Sábado, 5 de noviembre de 2011

El pasado agosto el Corriere della Sera habló del asesinato de Albert Camus a manos de la KGB. El diario italiano citaba al eslavista Giovanni Catelli, este citaba una entrada de los diarios del checo Jan Zabrana, y Zabrana, su encuentro con alguien próximo a la inteligencia soviética. Según esa versión, lo que fuera considerado en 1960 un accidente mortal de tráfico había sido, en el fondo, un asesinato político. Camus pagaba de ese modo su condena de la invasión soviética a Hungría y el apoyo ofrecido a Boris Pasternak para el Nobel.

«Escuché algo sumamente extraño de boca de un hombre que sabía muchas cosas y contaba con fuentes bien informadas», anotó Zabrana en su diario.…  Seguir leyendo »

No hay, que yo sepa, estudios sociopolíticos sobre la contribución de la autocrítica a la democracia, acaso por la ausencia del material necesario para el imprescindible trabajo de campo. Pero el sentido común indica que se trata de una herramienta valiosa, por cuanto denota un reconocimiento de los errores, defectos o maldades propias, esencial para subsanarlos, corregirlos o superarlas, así como para que la ciudadanía tenga una percepción más atinada de la realidad.

Ahora bien, ¿sería concebible que ETA hubiera acompañado el anuncio del «cese definitivo de su actividad armada» con un relato autocrítico? Sería una muestra súbita de democracia, tras casi medio siglo de terror, que no resultaría creíble.…  Seguir leyendo »

Cómo explicar que Francia tuviera al inicio de la crisis una tasa de paro del 7,6% y ahora una del 9,7%, mientras que España, en las mismas fechas, pasó del 9,6% al 21,5%? La explicación de esta diferencia trataron de encontrarla Bentolila y Dolado comparando lo que habría ocurrido en España de haber tenido una normativa laboral similar a la francesa en este periodo de crisis inmobiliaria y financiera. Los resultados a los que llegaron son en buena medida muy limitados, puesto que su conclusión es que de haber sido así, nuestra tasa de paro sería unos 2,5 puntos menos de los que en realidad son.…  Seguir leyendo »

España ha pasado en el ranking de competitividad turística internacional del WEF (World Economic Forum) del puesto número 6 en 2009 al número 8 en 2011 en apenas dos años, un puesto perdido por año. En el nuevo escenario en el que Estados Unidos o el Reino Unido, por ejemplo, ya son más competitivos turísticamente que España. El tiempo requerido para poner en marcha un negocio, la calidad del sistema educativo, las emisiones de dióxido de carbono o los efectos del sistema impositivo son algunos de los señalados como nuestros puntos más débiles.

Ningún país es competitivo en todos los sectores; Alemania no lo es en turismo ni Japón en agricultura; Holanda lo es en flores y Francia en moda.…  Seguir leyendo »

Cada fase cultural crea sus géneros literarios propios o recupera del acervo anterior aquellos exponentes de la palabra, de la idea, de la ilusión con los que se puede orientar en la existencia. Porque de orientación se trata en la vida humana y eso es lo que esperan los hombres, bien sea de la palabra y mano amigas, bien sea del correspondiente Lázaro de Tormes, del ángel que acompaña a Tobías o de las ninfas que guían a Ulises en su retorno a Ítaca.

Uno de los rasgos que diferencia la posmodernidad de la modernidad es justamente éste. Aquella gestó «grandes relatos», como clarificaciones totalizadoras de lo real: la historia, la sociedad, la religión, el futuro.…  Seguir leyendo »

Se podría decir que esta es una historia optimista, aunque sólo sea porque acaba bien. El protagonista tiene 87 años, pero se conserva entero; unos ojos claros y una mirada limpia, lo que no es moco de pavo cuando ha pasado por lo que ha pasado; tiene el pelo blanco, tupido en los flancos, como para marcar el territorio de una calva bien aireada. Eduardo Rincón es músico, compositor de eso que ya empieza a desaparecer de nuestra cultura mediática, porque ha ido perdiendo hasta el nombre. Compone música clásica, lo que en puridad resulta una cursilada de expresión, pero es la única forma de entender que no hace rock, ni jazz, ni country, ni sardanas, ni habaneras, ni fondos para los anuncios publicitarios.…  Seguir leyendo »

