Martes, 25 de octubre de 2011

When South Sudan declared independence in July, the international community breathed a sigh of relief. A difficult six-year process, set forth in the ambitious 2005 peace agreement that ended Sudan’s 22-year-long civil war, was finally over. The world appeared to feel it could stop focusing on Sudan.

But Sudan’s wars have not ended. They have, in fact, multiplied. Five of Sudan’s 16 states are mired in armed conflicts. Since June, new conflicts have erupted in two volatile states — Southern Kordofan and Blue Nile — just north of the South Sudan border, while the three states in the western region of Darfur are still a war zone, although that conflict has dropped from the headlines.…  Seguir leyendo »

¡Vivan las crisis! A menudo, y cada vez con más frecuencia, amigos y colegas en EEUU me preguntan -con cierta tendencia a disfrutar de la Schadenfreude que es normal en una cultura donde todo el mundo se esfuerza en sonreír- si los europeos podemos sobrevivir entre los problemas que nos rodean. Les contesto que cuantas más crisis, mejor.

No se lo digo sólo porque me gusten las provocaciones. Ni quiero insinuar que estemos ya a salvo: el euro podría todavía hundirse y es posible que nuestras economías se desplomen hacia el fondo del abismo. La misma Unión Europea podría saltar en pedazos.…  Seguir leyendo »

Afirmar que, cuando hay conciudadanos secuestrados por alguna organización terrorista, es siempre inmoral que las autoridades de países democráticos se impliquen en la negociación de un rescate por su liberación, supone cuando menos no haber leído a Max Weber. Hablar de moralidad es hacerlo de cuestiones éticas y de lo que se debería o no se debería hacer. También en situaciones tan extraordinariamente complicadas como la que en estos momentos tienen ante sí nuestros gobernantes, al verse obligados a afrontar el probable hecho de que cuatro españoles hayan sido tomados como rehenes por terroristas de orientación yihadista que operan en el Norte y Este de África.…  Seguir leyendo »

El 23 de octubre de 1956, la gigantesca estatua de Iósif Stalin, de ocho metros de altura, que presidía una de las plazas de Budapest, donde el régimen comunista celebraba sus desfiles y conmemoraciones, fue derribada por la multitud, cortada por los pies, con las botas del dictador como único rastro sobre el pedestal. Entre escenas de gran júbilo, un camión transportó la estatua de bronce por las calles de la ciudad hasta dejarla tirada a las puertas del Teatro Nacional.

Era el comienzo de la revolución de 1956, aplastada poco después por las tropas soviéticas, de la que se cumplen ahora 55 años y que los húngaros conmemoran desde la caída del comunismo como fiesta nacional, divididos por su terrible pasado de guerras y tiranías, que algunos utilizan para justificar sus posiciones políticas actuales y como arma de combate ideológico frente a sus oponentes.…  Seguir leyendo »

Quién ha dicho que los fanáticos carecen de sentido del humor? Ayman al Zawahiri, la mano derecha de Bin Laden, ha declarado que la eclosión de una primavera árabe se debe también a Al Qaeda. Al Zawahiri, sin el menor complejo, se declara “padre espiritual” de todo el movimiento, cuando precisamente los líderes de la revolución tunecina y de la egipcia han procurado distanciarse de todo discurso religioso desde un principio.

Los jóvenes, en Túnez y en Egipto, han acabado de forma pacífica con regímenes que parecían eternos. La primavera árabe ha supuesto la derrota de Al Qaeda. Un mensaje que ha sido recibido también por los partidos islamistas.…  Seguir leyendo »

No seré yo quien le discuta a J. J. Armas Marcelo la conveniencia de que la cultura adquiera un papel nuclear en el próximo gobierno que salga de las urnas el 20 de noviembre. Pero de lo que ya no estoy tan seguro es de que ese papel deba concretarse, como sostiene él en su artículo «En el furgón de cola» (ABC, 6-10-2011), en la existencia de un Ministerio de Cultura y sólo de cultura. Ni mucho menos de que la posible supresión del Ministerio por parte de «la derecha que viene (…) en aras de no se sabe bien qué sinrazones presupuestarias» vaya a hacernos «a los españoles un flaco favor».…  Seguir leyendo »

Si visita Londres por estos días notará algo extraño: mientras más se viene abajo la economía británica, con mayor vehemencia insisten los Ministros del gobierno de David Cameron y los economistas conservadores en que los recortes draconianos al gasto públicos son favorables para el crecimiento económico.

Algunos observadores perciben esta postura como un acto de fe (presumiblemente en las virtudes del libre mercado). Otros, como el economista Paul Krugman, lo ven como un acto de mala fe: los conservadores solo quieren reducir el tamaño del estado, sin importar las consecuencias que tenga para el crecimiento.

Pero… ¿hay un argumento serio que justifique recortar el gasto público para estimular una economía?…  Seguir leyendo »

En agosto, la crisis de balanza de pagos europea atravesó la periferia de la eurozona y comenzó a golpear a Italia. Los diferenciales de interés para bonos del gobierno italiano comenzaron a elevarse, la administración del primer ministro Silvio Berlusconi se alarmó lo suficiente como para poner en práctica un programa de austeridad, y el Banco Central Europeo contribuyó con liquidez adicional.

