Domingo, 8 de abril de 2012

Cuando Jiménez Losantos tuvo el acierto durante el tardofelipismo de endosar a González el apodo de Tigrekán II de Mongolia muchos lectores creyeron que trataba de asimilarlo al televisivo Sandokán de protuberantes facciones y comportamiento pirata. Sólo una minoría atendió a su explicación de que así era como le llamaban a Fernando VII «los liberales» durante el Trienio Constitucional.

El paralelismo estaba muy bien traído pues no era difícil descubrir en aquel gobernante que alardeaba santurronamente de haber «perdido su libertad» para ganar la nuestra mientras perpetraba fechorías sin cuento en uso y abuso del poder, ciertos rasgos de la doblez, oportunismo e hipocresía que caracterizaron al más denostado de nuestros reyes.…  Seguir leyendo »

En mis anteriores visitas a Venezuela en la década de los sesenta del pasado siglo —invitado primero por la editorial Monte Ávila y, después, como jurado del premio Rómulo Gallegos—, lo que atrajo más mi atención, y no se ha borrado de la memoria, es el trayecto en autovía del aeropuerto de La Guaira a Caracas: una ascendente sucesión de curvas flanqueadas de montañas y lomas en las que jirones de brumas desdibujaban apenas las laderas cubiertas de chozas de una audaz verticalidad compositiva, en precario equilibrio, superpuestas unas sobre otras.

30 años después, comprobé con melancolía la tenaz exactitud del recuerdo.…  Seguir leyendo »

¿Y si el problema de los partidos socialdemócratas no estuviera ni en los objetivos ni en las políticas que persiguen? ¿Y si el problema consistiera más bien en que estos partidos ya no consiguen llevar sus ideas a la práctica cuando acceden al poder?

En el artículo de José María Maravall que abrió esta serie sobre la crisis de la socialdemocracia (“Los deberes actuales”, 27/3/2012), el autor mostraba con datos incontestables que la supuesta crisis “electoral” de los partidos progresistas es un mito, por mucho que en la actualidad un manto azul haya cubierto Europa. Si se analizan los resultados globales a lo largo de décadas, los apoyos electorales a la socialdemocracia apenas han variado.…  Seguir leyendo »

La noche del tres de marzo pasado, cuatro “neonazis” chilenos, encabezados por un matón apodado Pato Core, encontraron tumbado en las cercanías del Parque Borja, de Santiago, a Daniel Zamudio, un joven y activista homosexual de 24 años, que trabajaba como vendedor en una tienda de ropa.

Durante unas seis horas, mientras bebían y bromeaban, se dedicaron a pegar puñetazos y patadas al maricón, a golpearlo con piedras y a marcarle esvásticas en el pecho y la espalda con el gollete de una botella. Al amanecer, Daniel Zamudio fue llevado a un hospital, donde estuvo agonizando durante 25 días al cabo de los cuales falleció por traumatismos múltiples debidos a la feroz golpiza.…  Seguir leyendo »

Mi querido amigo y director:

Te diré, sin ánimo de presumir, que ya tengo 92 años. De ellos, cincuenta y ocho los he dedicado de manera obstinada en dibujar para ABC. No te digo cuántos dibujos he publicado en ese periódico que tan dignamente diriges, porque no tengo ni idea, pero estoy seguro de que entenderás que son muchísimos. En este tiempo he recibido abundantes satisfacciones profesionales y personales y también alguna lección de humildad, como la de aquel camarero del restaurante que celebraba el que hubiera empezado a publicar mis chistes en ABC, aunque no les encontraba «ningún aliciente». O aquel ilustre colaborador del periódico que elogió mi chiste, comentando sus muchas excelencias y admirable oportunidad, y que efectivamente era un buen chiste que José Luis Dávila había publicado ese día, con su firma, en la «Hoja del Lunes».…  Seguir leyendo »

Cada vez que salgo de viaje, preparo mi equipaje la noche anterior y coloco mi pasaporte y billete de avión en mi equipaje de mano. Al día siguiente, antes de salir de casa, compruebo que mis documentos aún están donde los dejé la noche anterior. Si nos detenemos a pensar un momento, mi comportamiento es un tanto sorprendente e irracional, pues recuerdo perfectamente dónde coloqué mis documentos. De hecho, siempre los coloco ahí. ¿Por qué lo compruebo? Tal vez hagan algo parecido en la misma situación. Si es así, no se alarmen. Demuestra que tanto ustedes como yo tenemos una mente reflexiva, una notable habilidad cognitiva que nos permite interrogarnos sobre nuestros pensamientos, revivir el pasado e imaginar el futuro.…  Seguir leyendo »

