Domingo, 20 de noviembre de 2011

Gaunt, frightened and with nowhere left to go, a captured Saif Gaddafi confronts the new Libyan government with a dilemma: whether or not to ship him off to The Hague.

In reality, the government’s room for manoeuvre may be more limited than it thinks. In March, when security council resolution 1970 referred the situation in Libya to the prosecutor of the international criminal court, it internationalised the judicial response to Saif’s alleged crimes. In May, the prosecutor reported that Saif was associated with the killings of peaceful demonstrators, the recruitment and mobilisation of mercenaries and militias, and the imprisonment and elimination of opponents.…  Seguir leyendo »

Las hilanderas de la fábrica textil del pueblecito de pescadores noruegos cantan a la rutina de su resignación e ineficiencia. La jefa del taller les insta a esmerarse haciendo lo de siempre: «¡Hilad! ¡Hilad! ¡Hilad! ¡Aplicaos, muchachas! ¡Buena rueca, zumba y suena!».

Todas siguen su consigna menos la soñadora Senta, que permanece ensimismada contemplando el retrato de «un hombre pálido» con un barco agitado por la tempestad detrás. «¡Siempre ante el cuadro!», le reprocha la jefa. «¿Quieres pasarte tu joven vida soñando frente a este retrato?». Senta le devuelve la pelota: «¿Por qué me diste noticias suyas, por qué me contaste su historia?».…  Seguir leyendo »

Es posible representar en un escenario la espantosa carnicería de la Primera Guerra Mundial, con sus 20 millones de muertos, sus soldados asfixiados por los gases de mostaza en trincheras llenas de barro, sapos y ratas, y los pueblos, aldeas y familias destruidos por los obuses, incendios y el odio vesánico de los contendientes?

Es perfectamente posible, a condición de contar con el talento artístico y la infraestructura dramática indispensables. La prueba de ello es War Horse (Caballo de guerra), el gran éxito de esta temporada teatral en Nueva York, que presenta cada noche ante auditorios compactos y delirantes el Vivian Beaumont del Lincoln Center Theater.…  Seguir leyendo »

El Foro Iberoamérica se reunió por primera vez en la Ciudad de México a finales del año 2000. Hasta entonces, había conferencias de políticos con políticos, de empresarios con empresarios y de empresarios con políticos. La originalidad del Foro consistió en juntar políticos y empresarios con periodistas, intelectuales, artistas y escritores.

A lo largo de estos 12 años, el Foro ha dado testimonio de cambios sucesivos. Terminó la guerra fría. Había una gran confianza en el futuro de Europa. Estados Unidos gozó de una pasajera hegemonía. Brasil, China, India eran considerados «países del Tercer Mundo».

Hoy, Europa sufre una doble crisis: de instituciones y de porvenir.…  Seguir leyendo »

Primero fue Grecia. Bruselas tomó medidas drásticas, Grecia prometió enmendarse, se produjeron disturbios, se vio que la situación era peor de lo esperado y, finalmente, Alemania exigió que se hiciera una quita en la deuda pública griega.

Para que la quita no supusiera la quiebra del país por insolvente se disfrazó con la fórmula de que los acreedores, tenedores de deuda, la aceptaban «voluntariamente», acallando con ello las protestas del señor Trichet que, recordando sin duda lo que aprendió en una de sus primeras lecciones de economía, imaginaba las consecuencias futuras de semejante medida habida cuenta de que Grecia, solvente o no, era parte de la UE y su moneda el euro.…  Seguir leyendo »

En ese gran taller de Dios que es la Historia, como le gustaba decir a Goethe, los renglones se han vuelto a escribir torcidos. Aquel Mariano Rajoy de 2004, llamado a ser presidente de la mano de Aznar, ha tenido que pasar su particular travesía del desierto para aparecer hoy ante los españoles como un hombre más hecho, más maduro y con la inestimable enseñanza de la derrota. Perder es, probablemente, la pedagogía más útil del ser humano, cuando deriva y se convierte en marca de humildad. Aquel Rajoy que pudo gobernar un país de economía pujante, se enfrentará, con casi toda probabilidad, a uno de los tiempos más duros que nos ha tocado vivir.…  Seguir leyendo »

¿Qué habría que hacer en lo concerniente a la cuestión de Irán? En Estados Unidos (y no sólo aquí) se han publicado estos días varios artículos titulados, por ejemplo, Cinco motivos para atacar y cinco motivos para no atacar. Las voces a favor razonan que Washington ha mantenido durante muchos años que un Irán nuclear es inaceptable a ojos de EE.UU. porque es agresivo, ha amenazado a varios de sus vecinos con atacarles o eliminarles e intentaría instaurar su dominio en Oriente Medio y Asia central; pero, sobre todo, la cuestión principal estriba en que no es un actor racional en la escena internacional.…  Seguir leyendo »

The images streaming from Cairo’s streets last month were not as horrifying as those of the capture and brutal death of Col. Muammar el-Qaddafi, but they were savage all the same. They were a sobering reminder that popular movements in some parts of the world, however euphorically they begin, can take disquieting and ugly turns.

When liberal Muslims joined Coptic Christians as they marched through Cairo’s Maspero area on Oct. 9 to protest the burning of a Coptic church, bands of conservative Muslim hooligans wielding sticks and swords began attacking the protesters. Egyptian security forces who had apparently intervened to break up the violence deliberately rammed their armed vehicles into the Coptic crowd and fired live ammunition indiscriminately.…  Seguir leyendo »