Sábado, 5 de mayo de 2012

Almost four years ago I sat in a back-alley bar with an activist lawyer named Teng Biao discussing the pitiless abuses the Chinese government committed against its people in the run-up to the Beijing Olympics. Teng had been warned not to talk to foreign reporters, and twice over a 45-minute conversation the secret police called his phone. They wanted to know where he was and, more important, what he was wearing. Teng habitually wore a T-shirt emblazoned with the likeness of his jailed friend and client Chen Guangcheng. They wanted to make sure Chen stayed shut in a drawer.

The face of Chen, with his elfin points of hair and aviator shades, is known around the world since his escape from confinement and six-day sojourn in the U.S.…  Seguir leyendo »

En la derivación del caso Palma Arena que tiene al expresidente Jaume Matas como principal imputado han trascendido unas negociaciones entre la fiscalía y dos de los más relevantes encartados en el caso Nóos, Iñaki Urdangarin y su antiguo profesor de Esade Diego Torres. De forma confusa, las partes interesadas las han desmentido. Tanto da el desmentido: es una cuestión que ha estado y estará siempre sobre la mesa, pues es una opción perfectamente legal, de la que acusaciones y defensas hacen uso profuso, hasta en el 50% de los pleitos, según fuentes del Consejo General del Poder Judicial. Julián Muñoz, sin ir más lejos, es buen conocedor del tema.…  Seguir leyendo »

El lenguaje es un virus que ha venido del espacio exterior, proponía William S. Burroughs. En realidad no hay que salir del planeta para encontrar el origen, pero no deja de ser fascinante ver cómo los humanos aprendemos a comunicarnos. Lo vivo estos días a través de mi hijo de 4 años, que está iniciándose en la segunda fase del proceso: leer y escribir. Aquí en el Reino Unido esto se enseña con el sistema llamado Phonics, basado en familiarizarse poco a poco con los grafemas que representan cada uno de los más de 40 fonemas que tiene el inglés. Semejante, por lo que tengo entendido, a cómo se hace en otros lugares.…  Seguir leyendo »

The longer the struggle for power in Syria drags on, the greater the danger for its minorities and, equally ominously, for those in neighboring states. This is the human dimension of the stalemated Syrian violence that is often obscured by overarching geostrategic considerations.

In world capitals, attention is focused on the political and ideological stakes pitting Iran, Syria and their influential Hezbollah ally in Lebanon against a loose coalition of Turkey, Gulf Arab petro-monarchies — notably Qatar and Saudi Arabia — Europe, the United States and, by extension, its Israeli ally.

Played out amid the turmoil unleashed last year by the Arab Spring, the stakes in the battle for Syria are momentous for the United States and for Russia, which backs Syria’s government.…  Seguir leyendo »

Few people understand the predicament of Chen Guangcheng, the blind human rights activist who sought and then gave up American protection in Beijing, as well as I do. No matter what he has decided, whether to stay in China or to leave, he has made both the right choice and the wrong choice. I faced a similarly difficult situation.

In March 1979, I was arrested and spent more than 14 years in solitary confinement for promoting freedom and democracy, and denouncing Deng Xiaoping’s attempts to create a new type of dictatorship in China.

In September 1993, one week before the International Olympic Committee voted on Beijing’s (ultimately unsuccessful) bid for the 2000 Summer Olympics, the Chinese government released me, six months ahead of schedule.…  Seguir leyendo »

When I was younger I was arrested twice, and sentenced twice, because I had been a leader of the 1989 Tiananmen Square democracy protests and a participant in China’s civil rights movement. I was also released twice, giving me two opportunities — once in 1993 and again in 1998 — to make a choice between leaving China or remaining. The first time, I chose to stay. The second time, I chose to leave for America.

I have never regretted making that second choice, and now I want to reach out to Chen Guangcheng in Beijing and tell him he would not be making a mistake by doing the same.…  Seguir leyendo »

Less than a year after South Sudan declared its independence, it appears headed for war once again with its northern neighbor, Sudan. At the same time, marginalized northerners are rebelling against the government of Sudan’s president, Omar Hassan al-Bashir. The international community has called for a cease-fire and peace talks, but the return of violence is not necessarily a bad thing. Soldiers killing one another in war would be far less devastating than thousands of women and children starving to death while waiting for a negotiated peace that will never come.

Mr. Bashir’s government cannot be trusted. It has for years systematically betrayed its agreements — signing dozens of treaties and then violating them.…  Seguir leyendo »

¿Obedece el empeño político en la reducción del déficit público, es decir, del desequilibrio negativo entre los ingresos y los gastos del Estado, a un carácter intrínsecamente nocivo del mismo en la economía?

