Domingo, 15 de mayo de 2011

Mi primera reacción al ver cómo el huevo podrido de la foto del criminal desafiante exhibiendo la pancarta de Bildu con la firma de ETA impactaba contra la recién almidonada toga de la dignidad herida de Pascual Sala fue de regocijo. Lo dije en mi videoblog: dentro de la mezcla de indignación y desánimo que provocaba el recochineo etarra tras su victoria sobre el Estado de Derecho y la dignidad nacional, al menos quedaba un resquicio para celebrar que hubiera dejado en ridículo la casi simultánea comparencencia del presidente del Constitucional, haciéndose el ofendido con aires de doncella mancillada por las críticas recibidas.…  Seguir leyendo »

Como resulta bien fácil constatar, cuando un grupo de personas de una cierta edad se reúnen con cualquier motivo y surge en la conversación el tema de la juventud actual, lo más normal es que se reiteren una serie de tópicos que, por lo general, inciden en la apatía vital de aquella, en la indiferencia de las nuevas generaciones hacia lo público o en su falta de interés por cualquier otra cosa que no sea su bienestar material o su propio provecho, tópicos que, en todo caso, revelan una enorme distancia y extrañeza hacia los jóvenes por parte de quienes los sostienen.…  Seguir leyendo »

La carta enviada por el Dalái Lama al Parlamento tibetano en el exilio, anunciando que abandona por completo sus responsabilidades políticas y administrativas, ha sorprendido a todo el mundo, y, sobre todo, a las autoridades chinas. Exiliado en la India desde 1959, el Dalái Lama ha estimulado así la joven democracia tibetana.

Las iniciativas democráticas del Dalái Lama constituyen una firme expresión de sus convicciones budistas y gandhianas, están en consonancia con los dos principios de confianza en uno mismo y no violencia que seguirán siendo capitales para cualquier medida que tome el nuevo primer ministro tibetano, Lobsang Sangay, y para cualquier diálogo y acuerdo con Pekín.…  Seguir leyendo »

1. Sigo creyendo que Vértigoes la más grande obra de arte que creó Alfred Hitchcock: la que encierra mayor verdad artística, la que se arropa en un velo de Maya de extraordinaria belleza, la que accede al estatuto de gran poema trágico. Es también, y sobre todo, una sobrecogedora historia de amor; casi una confesión del realizador a su obra, a Galatea, a la matriz femenina de sus amores.

En Judy/Madeleine se condensa todo el amor transferido y sublimado en las grandes interpretaciones femeninas de sus mejores películas: Encadenados, Recuerda, Atrapa un ladrón, La ventana indiscreta, o las que todavía rodaría: Los pájaros, Marnie la ladrona.…  Seguir leyendo »

LAST month, a Cairo court ordered that images of the ousted Egyptian president, Hosni Mubarak, and his wife, Suzanne, as well as their names, be removed from all “public squares, streets, libraries and other public institutions around the country.” Posters and portraits of the Mubaraks are ubiquitous in Egypt. Squares, sports fields, libraries, streets and more than 500 schools bear their names.

This mandated erasure is meant to serve as closure for the Egyptian people after three decades of Mubarak rule. But will it help them heal and move forward? For precedent and possible implications of the ruling, we should look to antiquity.…  Seguir leyendo »

Before I joined the Peace Corps, I had heard all the stereotypes. Volunteers were a bunch of privileged white kids, I was told. Guitar-strumming, wide-eyed do-gooders who didn’t understand cultural differences and spent their time building latrines they could never persuade anyone to use.

The image of an unprepared, inexperienced volunteer armed with nothing but good intentions is no longer accurate, if it ever was — at least not here in Senegal, West Africa, where I am serving in the Peace Corps as a preventative health educator.

Sure, I was a philosophy major in college. And yes, I was assigned to a village called Ndiago, home to 300 subsistence-level farmers and their wives and children in the middle of nowhere.…  Seguir leyendo »

El domingo 8 de mayo México fue atravesado por marchas en protesta por la sangre derramada. La lucha contra el narcotráfico emprendida por el presidente Felipe Calderón ha dejado un saldo de 40.000 muertes en cuatro años.

Obviamente, el gobierno no es el causante de la violencia, pero su fallida estrategia ha sumido al país en la zozobra. Las manifestaciones contra la violencia fueron convocadas por Javier Sicilia, poeta, activista, católico de izquierda, cuyo hijo Juan Francisco, de 24 años, fue asesinado hace unas semanas en la ciudad de Cuernavaca.

Sicilia pidió que se caminara en silencio, en un acto de comunión capaz de unir a todos los que padecen la violencia.…  Seguir leyendo »