Domingo, 5 de junio de 2011

Es normal que Mariano Rajoy siga paladeando aún las mieles del 22-M. No ha sido su primera victoria pero sí su primer gran triunfo desde que hace ya casi ocho años fue elegido sucesor por Aznar. Que Feijóo ganara en Galicia tuvo su aquel y técnicamente el PP ya se impuso en las municipales de 2007 por 150.000 votos y en las irrelevantes europeas del 2009 por algo más de medio millón. Pero el efecto de lo uno quedó acotado al feudo del noroeste y las otras victorias fueron demasiado angostas para significar mucho. Nada que ver con lo de ahora: dos millones doscientos mil votos y casi diez puntos de ventaja sobre el PSOE.…  Seguir leyendo »

La exposición tiene lugar en un prestigioso centro cultural y librería de Barcelona llamado Mutt, se titula Abstracción en el establo y consta de nueve cuadros no figurativos de gran formato. El artista, Napoleón, exhibe por primera vez para el gran público.

Tiene apenas cuatro años y es, según Jacinto Antón, corresponsal de EL PAÍS en la ciudad condal, «un frisón holandés de pura raza y color negro», de apuesta estampa y mirada simpática a juzgar por la fotografía. Pinta sus lienzos cogiendo -mejor debería decir mordiendo- el pincel con los dientes y desde sus primeros pinitos en el campo del arte mostró un decidido rechazo por toda forma de realismo y una resuelta deriva hacia la abstracción.…  Seguir leyendo »

¿Cuántos años hará que el término crisis sigue haciendo su juego entre economistas y políticos, pero ya también en bocas del vulgo que somos cuando nos lo creemos? A paso lento va la Crisis: nada de aquello del 1929, cuando la Gran Empresa se hundía repentinamente y los banqueros se tiraban de los rascacielos: el Capital aprende con el Tiempo: aquellos eran los años de su alocada y turbia adolescencia: ahora que va pasando de su madurez, ha ganado mucho en prudencia y mañas para sostenerse. Y, si a los lectores no les gustan estas que parecen metáforas biológicas, ánimo, sigan leyendo un poco más.…  Seguir leyendo »

Por fin le han capturado. En los últimos tiempos no abundan las buenas noticias en Europa, pero el hecho de que Ratko Mladic esté en una celda de un tribunal internacional en La Haya es motivo de celebración sin reservas. El hombre directamente responsable de la matanza de cerca de 8.000 hombres y niños en Srebrenica va a tener que responder por esa y otras atrocidades. Es otro paso adelante en uno de los grandes avances de nuestro tiempo: el movimiento mundial para garantizar la exigencia de responsabilidades.

Hace poco más de 60 años, el poeta polaco Czeslaw Milosz escribió unos versos dirigidos a los torturadores y asesinos en masa de uno de los periodos más sangrientos de la historia europea.…  Seguir leyendo »

En 1943, uno de esos excéntricos ingleses enamorados de España, Gerald Brenan, escribió un libro magnífico, paso obligado en la maduración política de la generación que hizo la transición: «El laberinto español». A medio camino entre el mejor periodismo y el ensayo, Brenan iba desgranando los muchos eslabones del laberinto que había llevado a la Guerra Civil: el problema de la tierra y los jornaleros, el problema obrero, los anarquistas, la Iglesia y el Ejército, la Monarquía o la República y, por supuesto, los nacionalismos.

Pues bien, de (casi) todo ello se dio debida cuenta en la transición a la democracia, y así, a comienzos de este nuevo siglo España podía vanagloriarse de haber disfrutado del más largo periodo histórico de libertad política, prosperidad económica y seguridad colectiva.…  Seguir leyendo »

¿Por qué marcharse? En el 2003 y tras la lectura de la tesis doctoral en Sociología, la etapa posdoctoral en una universidad de prestigio como la Universidad de Warwick (estaba en la posición número siete del RAE 2008 del Reino Unido) iba a enriquecer mi carrera investigadora en Ciencias Sociales y acercarme a los criterios de excelencia de la comunidad científica internacional, como la publicación en revistas científicas de impacto indexadas en las principales bases de datos (ISI, ERIH, Scopus…). El cambio en las universidades catalanas, aunque lentamente, apuntaba hacia un modelo superador de las estructuras feudales donde, cada vez más, la evaluación de los méritos académicos iba a realizarse en base a estos criterios de cientificidad avalados internacionalmente.…  Seguir leyendo »

Los acontecimientos piden ser narrados. Aunque alguna secta postula que lo decisivo perdura en secreto, la chismosa mayoría juzga que lo importante tiene que saberse. Una vez superado, un cataclismo necesita convertirse en relato. Nadie sobrevive en silencio.

Para no exagerar con ejemplos límite (la guerra, el exilio, la orfandad, el accidente natural), pensemos en un lugar bastante común para que surja una trama: la antesala del médico. Ahí necesitamos el alivio de la ficción. Mientras aguardamos nuestra historia clínica, imaginamos otra que la mitigue.

En los consultorios suele haber revistas del corazón para matar el tiempo. Pero si llevamos en el bolsillo el acuciante resultado de un laboratorio, requerimos de una evasión más fuerte.…  Seguir leyendo »