Sábado, 29 de octubre de 2011

Uno de los eslóganes más coreados por el 15-M asegura que «nuestros sueños no caben en vuestras urnas». Como toda reivindicación utópica, cuenta con el cómodo prestigio de lo imposible, que nos ahorra la pregunta de si, en ocasiones, nuestros sueños son alucinaciones propias o pesadillas para otros. No voy a discutir el hecho de que el abanico de lo que tenemos para elegir es manifiestamente mejorable; trataré de llamar la atención sobre algo que forma parte de nuestra condición política: que nadie, y menos en política, consigue lo que quiere, lo cual es por cierto una de las grandes conquistas de la democracia.…  Seguir leyendo »

La forma en que ETA ha anunciado su cese es muy ambigua, porque lo ha hecho dentro del marco de unas concretas exigencias al Gobierno español (las teatralizadas por la declaración de las personalidades internacionales) y reservándose por el momento tanto su disolución como la entrega de las armas. Todo ello pone en primer plano la cuestión de los terroristas presos y de los procesados todavía no juzgados.

No se discute de flexibilizar la política de alejamiento, ni de adoptar criterios más favorables en la aplicación de los grados y beneficios penitenciarios a los presos actuales que asuman la renuncia. O por lo menos no se trata fundamentalmente de esto.…  Seguir leyendo »

El palacio de Oriente abrió sus puertas un 29 de octubre de 1991 a las delegaciones árabes, israelí, norteamericana y rusa, así como a una desdibujada representación europea en un día otoñal frío y nublado, típicamente madrileño. Todos los asistentes sabíamos que íbamos a ser testigos de una importante página de la historia diplomática internacional. Éramos conscientes de que se cerraba una larga serie de enfrentamientos y desencuentros, y que el primer capítulo de la paz en Oriente Próximo se escribiría en Madrid. Creímos que sería uno de esos momentos estelares de la historia, como diría Stefan Zweig, y así fue también la percepción que tuvieron las opiniones públicas árabes y la israelí.…  Seguir leyendo »

La derecha española que tenía experiencia política se tiró varios años preguntándose cómo era posible que Adolfo Suárez ganara dos elecciones; en el 77 y el 79. Hombres como Areilza o Fraga, o el mismísimo Ferrer Salat y muchísimos más que ahora o están muertos o mienten como bellacos, no daban crédito a aquel fenómeno que hoy se niegan a reconocer. ¿Cuántos años se tirará la izquierda española preguntándose cómo fue posible que un tipo como Zapatero no sólo llegara a ser secretario general del PSOE, sino que ganará también otras dos elecciones? Nada que ver con las vidas paralelas a lo Plutarco, pero sí la singularidad de sus efectos.…  Seguir leyendo »

Según los últimos sondeos, si las elecciones presidenciales francesas se celebraran en este momento, François Hollande sería el vencedor con un 62% de los votos frente a un 38% del actual presidente Nicolas Sarkozy. Sería la revancha de alguien que, hace tres años, aparecía como un perdedor absoluto mientras que nada ni nadie parecía ser capaz de detener la marcha triunfal de Nicolas Sarkozy.

Pero la amplitud del margen de esa hipotética victoria muestra también su irrealidad. Descartado, por tratarse de un caso particular aparte, el duelo del 2002 que enfrentó a Jacques Chirac con Jean-marie Le Pen, la distancia entre los dos finalistas a la presidencia de Francia ha sido siempre relativamente apretada.…  Seguir leyendo »

On l’a dit, déploré et répété, et on n’a pas fini de battre sa coulpe : pas plus les Européens que les Américains n’ont vu venir les révoltes arabes. Ce n’est pas faute d’avoir été présents dans la région, ni même d’avoir observé, comme l’ont montré les télégrammes du département d’Etat révélés par WikiLeaks – nous étions plutôt bien informés des turpitudes de Ben Ali ou d’Hosni Moubarak. Si demain une ville de province nord-coréenne se soulève, les chancelleries occidentales pourront, sans rougir, avouer leur surprise. Mais ni Tunis ni Le Caire, ni même Tripoli, n’étaient des forteresses impénétrables. Le choix de soutenir les autocrates de la région n’était, simplement, pas le bon.…  Seguir leyendo »

Mi querido amigo y director:

Te diré, sin ánimo de presumir, que ya tengo 92 años. De ellos, cincuenta y ocho los he dedicado de manera obstinada en dibujar para ABC. No te digo cuántos dibujos he publicado en ese periódico que tan dignamente diriges, porque no tengo ni idea, pero estoy seguro de que entenderás que son muchísimos. En este tiempo he recibido abundantes satisfacciones profesionales y personales y también alguna lección de humildad, como la de aquel camarero del restaurante que celebraba el que hubiera empezado a publicar mis chistes en ABC, aunque no les encontraba «ningún aliciente». O aquel ilustre colaborador del periódico que elogió mi chiste, comentando sus muchas excelencias y admirable oportunidad, y que efectivamente era un buen chiste que José Luis Dávila había publicado ese día, con su firma, en la «Hoja del Lunes».…  Seguir leyendo »

In the Russian language, Ukraine has two meanings: one, the country of 43 million people that lies on the north coast of the Black Sea, and two, “on the border” or “borderland.” For most of the past 20 years, Kiev’s foreign policy aimed, and largely managed, to fix on Europe’s geopolitical map the first meaning rather than the second. Ukrainian President Viktor Yanukovich is now undoing that.

Ukraine became independent in 1991. In 1994, as Washington contemplated the enlargement of NATO, Boris Tarasyuk, Ukraine’s deputy foreign minister, met Strobe Talbott, the U.S. deputy secretary of state. Tarasyuk noted that NATO’s enlargement to include states such as Poland and Hungary would prompt a negative reaction from Moscow — and also raise a dilemma for Kiev: how could Ukraine avoid becoming a gray zone of insecurity, or a borderland, between an enlarged NATO and Russia?…  Seguir leyendo »

In a very British if widely unnoticed rite, the city managers of York last Feb. 4 unveiled a bust of a Roman emperor to mark the precise anniversary of his death in their town 1,800 years earlier.

Emperor Septimus Severus, a native of North Africa, had for three years vainly tried to subdue elusive Caledonian insurgents north of Hadrian’s wall. Then, in the year 211, he apparently succumbed to pneumonia at age 64, having devoted much of his 18-year reign to stretching his empire. On his deathbed, when shown his cremation urn, he is said to have exclaimed, “You will hold a man that the world could not hold!”

What is historical trivia in Yorkshire has a timely resonance in today’s Libya, his homeland.…  Seguir leyendo »