Miércoles, 28 de septiembre de 2011

For the last nine years, I have lived part time in Afghanistan, in a house in the Wazir Akbar Khan neighborhood of Kabul. In the past, when I gave directions to my house, I mentioned the well-known landmark next door: the home of Burhanuddin Rabbani, the head of the High Peace Council and a former president and leader of the mujahedeen. As Afghanistan’s security situation has steadily deteriorated, people have been more and more hesitant to visit me; few of my acquaintances wanted to risk being near the home of the man responsible for trying to negotiate peace with the Taliban.…  Seguir leyendo »

Returning home after 14 months in Afghanistan, I’ve sensed a growing gloom over the American war effort there. Many of the policy wonks, politicos and academics I encounter here seem resigned to failure.

While sipping their Starbucks, a few mutter the word “unwinnable.” They speak in grim sound bites: A gunfight on the United States Embassy’s doorstep. A helicopter shot out of the sky. But before people outside the Beltway accept this hardening conventional wisdom as fact, allow me to offer a different view.

I am an Army Special Forces officer by trade, and spent the past year leading a small team of Dari- and Pashto-speaking Americans whose mission was to embed with Afghan Army units.…  Seguir leyendo »

The Palestinian bid for statehood and traffic congestion weren’t the only things going on in New York last week as the 66th U.N. General Assembly convened. One of the issues privately discussed by foreign ministers at the United Nations was the «responsibility to protect,» or R2P. This concept was central to the U.N. mandate to protect civilians in Libya, which led to NATO’s aerial involvement there. As the dust settles in Tripoli, it has become necessary to refute a powerful myth that has developed among some pundits and politicians. That myth is that R2P bestows «the right to intervene» in Libya.…  Seguir leyendo »

Pocas fórmulas han tenido tanto éxito en el mundo mediático como la formulada por Joseph Ratzinger acerca de la situación que vivimos en nuestro mundo actual. Para el actual Pontífice nuestro mundo está sometido a una filosofía relativista que se identifica con la democracia, ya que para muchos de nuestros contemporáneos sólo el que es capaz de aceptar que no existe una verdad absoluta puede asumir realmente la democracia. Para muchos de nuestros contemporáneos, para que virtudes como la tolerancia puedan arraigar es imprescindible aceptar que nadie tiene el monopolio de la verdad y asumir que todas las opiniones merecen respeto.…  Seguir leyendo »

Cuando media España celebraba y la otra media se alarmaba por las movilizaciones iniciadas el 15-M, un proceso no menos importante se desarrollaba en Chile, protagonizado por estudiantes de todos los niveles en demanda de una educación pública y más igualitaria, en un país cuya escuela, la más onerosa para las familias en la OCDE tras Estados Unidos, nació de la aplicación del neoliberalismo extremo bajo la bota militar. Bien lejos de ambos, Israel, siempre cohesionado por su implacable guerra contra los palestinos, nos sorprendía en julio con la salida de cientos de miles de manifestantes por la justicia social, ante todo contra la carestía de la vivienda y general.…  Seguir leyendo »

El pasado mes de julio tuve la fortuna de visitar una casa muy especial en Managua. Me encontraba en Nicaragua como miembro de una delegación de Amnistía Internacional. Había muchas niñas y algunas mujeres. Recuerdo a una pequeña que bailaba disfrazada de princesa, y a otra ya adolescente que me enseñó las uñas pintadas de color morado fantasía, mientras una tercera me recitaba, orgullosa, un poema sobre la libertad que había escrito en su diario. Todo era alegría y bullicio. Esa era la parte visible.

La invisible es que todas estas mujeres habían sido objeto de abusos sexuales y violaciones a manos de familiares u otras personas que se habían valido de su posición de poder sobre ellas.…  Seguir leyendo »

La Constitución española de 1978 está hoy en riesgo de extinción. O sea, de muerte por incumplimiento, por falta de respeto o por pérdida de su energía vivificadora: el consenso. Si seguimos así la Constitución puede perder su virtualidad básica de regular la convivencia y dar expresión a una voluntad de vivir juntos.