Repasemos algunas cifras. La UE ha fijado en un 3% el objetivo de déficit para el 2013, en línea con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento adoptado en 1997. En la actualidad solo Suecia y Noruega superan el objetivo, ambas con superávit, a la conclusión del año 2010 (0,2%, Suecia; y 10,6%, Noruega). Según datos oficiales, España cerró el año 2011 con un 8,5% de déficit. En un principio, el Gobierno español, con Mariano Rajoy a la cabeza, reafirmó el compromiso con el mandato europeo de reducirlo al 4,4%.…  Seguir leyendo »

El último libro de Pierre Rosanvallon (La société des égaux, 2.011) analiza el constante aumento de la desigualdad económica y social que se registra en las sociedades occidentales desde 1970. Describe cómo la revolución industrial inició en Europa y Estados Unidos un “ciclo de desigualdad” alrededor de 1830, tendencia que culminó al final del siglo XIX; después, con su cénit en los años que rodean la Segunda Guerra Mundial, se inició otro ciclo, éste de reducción de la desigualdad, que es ya un recuerdo puesto que terminó hace 40 años. Y desde 1970 las sociedades occidentales viven inmersas en un nuevo ciclo de incremento de la desigualdad.…  Seguir leyendo »

Al principio fue leve. Más tarde fue ganando en intensidad hasta que, por fin, alcanzó la categoría de huracán. Batista —Fulgencio Batista y Zaldívar— ha resurgido como hashtag cubano; un trending topic que ha apuntalado su presencia de ultratumba, probablemente con la mayor fuerza del último medio siglo. Con motivo del 60 aniversario de su golpe de Estado, y a través de entrevistas, artículos, ensayos e hipótesis, varios intelectuales cubanos han resucitado al general que interrumpió, en 1952, el último gobierno votado en la isla bajo un sistema pluripartidista. Una figura de entre-revoluciones, a quien la de 1930 se lo dio todo y la de 1959 despojó de todo.…  Seguir leyendo »

Supongamos, aunque sea mucho suponer, que las naciones son democráticas o que, al menos, sabemos cómo se crean y desarrollan instituciones democráticas en el marco del Estado nacional. ¿Qué pasa entonces cuando hablamos de instituciones más allá de las naciones, como la Unión Europea o de las instituciones propiamente internacionales? En esos ámbitos, ¿es posible y deseable que las decisiones se tomen democráticamente o estamos obligados a rendirnos a la imposibilidad de semejante tarea?

Tenemos aquí un problema, tal vez el más grave al que se enfrenta actualmente la organización política de la humanidad. La globalización está despolitizada, discurre sin dirección o con una dirección no democrática, impulsada por procesos ingobernables o con autoridades no justificadas.…  Seguir leyendo »

A mí me gustaría que mañana ganara François Hollande. Por muchas razones. La primera y principal porque sería una manera de frenar esa derecha arrogante, presuntamente técnica, con experiencia bancaria, es decir, que ha robado a la ciudadanía con la complicidad del Estado, impunemente. Probablemente los tiempos sean muy crueles con nuestra incapacidad para el análisis, pero quizá pronto alguien demuestre que en el fondo la diferencia más notable entre Angela Merkel y Silvio Berlusconi se limita a inclinaciones sexuales, no a la ideología. Ambos creen en los mismos dioses. Una es tímida y el otro exhibicionista.

Sólo una cosa me retrae de la victoria de Hollande: pensar en nuestros compañeros y compañeras, sacando pecho, como si se les apareciera el “primo de Zumosol”.…  Seguir leyendo »

Pero no estaba muerto y enterrado el 15-M? ¿No había degenerado en violencia callejera de la que ya se encarga la policía? ¿No se habían convertido los más sensatos en asociación legal Democracia Real Ya! debidamente registrada en el Ministerio del Interior? ¿Qué queda de ese movimiento espontáneo, multitudinario y creativo que contó durante meses con el apoyo moral de tres cuartas partes de los ciudadanos?.

Pronto lo sabremos. En las redes sociales circula ya el llamamiento para una manifestación local y global el 12 de mayo, junto con miles de personas alrededor del mundo, con el lema “Unidos por un cambio global”, reactivando la protesta que movilizó a millones en 951 ciudades y 82 países el 15 de octubre.…  Seguir leyendo »

Uu panorama negruzco, atormentado y arrogante lo constituyen las exigencias del ahorro indiscriminado y masivo, impuesto por nuestros amos, la señora Angela Mer-kel y el señor Nicolas Sarkozy. Amenazan no solo la ciencia y el desarrollo, sino que también nos está convirtiendo paulatinamente en ciudadanos desesperados, en un foco de paro y en una sociedad que se enfrenta a una recesión cada vez más seria y amenazante, porque si la angustia de los mercados es grave, más dramática resulta su incidencia en el conocimiento y en la formación.

La ciencia, entre otros muchos sufridores de este descontrol administrativo, es un contrato social porque la sociedad piensa y pide grandes descubrimientos para el beneficio de la Humanidad.…  Seguir leyendo »