Lunes, 26 de diciembre de 2011

Entre otras muchas cosas, Vaclav Havel -escritor, estadista, ciudadano ejemplar, persona valiente y buena, que acabamos de perder hace poco-, nos enseñó hace mucho tiempo que en esta vida teníamos que aprender a «vivir con huecos y fragmentos», no esperar que todo encajara con todo, sino saber que la realidad humana puede ser dura, compleja, cambiante y engañosa. Y aun así pactar con ella, pactar con los propios fracasos, para hacernos más fuertes, más conscientes, para seguir peleando contra toda resignación e injusticia y seguir confiando en la capacidad de las personas y de las instituciones democráticas que han costado históricamente muchos esfuerzos, sudor y lágrimas, de varias generaciones y que, como la tela de Penélope, son siempre perfectibles y sin final previsto.…  Seguir leyendo »

Watching an authoritarian regime disintegrate is like watching an episode of the American television series House, MD. Someone who was enjoying an active lifestyle at the beginning of the series is experiencing multiple organ failure 15 minutes later, with the doctors frantically trying to figure out why, and which vital organ is going to go next.

A friend sent me a link to a programme broadcast on Russian national television recently (the link was to a YouTube clip, since most people I know do not have actual working television sets – the habit of watching TV has quietly died among the educated class here over the last 10 years).…  Seguir leyendo »

Recuerda Walter Benjamin que fueron los cuentos infantiles que le leía su madre los que le descubrieron el misterioso poder del lenguaje, que fueron ellos los que le mostraron por vez primera, nos dice, la manifestación del poder que la narración y el arte tienen sobre el cuerpo. Y, prestando un poco de atención, no resulta difícil adivinar la huella de ese primer impacto a lo largo de sus escritos, a partir del temprano artículo Sobre el lenguaje en general y sobre el lenguaje de los hombres en particular (1916), por ejemplo. Benjamin entiende allí que existen tres niveles en el ser del lenguaje.…  Seguir leyendo »

Hace unas semanas, el nuevo primer ministro italiano, Mario Monti, declaraba lo siguiente para justificar su plan de ajuste: «Después de la época de las locuras, llega la del régimen».

Esta frase es, por varios motivos, tan desafortunada como representativa del pensamiento político y económico que subyace en las medidas que están adoptado los Gobiernos europeos. Hay que preguntarse qué debemos entender por «locuras». Si el plan consiste en reducir el déficit por la vía de los recortes sociales, podemos inferir que lo que constituye una «locura» es la extensión de los derechos y prestaciones sociales, es decir, el gasto social, algo que siempre fue una bandera del modelo de bienestar europeo.…  Seguir leyendo »

¿Por fin ha madurado Google? El cuidado con el que ha manejado la tecnología del reconocimiento facial parece sustentar esa tesis. Compárenlo con Facebook. Cuando el pasado junio la red social de Zuckerberg desveló su tecnología del reconocimiento facial se vio envuelta en una violenta reacción de la privacidad universal. Pero Google ha evitado esa fatalidad: hace pocas semanas hizo pública una tecnología que es capaz de identificar automáticamente a tus amigos en fotos subidas a Google +; y casi nadie se dio cuenta.

Las diferentes reacciones son fáciles de explicar: Facebook posibilitó esa prestación para todos los usuarios sin pedirles su permiso, mientras que Google la dispuso como una herramienta opcional.…  Seguir leyendo »

Estancamiento, esa es la palabra que define la situación de la I+D española al final de la presente legislatura. Así lo demuestra la reciente publicación, por parte del Instituto Nacional de Estadística (INE), de los últimos datos anuales consolidados de inversión española en I+D, los correspondientes a 2010. Las gráficas temporales del INE resultan inequívocas: el crecimiento sostenido de la inversión global en I+D desde 1996, con incrementos que en algunos años llegaron al 15 por ciento, se ha detenido desde 2008. La inversión actual representa el 1,39 por ciento de nuestro Producto Interior Bruto (PIB), lejos de la media de la Unión Europea, que está próxima al 2 por ciento y a años-luz de la de los países que alcanzan el 3 por ciento, como Estados Unidos, o incluso el 4 por ciento, como Finlandia o Suecia.…  Seguir leyendo »

