Sábado, 6 de agosto de 2011

Gangjeong, a small fishing and farming village on Jeju Island 50 miles south of the Korean peninsula, is a pristine Unesco-designated ecological reserve where elderly Korean women sea divers, haenyo, still forage for seafood. It is also the site of a fierce resistance movement by villagers who oppose the construction of a South Korean naval base on the island that will become part of the U.S. missile defense system to contain China.

South Korea’s president, Lee Myungbak, says the base is needed to protect Seoul from an attack from Pyongyang. The problem with that assertion is that the Aegis destroyers that Lee pledged to deploy at the base aren’t designed to protect South Korea from North Korean Taepodong ballistic missiles (TBM).…  Seguir leyendo »

I grew up under the watchful eyes of three Russian icons that survived the atomic bombing of Hiroshima. They belonged to my father’s parents, refugees from the Russian Revolution who were quietly eating breakfast with two of their three children when the Enola Gay flew over their city on Aug. 6, 1945, and dropped the bomb that turned most of it to dust.

Miraculously, my father’s family escaped unscathed. To everyone’s surprise, so did the icons. Today they hang on my mother’s dining room wall in Reno, Nevada, priceless symbols not only of the Russian Orthodox faith but of the impact of the 20th century’s upheaval and violence on the lives of one family.…  Seguir leyendo »

Las imágenes que nos llegan a través de la Historia del pasado siglo sobre asaltos o ataques a edificios emblemáticos como son los Parlamentos suelen estar cargadas de un gran dramatismo, de una fuerte conmoción escenográfica, como es el fuego o, directamente, de un notable equipamiento militar, como tanques o blindados, rodeando amenazadoramente dichos edificios. Sólo hay que recordar las instantáneas, cargadas de simbolismo, que nos han llegado de Boris Yeltsin, subido a un tanque, leyendo el 19 de agosto de 1991, apenas un par de años después de la Caída del Muro, una declaración en contra de la junta golpista formada por nostálgicos del comunismo y de la antigua URSS recién desmantelada.…  Seguir leyendo »

Suele decirse que los puritanos de izquierda son más duros que los puritanos de derechas. Parece que el dicho lleva razón, pues fueron ministras socialistas las que hace muy poco se zambulleron en espinosos temas de contenido moral sin hacer los pertinentes distingos y matizaciones. Por ejemplo: ¿son todas las prostitutas esclavas y por ende significaría la prostitución (en bloque) tráfico de carne humana, como con durísimo gesto decía Bibiana Aído, hasta no hace mucho ministra de Igualdad?

Yo hice hasta hace un año un programa en RNE-5 titulado Las aceras de enfrente. Duró dos temporadas y en él tuve varias ocasiones de entrevistar a mujeres (sobre todo transexuales) y chicos que se presentaban, abierta y voluntariamente, como trabajadores del sexo.…  Seguir leyendo »

En el verano de 1922 empezaba el festival de los festivales de la música clásica, de los que, digámoslo desde ahora, este artículo no es una enumeración con olvidos sino una reflexión con ejemplos: el de Salzburgo, fundado por Hugo von Hofmannsthal, Richard Strauss y Max Reinhardt. Tres nombres señeros de la escena y del pentagrama. Mucho antes -en 1895-, Henry Wood, un director de orquesta de uso casi exclusivamente británico, había creado los Proms, el más democrático, popular, duradero, participativo y alocado festival de cuantos pueblan la canícula cultural universal. Salzburgo será con el tiempo y por su orden una de las sedes -con Berlín y Viena- del imperio Karajan, un escaparate para las casas de discos cuando la crisis aún no había llegado y un muestrario de novedades escénicas capaces de poner de los nervios a sus asiduos una vez que tomó las riendas Gerard Mortier.…  Seguir leyendo »

¿En qué momento ingresó Europa en un laberinto del que parece no poder salir? ¿Fue forzada a ello? ¿Puede abandonarlo? Vista desde América Latina, la Unión Europea delineó su propia suerte con el fin de la guerra fría. En 1990-1991, la UE tuvo a su alcance varias alternativas y probablemente escogió las menos adecuadas. No hubo un destino prefigurado. Escogió un sendero cuyos resultados son hoy palpables: una Europa extraviada y menos justa, solidaria y autónoma.

Los europeos pudieron acordar dos conductas bien diferentes frente a la implosión de la Unión Soviética: seguir aferrados al fantasma del «peligro rojo» y acompañar, así sea pasivamente, a Estados Unidos en su actitud «victoriosa», o recuperar sus tradiciones más pluralistas y avanzadas y contribuir activamente a una pronta reconstrucción rusa.…  Seguir leyendo »

El 31,2% de los jóvenes españoles no concluye la Secundaria, más del doble que la media europea. Este dato debería provocar alarma en la sociedad española y en los responsables educativos del Gobierno central y de las comunidades autónomas. Y así parece ser cuando los candidatos a presidir el Gobierno de España lamentan públicamente esta situación e idean fórmulas para reintegrar de alguna manera a esos «fracasados» en el sistema educativo, aunque sea compatibilizando trabajo y formación escolar. A esta cifra tenemos que unir la del abandono de estudiantes universitarios. Según el Informe Fedea, el porcentaje de alumnos que abandonan sus estudios en el segundo curso de la carrera que decidieron estudiar es del 32%.…  Seguir leyendo »