duró dos minutos, con centenares de réplicas que prosiguen todavía. Ha sido el más potente sufrido en Japón y el cuarto en todo el mundo. Hizo cimbrearse los rascacielos de Tokio (con defensas para el caso) y fue seguido por un tsunami arrollador, de montañas de agua, en la costa oriental del país, que se tragó pueblos enteros, y provocó una morgue espeluznante de quince mil cadáveres, diez mil desaparecidos y doscientos mil supervivientes sin hogar; a lo que se suman las inquietantes averías en las torres de varios reactores nucleares con escapes radiactivos terrestres y marítimos, de alcance imprevisible.…  Seguir leyendo »

La ignorancia es la raíz de todos los males, según Platón, que también nos dio una definición aún actual de su opuesto, el conocimiento, como «creencia verdadera y justificada». Merece la pena considerarla al reflexionar sobre los peligros de la ignorancia en el siglo XXI.

Platón pensaba que deben cumplirse tres condiciones para que podamos «saber» algo: la noción en cuestión debe ser cierta, tenemos que creerla (porque si no creemos que algo que es verdad, difícilmente podemos decir que lo sabemos) y, lo más sutil, debe estar justificada: debe haber razones por las cuales creemos que es verdadera.

Veamos algo que todos pensamos que sabemos: la tierra es (aproximadamente) redonda.…  Seguir leyendo »

The Arab revolutions are beginning to destroy the cliché of an Arab world incapable of democratic transformation. But another caricature is replacing it: according to the new narrative, the crowds in Cairo, Benghazi or Damascus, mobilized by Facebook and Twitter, are the latest illustration of the spread of Western democratic ideals; and while the “rise of the rest” may challenge the economic dominance of Western nations, the West will continue to define the political agenda of the world.

In that optimistic scenario, 1989 and 2011 are two chapters of the same story, which connect in a self-congratulatory way the political appeal of democracy and the transformative power of entrepreneurship and new technologies.…  Seguir leyendo »

Last weekend, we trooped to the polls on street corners and under almond trees in this rough and ready city of 10 million to elect a new president. Everything seemed orderly and peaceful and oddly celebratory. This time, unusually, we even believed our votes would count.

The results that trickled in suggested that Goodluck Jonathan, who succeeded Umaru Yar’Adua upon his death in 2010, had been elected our president. And with that, we Nigerians quietly reached an encouraging but little-noticed milestone: we’ve held four elections at four-year intervals, and in the process passed power to three different presidents without a soldier’s rifle pointed at anyone’s head.…  Seguir leyendo »