Lunes, 25 de abril de 2011

Las democracias vuelven a la guerra

Una de las inumerales consecuencias positivas de la extensión del sufragio universal ha sido la de evitar -o al menos limitar- guerras temerarias, injustas e innecesarias y proteger las democracias. Lógicamente, las masas, que al fin y al cabo siempre son las víctimas de las guerras, no estaban dispuestas a apoyarlas salvo en caso de necesidad innegable y es lógico que ante la posibilidad de elegir a sus líderes, se decantaran por los más pacíficos. Además, la aparición y desarrollo del voto femenino añadió otro motivo para que la sociedad apostara por la paz: el instinto materno de cuidar a los varones de la familia y de resistir a los líderes que querían sacrificarlos en los altares de la guerra.…  Seguir leyendo »

Es probable que el sindicalismo sea un mal necesario. Es probable que, aun tratándose de un sistema de representación no demasiado representativo, no quede más remedio que tragar con él. En cualquier campo de actividad económica, y en especial si ese campo emplea a un número considerable de trabajadores, la relación entre las partes contratante y contratada requiere, en el segundo de los ámbitos, de una mínima fórmula de delegación. Por no hablar de los grandes acuerdos de Estado, donde la presencia, al máximo nivel, de los distintos agentes sociales —esto es, de la patronal, por un lado, y de los sindicatos, por otro— resulta poco menos que imprescindible.…  Seguir leyendo »

Todo el mundo sabe que para un artista la gran sala de turbinas de la Tate Modern londinense, antes central eléctrica, es un espacio difícil de llenar con autoridad. Su inmensidad puede empequeñecer la imaginación de cualquier artista contemporáneo, pero no la de una selecta tribu, que comprende los misterios de la escala y sabe decir algo interesante cuando además hay que expresarlo sirviéndose de un formato enorme. En su momento, la gigantesca araña de Louise Bourgeois se alzó amenazadora en esta sala y el Marsyas de Anish Kapoor, una enorme figura hueca, similar a una trompeta y hecha de un material extensible que parecía una piel desollada, se impuso a ella majestuosamente.…  Seguir leyendo »

La distribución generalizada de redes mosquiteras impregnadas con insecticida, el uso de tratamientos preventivos entre las poblaciones más vulnerables, la disponibilidad de herramientas diagnósticas y la administración de medicinas adecuadas en el lugar y el momento en que se necesitan han conseguido en los últimos años disminuir los casos de malaria en el mundo, en algunos países incluso a la mitad. Pero no por espectaculares estos logros dejan de ser pequeños ante una enfermedad que tan solo en el año 2009 provocó alrededor de 225 millones de casos, matando a alrededor de 781.000. Ante la gravedad de la situación y la constatación de que con las herramientas disponibles podemos aún avanzar mucho, pero jamás lo suficiente como para que la malaria no vuelva de forma recurrente, la comunidad internacional relacionada con la salud pública y la investigación sobre malaria se plantea un objetivo mucho más alto: su completa erradicación.…  Seguir leyendo »

El compromiso alcanzado entre demócratas y republicanos en el reciente debate presupuestario se consiguió al precio de reducir todo tipo de programas que hacen de Estados Unidos una nación más civilizada. El drama se va a intensificar. ¿En qué tipo de país se convertirá Estados Unidos: uno en el que haya un mínimo decente de igualdad económica, o uno en el que los ciudadanos tengan que sobrevivir sin instituciones de solidaridad? Los dos partidos tendrán pronto que ponerse de acuerdo en un presupuesto para 2012 y en elevar el límite de la deuda gubernamental. Varios legisladores republicanos están dispuestos a permitir que la nación vaya a la quiebra si no se satisfacen sus demandas.…  Seguir leyendo »

Four American yachters killed; a Danish family of five and two crew members kidnapped: these events in the space of a week early this year may finally fuel a consensus that something needs to be done about piracy in the Indian Ocean and Gulf of Aden. And something should be done: in addition to the yachters, nearly 700 sailors, mostly Filipino, Bangladeshi and Russian, are being held hostage. Often forced to operate their captured ships at gunpoint, with little food or water, some of them have been prisoners for months.

But maritime lawlessness isn’t confined to pirates. Thanks to a system of ship registration called “flags of convenience,” it is all too easy for unscrupulous ship owners to get away with criminal behavior.…  Seguir leyendo »

It's been in place for nearly 30 years; nearly 160 countries (plus the European Union) have signed it. But the United States has yet to ratify the United Nations Convention on the Law of the Sea. As a result, the United States, the world’s leading maritime power, is at a military and economic disadvantage.

The convention codifies widely accepted principles on territorial waters (which it defines as those extending 12 miles out to sea), shipping lanes and ocean resources. It also grants each signatory exclusive fishing and mining rights within 200 miles of its coast (called the exclusive economic zone).  Although the United States originally voted to create the convention and negotiated many provisions to its advantage, Congress has never ratified it.…  Seguir leyendo »