La Constitución nació en clima de consenso muy amplio. Fue esa su principal virtud. El gran acuerdo, a la salida del franquismo, se fraguó en el seno de la generación de la Transición, formada por quienes nacimos -año más, año menos- entre 1930 y 1945. Entre nosotros hubo gentes de ideología muy diversa y antagónica.…  Seguir leyendo »

Cuando regresé a España tras dieciséis años de ausencia, observé que los españoles eran ahora más guapos, más listos, más ricos, más altos. Cutis lustrosos, cuerpos bronceados, ropas de última moda, bolsos y zapatos de marca, perro de raza, coches todoterreno para pasear por la Gran Vía, piso en propiedad con jardín, piscina y pádel, apartamento en la playa, vacaciones de nieve en invierno, París en primavera, Caribe en verano, bodas, bautizos y comuniones de boato, y los últimos artilugios electrónicos, tanto en la casa como en el bolsillo de cada uno de los integrantes de la familia. Y, por supuesto, kárate, esgrima, tenis, equitación, ballet, etcétera para los niños mientras los padres se aplicaban en gimnasios, spas, yoga o pilates a bajar el peso ganado en comilonas de a cien euros/cubierto, pagadas displicentemente con tarjetas oro corporativas.…  Seguir leyendo »

¿Cuál es el futuro del euro, la eurozona y la Unión Europea? ¿Pueden ser salvados? Existe hoy en día en Washington (y, por supuesto, en otras partes) una gran demanda de predicciones económicas. La gente quiere saber qué va a suceder con su país y, también, con sus ahorros. Y esa demanda se produce a pesar que las profecías de muchos economistas –seguramente la mayoría– han fracasado de modo estrepitoso. Salvo en el caso de quienes siempre habían dicho que el desastre estaba a la vuelta de la esquina. Esos, tarde o temprano, acaban por acertar. ¿Por qué ha sido tan grande el error?…  Seguir leyendo »

It went almost unnoticed on a day of brinkmanship and geopolitical pyrotechnics. At the United Nations, Palestinian President Mahmoud Abbas rolled out his demand for full statehood. Israel responded predictably, backed by the United States and others. Diplomats scuttled hurriedly to and fro, seeking compromises and middle ground – anything to do a deal that would keep the matter from coming to a vote in the Security Council or General Assembly.

Meanwhile, famine in the Horn of Africa continues. A new UN mission began to deploy in Libya – the vanguard of the international community’s effort to help a newly liberated and, one hopes, democratizing country emerge from conflict and 42 years of despotic rule.…  Seguir leyendo »

As Libya’s National Transitional Council attempts to establish a functioning government for a newly liberated country, the truth about what went on under Col. Muammar el-Qaddafi’s regime is starting to come to light. Various treasures have been unearthed from Tripoli mansions that were hastily vacated by their owners, and what happened to the tortured, the murdered, and the missing is beginning to be revealed.

So, too, are some of Qaddafi’s dirtiest diplomatic secrets being exposed. On September 2, the Canadian newspaper The Globe and Mail reported on recent negotiations between the embattled Qaddafi regime and Chinese armaments companies with direct ties to China’s government for contracts worth $200 million.…  Seguir leyendo »

La P del título no es un error tipográfico. Se trata de la P de público. Podía poner la E de Española, ya que es en TVE donde se ha producido el escándalo, pero quiero extender la reflexión a todas las televisiones públicas. Lo que ha ocurrido en el consejo de administración de TVE es inaudito.

Que una consejera proponga permitir a los consejeros introducirse en el trabajo de preparación de los informativos, dándoles la posibilidad de alertar o de influir en su contenido, ya parece increíble. Que se discuta la propuesta y sobre todo que se apruebe por una amplia mayoría (cinco a favor, dos en contra con cuatro abstenciones igualmente responsables) entra en el terreno de la extravagancia.…  Seguir leyendo »

La política de infraestructuras de transporte en el Estado español (trenes, autopistas/autovías y aeropuertos) ha tenido por objetivo, históricamente y hasta la actualidad, la utilización de estas infraestructuras para la construcción de un Estado centralista y centrado en Madrid. Por lo tanto, ha quedado en segundo término lo que es más importante en otros países (y que debería haberlo sido aquí), es decir, la utilización de estas infraestructuras como un instrumento para conseguir un sistema de transporte que permita estimular la productividad y el crecimiento económico y, en definitiva, el bienestar de la mayoría de la población. El desarrollo del AVE en España es la última manifestación de esta política.…  Seguir leyendo »