Domingo, 18 de septiembre de 2011

El otoño se acerca y los problemas económicos como la crisis de la deuda y el futuro del euro dominarán la política económica. Si no fuera por eso, la cuestión dominante sería la crisis de Oriente Medio. Durante las primeras semanas de la primavera árabe, el optimismo sobre el futuro democrático de Oriente Medio apenas podría haber alcanzado cotas más altas. Los dictadores habían sido derribados, el pueblo había triunfado en la lucha por la libertad y la democracia contra la represión y la corrupción. Se había producido una revolución realmente magnífica, motivo de inspiración para combatientes de la libertad en todo el mundo.…  Seguir leyendo » “El otoño árabe”

Quiero agradecer públicamente al presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez, su decisión arbitraria -en el sentido de innecesaria, libre y personal- de trasladar a un pleno de 15 magistrados, que se reunirá pasado mañana en la pasarela mediática de San Fernando de Henares, la potestad de resolver sobre la calificación jurídica del caso Faisán. Máxime cuando el criterio del juez instructor, Pablo Ruz, de considerar los hechos como un caso flagrante de colaboración con banda armada aparece sólidamente fundado en todos sus autos en la jurisprudencia de la propia Audiencia Nacional y del Supremo y cuando la Sección integrada por tres magistrados a la que le correspondía revisar sus decisiones y a la que estaba abocado el caso, se pronunció ya en sentido coincidente.…  Seguir leyendo » “El faisán del 11-M”

El éxito absoluto y clamoroso de monseñor Rouco en la reciente JMJ se debe al signo formal que imprimió a los tres años de preparación. En efecto, una y otra vez prospectaba por delante la fecha fija del cumplimiento bajo fisonomía de horizonte (“fisonomía” de hecho, pues no es que él haya dicho en ningún momento la palabra “horizonte”), con lo que a los colaboradores voluntarios los tres años de preparación se les trocaron de tiempo para en tiempo hacia. Un horizonte anticipado dinamiza la duración, la hace proyectiva. No es, pues, la duración del tiempo común de los mortales, de los pecadores, sino la del tiempo de los santos, de las almas piadosas, que solo miran a la salvación y anticipan como horizonte el de su propia muerte, a la que dan la cara sin temor alguno.…  Seguir leyendo » “El magno evento”

Empezaré por decir que vivo en Madrid, aun paso de las Cortes y a dos de la Puerta del Sol. Por eso, y por lo que tiene de fenómeno social y de síntoma de nuestro tiempo, me interesé desde el principio por el Movimiento 15M. También, como otros ciudadanos de todo el país, me solidaricé con muchas de sus inquietudes. De hecho, apenas unos días antes del 15 de mayo, en un artículo periodístico, me extrañaba de la pasividad de los jóvenes ante realidades tan aterradoras como un 45 por ciento de paro juvenil. Si a esto unimos una crisis de proporciones aún desconocidas, un presidente tan frivolo como botarate y un Gobierno inoperante, no hay duda de que eran muchas las razones para que la gente se lanzara a la calle proclamándose indignada.…  Seguir leyendo » “La calle es mía”

La incontenible atención de los medios de comunicación entroniza, día a día, en inagotable hagiografía, las vidas ejemplares contemporáneas. Dado que las agencias de rating son hoy fábricas de santidades ejemplarizantes, ya no deben existir personajes inolvidables sino tipos triple A: seres conscientes de que un mínimo resbalón será castigado con la pérdida de una A, con el bochorno y la desgracia universal. Así es el mundo, competitivo, innovador y terrorífico que tiene, como símbolo de excelencia, la triple A. Todo el mundo lo sabe. Adjudicar el título de chica triple A a María Dolores de Cospedal es, por tanto, situarla un lugar excelso del escalafón social.…  Seguir leyendo » “Una chica triple A”

The summer jitters, which brought memories from the panicky fall of 2008, have left little doubt about how fragile the recovery from the great crisis has been and how rocky the road ahead will continue to be. This should not be entirely surprising given the magnitude of the shock endured in 2008-2009. But it is also in good measure due to the failure by leaders of the major economies to deliver on key commitments to pursue coordinated action.

The Group of 20 was formed to undertake the collective responses deemed necessary to tackle the root causes of economic crises. At its summit meeting in November 2008, G-20 leaders themselves admitted that inconsistent and insufficiently coordinated policies propelled the catastrophe.…  Seguir leyendo » “The G-20 Must Get Serious”

For decades, Libya has been an integral part of Africa. Indeed Sirte, the Colonel Gaddafi stronghold where fighting still continues, was the birthplace of the Organisation of African Unity in 1963. About a quarter of indigenous Libyans are black, while African migrant workers in Libya exceed one million; and during his 40-year rule Gaddafi championed pan-Africanism and African multiculturalism.

But the Libyan uprising, while toppling the old order, has also become an ugly race war. The rebels were angry that black African mercenaries were hired to buttress the old regime – even though most of them were actually migrant workers or indigenous black Libyan soldiers.…  Seguir leyendo » “Has Africa lost Libya?”