Según algunas opiniones, el movimiento global de ocupación de lugares públicos nació con ocasión de la primavera árabe, en enero del 2011; según otras, la fecha decisiva fue el 15 de mayo, con ocasión de las primeras manifestaciones importantes de los indignados en España, aunque otras voces se refieren al 17 de septiembre, en que los activistas de Ocupad Wall Street se reunieron en el parque Zuccotti de Nueva York. Al cabo de pocas semanas, les siguieron otros movimientos: las manifestaciones contra Putin en Moscú y las diversas protestas celebradas en Gran Bretaña, Alemania, Israel o incluso la tranquila Suiza, sin olvidar Nigeria y Mongolia.…  Seguir leyendo »

Visiting a Roma settlement north of Sarajevo last week was like going back in time to the war  —   five people crammed into one small room, wood piled in one corner, a stove in another, one worn sofa serving as a bed.

Electricity supplied by a jerryrigged system, a ‘‘window’’ made of plastic sheeting with the U.N. logo and cold water flowing in a communal bathroom. No guns, of course, and no explosions, but a familiar litany of complaints: ‘‘We have no food, no work, no nothing.’’

The war that popularized the term ‘‘ethnic cleansing’’ began 20 years ago  when Serb gunmen fired on peaceful protesters in Sarajevo.…  Seguir leyendo »

Twenty years ago last week, Serbian snipers fired on a crowd of unarmed demonstrators in Sarajevo, launching a brutal siege that brought ethnic violence in the Balkans to menacing new heights.

In the two decades since, attention has understandably focused on the deeds of the architects and perpetrators of the Balkan wars. Confronting the truth about how the violence was planned and orchestrated, many have argued, is an essential step in getting formerly warring factions to reckon honestly with their responsibility for what transpired.

But this point should apply no less to the conduct of those who behaved honorably during the war, daring to cross the lines of ethnic division that too many of their fellow citizens chose not to traverse.…  Seguir leyendo »

It’s election season again, and the main contenders for the Oval Office are knocking themselves out to reassure Americans that their nation remains at the pinnacle of the global pecking order. Mitt Romney recently declared that “this century must be an American century.” Not to be outdone, President Obama insisted in his State of the Union address that “anyone who tells you that America is in decline” doesn’t “know what they’re talking about.”

Mr. Romney and Mr. Obama might overdo it a bit, but they’re actually not far off the mark. Despite two draining wars, sluggish growth and a diffusion of power from the West to China and the “rising rest,” a combination of economic resilience and military superiority will keep the United States at or near the top for decades.…  Seguir leyendo »

La última expresión de la patética rivalidad entre Barcelona y Madrid nos la trae la incruenta lucha por lograr que míster Sheldon Adelson -de profesión, magnate- instale lo que define como «macroproyecto de juego y ocio» en sus aledaños respectivos. Los políticos más conspicuos han perdido el asiento en entrambas capitales por lograr seducir a ese caballero para que albergue su invento de Las Vegas en casa. Ninguna declaración crítica, ninguna toma cautelosa de distancia ante el tal macroproyecto. Al contrario, júbilo contenido ante la posibilidad de que nos lo pongan al lado.

Ese mismo júbilo se expresó cuando se construyó un disneylándico parque de atracciones (así se llamaban estas cosas) cerca de Tarragona, con el nombre de Port Aventura.…  Seguir leyendo »

Almost 250 years after it first appeared, the Encyclopaedia Britannica is ceasing its print edition. This signals the end not just of a venerable print reference, but perhaps the end of the encyclopedia itself — and with it the end of how vast realms of knowledge have been transmitted for generations.

In the course of my career, I have edited dozens of reference books — encyclopedias on environmental history, disability history and social movements, as well as on presidential elections, congressional investigations and great disasters in American history. Last month I published the Encyclopedia of Free Blacks and People of Color in the Americas, a two-volume set that will be one of the last encyclopedias I ever edit.…  Seguir leyendo »