Sábado, 25 de agosto de 2012

President Omar al-Bashir’s 23-year rule in Sudan has known almost ceaseless civil war, the recent secession of South Sudan and an indictment for genocide by the International Criminal Court against Bashir himself. Currently, his government is under attack by various rebel armies with an estimated combined strength of 60,000, as well as protests sparked by the withdrawal of gas subsidies, massive budget deficits, failed harvests and steep increases in food prices. Bashir’s days may be numbered.

Yet his removal would not end the conflict; it could even trigger a new civil war. The groups challenging Bashir are united by their common hatred of him and his party rather than by a shared vision for Sudan’s future.…  Seguir leyendo »

Parece ser que la dirección del viento está cambiando. “Si arrepentimiento es pesar de haber hecho algo, entre las decenas y decenas de antiguos militantes de ETA que tuve ocasión de entrevistar a fondo durante años no conocí ninguno que se mostrase arrepentido de haberlo sido”, escribe Fernando Reinares (EL PAÍS, 13 de junio). “Antes que preocuparnos por la reinserción de asesinos que no se arrepienten, deberíamos pedirles que cuenten lo que saben”, añade Reverte (EL PAÍS, 25 de junio)

La verdad es que se agradece el aire fresco, porque los miasmas del confesionario eran ya irrespirables: “Patxi pide perdón, aunque no se arrepiente”; “Aitor se arrepiente, pero piensa que en el fondo tenía razón”; “Gorka no pide perdón ni se arrepiente, aunque considera la posibilidad de sentir un ligero dolor de los pecados”… ¿De verdad tiene sentido comunicarnos cada día el parte meteorológico sobre las almas, almitas y almejas de los terroristas encarcelados?…  Seguir leyendo »

El ecólogo americano S.J. Pyne afirmó que con el fuego el hombre primitivo comenzó a “cocinar” el planeta. La actual plaga de incendios estivales nos recuerda esta práctica atávica, propia de sociedades que necesitaban espacios abiertos para cultivos o eriales a pastos. La pérdida de las selvas prehispánicas supuso la extinción de especies, como los endemismos tinerfeños de Quercus y Carpinus, conocidos por el hallazgo de su polen en sedimentos previos a la conquista castellana. El registro fotográfico del paisaje de antaño es abundante y también el literario. Para Víctor de la Serna, la España de 1940 mostraba sin cesar “nombres que flotaban como fantasmas en nuestra Geografía.…  Seguir leyendo »

Desde las revoluciones de 2011, algo está cambiando entre Estados Unidos, Europa y los países árabes musulmanes. Hasta esa fecha el paradigma de la política exterior occidental, asumidas todas las diferencias, se resumía en la defensa, a cualquier precio, de la estabilidad interna en los países árabes, del control de las fronteras occidentales frente a los flujos migratorios y, por fin, de la lucha en contra del integrismo religioso. Los países europeos apoyaban a regímenes dirigidos por dictadores supuestamente laicos (Mubarak, El Asad, Ben Ali, Gadafi), mientras que Estados Unidos y Gran Bretaña, aunque sostenían a los mismos dirigentes (con matices tratándose de Gadafi y El Asad), ponían hincapié sobre la diferencia entre el islamismo conservador, que merecía el apoyo, y el integrismo, enemigo irreductible.…  Seguir leyendo »

La aparición de Assange en el balcón de la Embajada de Ecuador en Londres para pregonar al mundo las bondades de su cruzada contra la libertad de prensa y la perfidia de Estados Unidos, y por ende de Gran Bretaña y Suecia, para sofocarla no tiene desperdicio. Propaganda en estado puro y torticero.

Sean cuales sean las intenciones de Estados Unidos hacia el filtrador de miles de telegramas secretos, el hecho es que Assange escamotea la verdad ocultando las causas de su odisea. En su sermón desde el inapropiado púlpito diplomático ecuatoriano no mencionó, ni de pasada, la razón por la que Londres ha prometido extraditarlo a Suecia.…  Seguir leyendo »

Escribe Hölderlin, acaso el mejor de todos los poetas: «mas, como la primavera, vaga el genio de país en país». El maestro Antonio Truyol sitúa esta frase en su lengua original (Doch wie der Frühling wandelt der Genius Von Land zuLand) en el frontispicio de su ya clásica Historia de la Filosofía del Derecho y del Estado. Vamos con el primer ejemplo. He aquí la opinión de un griego (y no era uno cualquiera, sino El Filósofo) sobre ciertas gentes de lugares remotos: los helenos son nobles en todas partes; los bárbaros, en cambio, son esclavos por naturaleza (Aristóteles, Política, I, 6).…  Seguir leyendo »

Escribe Alain Minc –en su libro Una historia política de los intelectuales (Duomo)– estas palabras: “He regalado desde hace décadas un solo libro a las personas que aprecio: La extraña derrota. ¡Sin duda soy uno de sus más activos propagadores! He aquí un libro escrito durante el verano de 1940, prototipo de la historia en caliente, escondido, exhumado en 1946 y que constituye, más allá del análisis de la derrota, una reflexión nunca igualada sobre la depresión nerviosa de un país y la quiebra de sus élites”. Este libro fue, por así decirlo, el testamento de Marc Bloch, judío de raza y patriota francés por libre elección, historiador eminente, fundador con Lucien Febvre de los Annales d’Histoire Économique et Sociale, que –por su edad– se enroló voluntariamente en el ejército, combatió como capitán, entró en la Resistencia tras la derrota, luchó heroicamente –a diferencia de otros que luego gozaron de los laureles de la victoria– y fue fusilado en 1944.…  Seguir leyendo »