Sábado, 17 de diciembre de 2011

The results of the recent parliamentary elections in Egypt and the harsh scenes of soldiers beating protesters this weekend have fueled a new round of anxiety in the West over the direction of the Arab Spring. Hopes raised to a fever pitch by the events of January and February have suffered a crushing blow. Observing the victory of the Islamist parties last month, liberals’ miserable showing and the military’s determination to maintain an iron grip, some ask whether the end of Egyptian democracy is already in sight. Others are asking whether democracy, “our” Western heritage, is really for “them.”

These are the wrong questions, and the attitude behind them, if encapsulated in policy, will ensure the return of dictatorship or worse.…  Seguir leyendo »

Desde que la revolución tunecina provocó la huida de Ben Ali y sus efectos se extendieron al resto del mundo árabe, fui consciente de que nos encontrábamos ante un hecho histórico, en el que no solo se jugaba el futuro del mundo árabe, sino también el de Europa y, muy especialmente, el de España.

La primavera árabe acaba de empezar, por lo que necesitaremos un tiempo hasta que veamos consolidados regímenes plenamente democráticos. Desconocemos qué tiempo requerirá cada país para que el proceso culmine con éxito, qué vicisitudes y contratiempos quedan por vivirse, cómo se verán afectados otros países con regímenes más tradicionales o cuyo programa reformista no se haya adaptado al nuevo ritmo de cambios y si, en algún caso, se producirá una involución en los procesos ya en marcha.…  Seguir leyendo »

«Alemania tiene obligaciones contraídas en el tiempo de los nazis que se proyectan a lo largo del siglo XXI y quizá del XXII». Los deberes son para con Europa; el origen de los mismos, Auschwitz, y el tiempo de amortización, varias generaciones. El autor de esta contundente afirmación, publicada en el diario económico Handelsblat, es Helmut Schmidt, el excanciller socialdemócrata alemán. La hizo hace un tiempo y sigue repitiendo lo mismo.

Schmidt está preocupado por Alemania. Nadie como él, un experto economista, sabe lo que significa la estabilidad financiera y monetaria, pero él pertenece a una generación que tenía igualmente claro la necesidad de combinar ese supuesto «con las necesidades estratégicas de la integración europea».…  Seguir leyendo »

En la primavera pasada oí una conversación en un pub londinense que me ayudó a comprender lo que está ocurriendo en la actualidad mucho más que las herméticas páginas económicas de los periódicos o los confusos discursos de tantos políticos. Era un pub situado en la City, a dos pasos del Támesis, y la animada conversación tenía como protagonistas a tres jóvenes ejecutivos, de no más de 30 años, que consumían cervezas sentados en taburetes improvisadamente colocados en la acera, sin duda con el ánimo de gozar de la calidez inusual de la tarde.

Como hablaban alto era fácil escuchar lo que decían con un tono desenfadado y alegre.…  Seguir leyendo »

Advocates of strong U.S.-Israel relations have aimed for decades to keep Israel from being a divisive issue in American politics. Yet Israel is one of very few foreign policy issues already rating attention in the 2012 presidential election.

Republican candidates recently staked their claim to the “pro-Israel” mantle in front of the Republican Jewish Coalition Forum. President Obama made his case on Friday to 6,000 Reform Jews gathered in Washington.

Studiously avoiding talk of peace, two states or America’s interest in the diplomatic resolution of the Israeli-Palestinian conflict, most Republican candidates express unqualified support for Israeli government policy and unprecedented backing for Israeli settlement beyond the pre-1967 Green Line.…  Seguir leyendo »

Nine months after an earthquake and tsunami destroyed the Fukushima Daiichi nuclear power plant in Japan and set off the world’s worst radiation crisis since Chernobyl, the Japanese government finally announced on Friday that the plant’s reactors had been stabilized.

But federal regulators have yet to absorb the lessons from this crisis. The owners of the Indian Point nuclear plant in Westchester County, 25 miles north of New York City, are asking the Nuclear Regulatory Commission to extend their operating licenses for 20 years. Gov. Andrew M. Cuomo strongly opposes those renewals.

However unlikely, the possibility of a major meltdown at a plant in the United States can’t be dismissed.…  Seguir leyendo »

EL 23 de julio de 2011, el tren de alta velocidad de Pekín descarrilaba en la estación de Wenzhou, matando a cuarenta pasajeros. El Gobierno trató de ocultar los hechos. Censura inútil: al cabo de una hora, toda China sabía lo que había ocurrido gracias a Weibo. Los Weibo son microblogs en los teléfonos móviles, que comunican entre ellos a cerca de 300 millones de chinos. El Gobierno no dispone de ningún medio para controlar esta comunicación instantánea de textos y fotos.

El Partido, comenta Michael Anti, un famoso microbloguero, ha perdido el control de la información y de las mentes: para el 80 por ciento de los chinos de menos de 40 años, Weibo es su única fuente de información.…  Seguir leyendo »

Se palpa el miedo. La gente busca con ahínco alguna seguridad donde agarrarse. Los periodistas estamos acojonados, reconozcámoslo, porque nuestro oficio corresponde a un período acabado. No sólo a otro siglo, sino algo más evidente, a la artesanía. Por muy mal que escribamos, nuestra esclavitud consiste en trabajar con la palabra, construir frases, en definitiva, artesanía. Hoy, uno puede ser artesano del diamante, de los bolsos de señora, de la cocina imposible, de cualquier cosa que signifique lujo, selección. Pero nosotros operamos con elementos tan evidentes como la realidad, las noticias y un teclado. La pregunta del millón para un gestor se reduce a algo tan brutal como saber cuál es nuestro valor añadido.…  Seguir leyendo »

Angela Merkel casi se salió con la suya. La mayoría de países de la Unión Europea, con Zapatero jaleando su propia renuncia de soberanía, aprobaron un futuro tratado de la Unión que, como declaró Sarkozy, conduce a un gobierno económico de soberanía compartida, de aquellos en que el que parte y reparte se lleva la mejor parte. Inaceptable para el Reino Unido. Su desmarque de la eurozona supone un cambio esencial en la construcción europea. Tampoco está claro para Suecia, Hungría, Chequia y tal vez Finlandia. El nuevo tratado tendrá que esperar, como mínimo, hasta marzo y luego ser ratificado por los estados, lo que podría implicar algún referéndum (Irlanda).…  Seguir leyendo »