En Washington –y en otras muchas capitales– suele presentarse un balance político a final de año. Ni los logros ni los fracasos empiezan el 1 de enero o terminan el 31 de diciembre. Pero los hábitos permanecen, así que afirmemos lo obvio: el 2011 no ha sido un buen año para Estados Unidos. La única consolación, desde la perspectiva de Washington, se apoya en dos columnas: la primera, que podría haber sido peor; la segunda, que a los rivales y enemigos de EE.UU. tampoco les va muy bien.

A comienzos de año dio la sensación de que la economía se recuperaba de la crisis que empezó en el 2008 y que la reelección de Obama mostraba visos de ser segura.…  Seguir leyendo »

El presidente paquistaní Asif Ali Zardari regresó precipitadamente a Karachi en la mañana del 19 de diciembre, tras una ausencia de 13 días para recibir tratamiento médico en Dubai, donde vivió en tiempos de su exilio. El gobierno no emitió una declaración formal sobre la salud de Zadari, pero sus partidarios revelaron que había sufrido un leve derrame cerebral que lo dejó inconsciente por varios minutos.

El súbito retorno de Zardari alimentó las especulaciones sobre su futuro, pero, más importante aún, sobre el futuro del gobierno civil en Pakistán. Su decisión se produjo tras una reunión de tres horas entre el primer ministro Yusuf Raza Gilani y el general Ashfaq Pervez Kayani, jefe del Ejército paquistaní.…  Seguir leyendo »

Václav Havel, the Czech playwright and dissident turned president, and North Korean despot Kim Jong-il might have lived on different planets, for all their common commitment to human dignity, rights, and democracy. When they died just a day apart this month, the contrast was hard for the global commentariat to resist: Prague’s prince of light against Pyongyang’s prince of darkness.

But it is worth remembering that Manichaean good-versus-evil typecasting, to which former US President George W. Bush and former British Prime Minister Tony Blair were famously prone, and of which we have had something of a resurgence in recent days, carries with it two big risks for international policymakers.…  Seguir leyendo »

On December 17, North Korea announced that its supreme “Dear Leader,” Kim Jong-il, had died in a train carrying him on one of the many inspection tours that he had taken since suffering a stroke in 2008 – evidently part of the regime’s effort to eliminate concerns about his health. The Dear Leader’s death triggered a hereditary transfer of power, with the world’s attention focused not only on Kim Jong-il’s son and chosen successor, Kim Jong-un, but also on who will actually turn out to be the country’s true leader.

Although Kim Jong-il received his reign from his own father, North Korea’s founder, Kim Il-sung, history suggests that a clean transfer from father to son is the exception rather than the rule.…  Seguir leyendo »

The United Nations’ recent 17th Conference of the Parties (COP-17) in Durban, South Africa succeeded in renewing the Kyoto Protocol, which aims to reduce global greenhouse-gas emissions. But the meeting also highlighted the two major problems that plague international environmental negotiations. The first, unscientific skepticism, has an impact on the second, collective-action failure. Ultimately, only legislative bodies have the power to overcome this failure.

Skepticism regarding the need for environmental action arises from the relationship between environmental degradation and per capita income. According to the environmental Kuznets curve (EKC), degradation and pollution increase enormously at the early stages of economic growth.…  Seguir leyendo »

Cela devient une mode de dénoncer les défauts de l’Europe en les imputant à des erreurs des gouvernements passés. Ils n’ont pas achevé le marché unique, leur Banque centrale n’était pas complète, une union économique manque à l’union monétaire, la soi-disant constitution n’était qu’un traité, il aurait fallu un gouvernement de l’économie européenne.

Tout ceci peut s’expliquer. A coup d’insuffisances de la méthode communautaire, d’échecs de la méthode intergouvernementale. On dira même que la méthode fédérale, pour une banque sans Etat, était prématurée. Au delà des langues de bois des uns et des autres, on peut tout démontrer : chacun a sa part de responsabilité.…  Seguir leyendo »