Sábado, 21 de mayo de 2011

Observers are busy guessing who will come out on top in the battle to be Russia’s next president. The rift between Vladi­mir Putin and incumbent Dmitry Medvedev is growing, says a well-known pundit. Medvedev has become a symbol of change, an influential journalist assures us. Quite a few are betting on Medvedev as a pro-Western reformer. This is just what Putin, now prime minister, needs as he prepares for the March 2012 election: Let the world think that a competition is underway in Moscow. Let the world believe that Medvedev has a chance. Let the world hope that Medvedev is a liberal.…  Seguir leyendo »

In the last two weeks, an Afghan police officer killed two American Marines in Helmand Province, and another killed a British soldier after a dispute over a soccer match. Last month, an Afghan military pilot killed nine American military trainers after an argument at a meeting in Kabul.

None of the killers seem to have been Taliban infiltrators, but that alone is not terribly reassuring. The United States’ exit strategy for the war in Afghanistan depends largely on the performance, competence and trustworthiness of the Afghan security forces, and critics of the mission view such episodes as evidence that the Afghan forces are generally unreliable — ineffectual in combat and too often unmotivated, erratic or corrupt.…  Seguir leyendo »

La ejecución de Bin Laden muestra la diferencia entre Bush, que lo dejó escapar en diciembre del 2001 cuando estaba atrapado en Tora Bora, y Obama, que durante su campaña presidencial prometió dejar Iraq y concentrarse en la eliminación de Al Qaeda. Bastaron dos años de trabajo de inteligencia (que no se basó en confesiones bajo la tortura, según me dicen fuentes bien informadas, sino en la infiltración en las redes pakistaníes que lo protegían) para descabezar Al Qaeda y, de paso, dar un balón de oxígeno a la maltrecha presidencia de Obama.

Con el fin de Bin Laden no se acaba Al Qaeda y menos aún la amenaza del terrorismo fundamentalista islámico.…  Seguir leyendo »

Para muchos la figura del intelectual empezó con Zola y el caso Dreyfus, para otros con la Ilustración, incluso para algunos es una consecuencia de la Revolución francesa. Yo insisto en la Primera Gran Guerra como el momento en el que los escritores se convierten en voceros de posiciones políticas de Estado y éste les otorga la categoría de intelectuales. Pero todos coincidimos; la invención es parisina.

Y en estas estábamos, con toda Francia y París a la cabeza, celebrando lo que había significado la victoria electoral de François Mitterrand, hace ahora treinta años. Los franceses, dicho sea sin maldad, cuando reflexionan sobre su pasado hacen fiestas.…  Seguir leyendo »

El Consejo de Ministros de Finanzas, reunido la semana pasada en Bruselas, ha vuelto a dar la impresión de que la Unión Europea en su formato actual es incapaz de afrontar los desafíos presentes y aún menos los futuros. La canciller Merkel, que es la que tiene que tirar del carro, parece presa de una opinión pública cansada de tener que pagar por los dislates de otros; no en vano en su país se utiliza la misma palabra -schuld- tanto para decir «deuda» como para decir «culpa». Los finlandeses se han resistido todo lo que han podido al rescate de Portugal y solo han accedido a ampliar su potencia de fuego cuando han entendido que de no hacerlo, no habría dinero para rescatar a España o a cualquier otro país en dificultades.…  Seguir leyendo »

Los que nacimos a partir de 1978 en España representamos casi el 40% de la población. Hace unos años, Francisco Rubio Llorente nos bautizó como los hijos de la Constitución (EL PAÍS, 2-12-2008). Estos días, muchos de estos jóvenes han tomado las calles. Se sienten insatisfechos con los sistemas político y económico.

Una gran parte de analistas, políticos y periodistas están centrando toda su atención en las repercusiones que puede tener esta movilización en los resultados electorales del domingo. La experiencia nos puede ayudar. La última vez que se produjo un acontecimiento inesperado en vísperas electorales fue en 2004. Tras los atentados del 11-M, numerosos ciudadanos tomaron las calles gracias a las nuevas tecnologías.…  Seguir leyendo »

Hace apenas un mes, Jorge Moragas, secretario de Relaciones Internacionales del Partido Popular, declaraba en una entrevista: «Leí y escuché a la izquierda, y me di cuenta de que entre la igualdad y la libertad prefiero la libertad». Supongo que en este mundo lleno de injusticias algo así solo puede decirlo quien pertenece a lo que antes daba en llamarse una familia bien. Es decir, una familia respetada socialmente, cuyos miembros no han tenido problemas para elegir sus carreras o profesiones, ni por supuesto han sufrido en sus propias carnes la indiferencia o el desdén de los que todo lo tienen.…  Seguir leyendo »

Vivimos tiempos de extravío. Hoy conviven al mismo tiempo tres epidemias majestuosas: la depresión, el estrés y la ruptura conyugal.No sabría decir el orden de llegada. Habría mucha tela que cortar para situar su cronología. Pero lo que sí me parece evidente es que hoy están las tres en primer plano de la realidad social. El mundo se ha vuelto un formidable contraste. Veo a mucha gente desorientada en lo principal. Epidemia significa enfermedad que durante un cierto tiempo afecta a un gran número de personas. Se trata de un fenómeno colectivo, que tiende a expandirse y cuyas raíces pueden ser analizadas y puestas al descubierto con el fin de ver qué se puede hacer para corregirlo.…  Seguir leyendo »