El BCE ordenó a los bancos centrales de todos los países de la eurozona comprar enormes cantidades de bonos del gobierno italiano durante la crisis. Si bien los bancos centrales nacionales no han revelado el volumen que adquirieron, el volumen agregado de todos los bonos del gobierno adquiridos pasó de € 74 mil millones ($ 102 mil millones) el 4 de agosto a € 165 mil millones este mes.…  Seguir leyendo »

Constantemente nos bombardean con información sobre los supuestos riesgos o efectos protectores de algún alimento, suplemento dietario, sustancia química, droga o actividad. En julio, por ejemplo, un artículo de The Annals of Internal Medicineinformaba que la gente que trabaja por lo menos 11 horas por día tiene un 67% más de riesgo de sufrir un ataque al corazón o de morir de una enfermedad cardíaca que quienes trabajan 7-8 horas por día.

Sin embargo, el estudio no puede concluir que trabajar muchas horas cause enfermedades cardíacas. De hecho, uno de los malentendidos más comunes sobre los estudios científicos es la diferencia crítica entre correlación y causalidad.…  Seguir leyendo »

The term “spring” may suggest a gentle awakening, but what is happening in North Africa and the Middle East is a true revolution, fomented by a new, digitally-savvy generation. The Arab upheavals are a by-product of the inexorable process of globalization in the twenty-first century, with almost instantaneous communications and increasing contact with the West transforming social and economic expectations.

Only by fully understanding the demands and grievances of these Arab revolutionaries will the West be able to give the region appropriate support – and this support is critical. The Arab revolts have not been directed against the West – on the contrary, they have been fed by Western democratic principles and values – but they could yet produce a reactionary backlash.…  Seguir leyendo »

El pasado 14 de julio del 2011 estuve en Somalia. Vi docenas de niños en brazos de sus madres, esperando las raciones de alimentos que proporcionan las oenegés. Antes, en febrero, cuando estuve en Adis Abeba, visité la Ethiopian Commodity Exchange, la bolsa etíope de materias primas, un mercado vinculado con el de Chicago y otras bolsas de materias primas, que intenta hacer de Etiopía un mercado global de estos productos. Mientras tanto, la primavera árabe ha hecho desaparecer algunos regímenes arcaicos y autoritarios y ha puesto las miradas y la esperanza en la democracia y la prosperidad.

Esto demuestra que África, como el resto del mundo en desarrollo, no es una realidad única.…  Seguir leyendo »

Los movimientos de protesta que han estallado en todo Occidente, desde Chile hasta Alemania, han permanecido curiosamente indefinidos y no se han analizado. Algunos hablan de ellos como de la mayor movilización mundial desde 1968, cuando los enragésde países muy diferentes se fundieron en torno a preocupaciones similares, pero otros insisten en que no hay nada nuevo.

El experto búlgaro en ciencia política Ivan Krastev, por ejemplo, ha afirmado que lo que en realidad estamos experimentando es un 1968 “a la inversa”. “Entonces los estudiantes en las calles de Europa”, dice, “expresaron su deseo de vivir en un mundo diferente del de sus padres.…  Seguir leyendo »

La universidad pública reúne todas las ramas del pensamiento al servicio de la sociedad. Se trata de una institución abierta y expuesta al debate, plural, independiente y crítica que durante siglos ha acompañado el progreso de la humanidad y los cambios sociales para un mundo más justo, más solidario, con mayor bienestar. La reciente presentación del libro Impactos de las universidades públicas catalanas en la sociedad, elaborado por la Associació Catalana d’Universitats Públiques (ACUP) ha puesto otra vez de manifiesto cómo las universidades catalanas son una de las instituciones más evaluadas interna y externamente

-generalmente con buena nota- y que aportan a la sociedad mucho más de lo que reciben de los presupuestos públicos -1,88 euros por cada euro invertido-.…  Seguir leyendo »

El contraste entre las muertes, con dos días de separación, del Coronel Muamar el Gadafi en Libia y del príncipe heredero de la corona saudita, Sultán bin Abdelaziz, es un contraste entre bufonería terminal y gerontocracia decadente. Es probable que el deceso de ambos lleve a resultados muy diferentes: liberación para los libios y estancamiento para los sauditas.

Pero la muerte de Sultán, a los 86 años, marca el comienzo de un período crítico de incertidumbre para el reino, tanto dentro como fuera del país. Después de todo, el medio hermano de Sultán, el rey Abdalá [Abdullah], de 87 años, sigue hospitalizado en Riad, después de una cirugía mayor que le practicaron el mes pasado.…  Seguir leyendo »

As the Palestinian quest for statehood grinds on at the United Nations, those who really hold the Palestinians’ fate in their hands — the people of Israel — are more pessimistic than ever about the prospects for peace.

According to a survey published in late September, two thirds of Israelis hold no hope of ever achieving peace with the Palestinians. But the poll also revealed a striking contrast: 88 percent say that Israel is a good place to live. Israel may be more isolated diplomatically than at any time since the dark days of the 1970s, but with the Israeli economy booming and with terrorism largely under control, the vast majority of Israelis seem to believe that they can live indefinitely with the status quo.…  Seguir leyendo »

Twenty years ago, soon after the demise of the Soviet Union, Russia’s progress toward freedom and democracy seemed irreversible. As a member of the Council of Europe and the Organization for Security and Cooperation in Europe, Russia committed itself to uphold a number of democratic principles and to safeguard basic freedoms and the rights of its people. The Russian Constitution, adopted in 1993, stipulates that Russia is a federal democratic state committed to the rule of law.

Today none of that appears to be true.

The federal status of Russia was destroyed by Vladimir Putin’s shift to a de facto appointment of regional governors.…  Seguir leyendo »