El capital financiero y sus altos ejecutivos tienen un problema serio: la gente no los quiere. Es más, muchos los odian. Y el clamor se extiende contra los políticos percibidos como marionetas de los bancos a los que protegen con el dinero de los contribuyentes sin que los bancos devuelvan el favor cuando les va bien a ellos y mal al país. Porque, argumentan, el dinero es de sus accionistas. Nadie lo cree porque en las juntas de accionistas está todo bien atado. Con una minoritaria participación de control unos pocos accionistas hacen y deshacen. Añádanse las inversiones cruzadas entre bancos (las llamadas cartas de amor y el sistema se cierra sobre sí mismo, con escasa utilidad social y máxima captación de fondos en beneficio de los banqueros, con bonos exorbitantes para sí mismos aun cuando quiebren sus entidades.…  Seguir leyendo »

En general, las costumbres perseveran mientras son útiles y se abandonan cuando dejan de serlo. Por ello, en rigor, una costumbre siempre es buena (el pan con tomate). Cuando es mala es porque hay un malentendido con su presunto beneficio, ya sea porque en el fondo resulta que no es tal (fumar), ya sea porque el beneficio propio ni siquiera se plantea la posibilidad de un perjuicio ajeno (colarse en el autobús).

Según esta definición, habría que usar otra palabra para nombrar a un hábito que persevera sin utilidad alguna. Llamémosle, digamos, tradición. La costumbre persevera por buena. La tradición solo por tradición, como si el hecho mismo de ser una tradición ya fuera un argumento a favor de la persistencia.…  Seguir leyendo »

El descrédito de los políticos y los partidos es evidente. Es injusto considerar por igual a todos los políticos y más aún afirmar que todos o la mayoría de ellos son corruptos. Pero en política la realidad es sobre todo lo que parece. Y la desconfianza de gran parte de la población es grave para la democracia, porque la ciudadanía se desvincula de las instituciones y estas se vuelven cada vez más vulnerables ante los poderes fácticos.

Para reforzar la democracia es preciso recuperar la dignidad de la política. Y esto no depende solo de las leyes ni de los estatutos de los partidos, sino sobre todo del comportamiento de las personas que la representan.…  Seguir leyendo »

This summer a senior Saudi official told John Hannah, Dick Cheney’s former chief of staff, that from the outset of the upheaval in Syria, the king has believed that regime change would be highly beneficial to Saudi interests: «The king knows that other than the collapse of the Islamic Republic itself, nothing would weaken Iran more than losing Syria.»

This is today’s «great game» – losing Syria. And this is how it is played: set up a hurried transitional council as sole representative of the Syrian people, irrespective of whether it has any real legs inside Syria; feed in armed insurgents from neighbouring states; impose sanctions that will hurt the middle classes; mount a media campaign to denigrate any Syrian efforts at reform; try to instigate divisions within the army and the elite; and ultimately President Assad will fall – so its initiators insist.…  Seguir leyendo »

How should the United States and its allies deal with evil regimes that abuse their own people and threaten world order?

During the cold war, two Soviet Nobel Prize winners disagreed on whether Western governments should treat Moscow as a viable partner in negotiations to control the nuclear arms race.

The author and Gulag survivor Aleksandr Solzhenitsyn, said no, putting human rights first; the nuclear physicist Andrei D. Sakharov said yes, because he believed the stakes for humanity were so high.

Today Washington, Seoul and Tokyo face a similar choice as they confront North Korean leaders seeking to expand their nuclear missile capabilities.…  Seguir leyendo »

All unextraordinary men, the Uruguayan novelist Juan Carlos Onetti once wrote, are “already coming apart” once they’ve turned 40. After that, it’s the beginning of the end. This may be nowhere truer than in politics, where the younger you start, the more likely you’ll turn a premature gray.

In Spain now, the political class is aging and, as Onetti warned, it is a maturity that smacks of senescence.

On Nov. 20, the 36th anniversary of Francisco Franco’s death, Spaniards will choose between a 60-year-old Socialist, Alfredo Pérez Rubalcaba, and a 56-year-old conservative, Mariano Rajoy. By the standards of this fledgling democracy, only 34 years old itself, these men are old, and a sign that that their parties have not aged well.…  Seguir leyendo »

I am going to make a statement of the obvious, being one of the people heavily involved in the events of 9/11: We didn’t actually know what was going to happen next.

We made a very good stab at trying to understand what might happen, but much that is said now is said with the benefit of hindsight. My own views have changed over the last 10 years, especially now that I have the time to reflect and read, which I didn’t necessarily have in my previous job.

Unquestionably 9/11 was a defining moment, and by that I mean that it had a historical before and after.…  Seguir leyendo »